18 enero 2010

"Avatar" y los novatos

Hay una norma no escrita en los Globos de Oro que lleva a que, todos los años, se vuelquen con algunas de las series nuevas de esa temporada. A veces sólo se llevan unas cuantas nominaciones y, otras, incluso ganan algún premio. En la 67ª edición de los Globos, las novedades, las rookies de la parrilla, han sido las que más galardones han recibido y, en otros, los ganadores han sido profesionales que llevaban ya varios años siendo nominados y, después, volviendo a su casa de vacío. Ha sido en los apartados de televisión donde los premios se han salido un poco del guión, más que en los de cine, en los que se han cumplido las previsiones de que "Avatar" haga buenas sus críticas y su mareante taquilla para alzarse con los Globos a mejor drama y mejor director, y esté ya preparada para repetir la jugada de "Titanic" en los Oscars en 1998.

Que Sandra Bullock ganara como mejor actriz de drama por "The blind side" ha sido una sorpresa relativa, ya que la prensa lleva varias semanas hablando de una posible nominación al Oscar para ella, con una historia real de superación personal tan querida por los premios (y que, por cierto, es más común entre algunos estudiantes de instituto de lo que parece), pero no lo ha sido la victoria de Jeff Bridges por "Crazy heart", al que se da ya como favorito principal en marzo. También estaba cantadísimo que Christoph Waltz ganaría a mejor secundario por "Malditos bastardos" (otro gran favorito para los Oscars), y aunque no estaba muy claro si lo conseguiría, por las diversas polémicas sobre si iba a hacer promoción o no, finalmente Mo'Nique se llevó el premio de mejor secundaria por "Precious".

Si lo de "Avatar" se veía venir, igual que lo de Meryl Streep ("Julie & Julia") y Robert Downey Jr. ("Sherlock Holmes") como mejores actores de comedia, lo de "Resacón en Las Vegas" como mejor comedia no estaba en el guión, más estando ahí "Nine" (cuyas críticas tibias han dañado sus opciones). "Up in the air" se conformó con el premio a mejor guión y "Up" hizo doblete como mejor película de animación y mejor banda sonora (obra de Michael Giacchino). Hasta el Globo de película extranjera se plegó a las previsiones, ganando "La cinta blanca". Del mismo modo, la victoria de "Mad Men" como serie dramática tampoco sorprendió, pero hubo otras cosas en las categorías de televisión que resultaron interesantes.

Por ejemplo, el espaldarazo al estreno de la temporada que siempre dan los Globos se lo llevó "Glee", mejor comedia (y con Ryan Murphy agradeciendo a Barbra Streisand) , que desbancó a la que podría parecer favorita a priori, "30 Rock" (Tina Fey, sin embargo, ya dijo en la alfombra roja que ellos ya habían tenido mucha suerte y que ahora era el momento de que otros la disfrutaran). Otro estreno que fue reconocido fue "The good wife", por el que Julianna Margulies se llevó un premio a actriz dramática se le escapaba desde sus tiempos de "Urgencias" (que recibió el saludo de George Clooney en su camino al escenario y agradeció a la CBS que creyera en los dramas de las 10), y Toni Collette hizo valer su Emmy por "United States of Tara" para repetir victoria como actriz de comedia.

"Dexter" ya no es un estreno, pero sí era de las que nunca lograba que sus múltiples nominaciones acabaran en un premio. Hasta este año. John Lithgow como mejor secundario y, sobre todo, Michael C. Hall como actor dramático rompieron esa mala racha. Hall, además, lucía las secuelas del tratamiento para el cáncer linfático que anunció recientemente que sufría, y bromeó diciendo que así había podido añadir accesorios al esmoquin (un gorro negro). Alec Baldwin añadió otro Globo a su colección de premios por "30 Rock", mientras Chloe Sevigny se estrenaba como mejor secundaria por "Big Love".

¿Y qué dejó la gala para el cotilleo, los trapitos y las curiosidades? Parece que Ricky Gervais no se cortó un pelo en su monólogo y, de remate, a la NBC le cayeron palos por todas partes por su experimento fallido de "The Jay Leno Show". Como ayer llovía en Los Ángeles, el accesorio favorito de las estrellas fueron paraguas tipo familiar (pero familar a lo "Big Love"), y casi todas lucían un lazo rojo con ribetes blancos como recuerdo a las víctimas del terremoto de Haití. Hubo parejas realmente curiosas para presentar algunos premios, caso de Jim Parsons y Lauren Graham (ese rosa no le habría gustado a Lorelai), Matthew Fox y Sofía Vergara (compañeros de cadena), Christina Aguilera y Cher (que iba vestida de Cher, no hay otro modo de describirlo), Chace Crawford y Kristen Bell (o la voz en off de "Gossip Girl" se encuentra con uno de sus protagonistas) o Kiefer Sutherland y Olivia Williams (personificando la parrilla de Fox del lunes por la noche). Como notas curiosas, la extraña , de extremo a extremo, pareja que hacían Mo'Nique y Nicole Kidman, el cachondeo que se traían Jennifer Aniston y Gerard Butler, Bradley Cooper en plan "terror de las nenas" y bronceado a más no poder, la barba de mosquetero de Jeff Bridges (y la de ermitaño de William Hurt), y ya os digo que casi es más divertido ver quién llevaba el paraguas más grande, o en colores más simpáticos.
Publicar un comentario