29 enero 2010

Centenarias

Llegar a los 100 episodios es un asunto muy serio. En un panorama en el que muchas series abandonan las parrillas antes incluso de haber alcanzado un cuarto de todos esos capítulos, no es raro que se quiera celebrar un número tan redondo de algún modo especial, y en esta misma temporada hemos visto varios ejemplos de ello, y aún veremos alguno más. "Cómo conocí a vuestra madre" se apuntó a un número musical, "Bones" va a contar el primer caso en el que trabajaron Brennan y Booth, y parece que "Sobrenatural" va a centrarse en una parte importante de la mitología de esta quinta temporada, relacionada con Dean. Es habitual que haya invitados especiales u ocurra algo realmente gordo (en "Friends", Phoebe da a luz a sus trillizos, y en "Mujeres desesperadas" contaron cómo empezaron todas a vivir en Wisteria Lane), aunque también hay algunas series, como "Perdidos", que deciden no darle demasiada importancia y el capítulo continúa los derroteros más o normales de la temporada en curso.

Emitir el capítulo número 100 significa, además, que andas ya por la 5ª ó 6ª temporada, lo que quiere decir que has alcanzado cierta posición en la programación de la cadena, que tienes el apoyo de una audiencia fiel y, lo más importante, que es casi seguro que has sido sindicado, lo que garantiza prácticamente la "vida eterna" en la televisión yanqui. Semejante posición te permite hacer como en "Seinfeld", cuyo centenario se marcó con un episodio recopilatorio de greatest hits de una hora. Y, por supuesto, no puede faltar la pequeña fiesta en el plató, con la tarta de rigor o, si prefieres algo diferente, puedes dedicarte a realizar una pequeña acción benéfica siguiendo el ejemplo de "House", por ejemplo. Porque no todo el mundo puede hacer que un montón de marionetas se encarguen del programa por tí, como se le ocurrió a Craig Ferguson para celebrar su programa número 1.000.

Publicar un comentario en la entrada