15 enero 2010

Coco, Big Jaw y las mascotas de Craig

Evidentemente, lo más divertido ahora mismo en la tele yanqui es ver las diversas puñaladas, indirectas, chistes incómodos y ataques en toda regla que se están lanzando entre sí todos los presentadores de late night estadounidense a cuenta del lío de la NBC con Jay Leno y Conan O'Brien. La situación se desató del todo a partir del martes, cuando O'Brien (o Coco) publicó una carta diciendo que no estaba de acuerdo con tener que mudarse a las 12:05 de la noche. A partir de ahí, fue como si se levantara la veda.

David Letterman, que se fue de la NBC a la CBS en los 90 cuando perdió ante Leno la posibilidad de sustituir a Johnny Carson al frente de "The Tonight Show", es el que ha estado lanzándose más a la yugular, sobre todo de los ejecutivos de la cadena (y es el que ha bautizado a Jay como "Big Jaw"). Aunque eso fue hasta que Jimmy Kimmel se lanzó de cabeza a la piscina haciendo primero todo un programa disfrazado de Jay Leno y, después, metiéndose con él un día después, cuando fue de invitado a "The Jay Leno Show". El resultado de todo esto (en el que Jimmy Fallon, de momento, es más un convidado de piedra que otra cosa) es que los late shows están dejando momentos de comedia como O'Brien "sopesando" sus opciones de futuro, un futuro en el que parece que la semana que viene será la última en la que estará al frente de "The Tonight Show".

Craig Ferguson, por supuesto, no se ha quedado fuera de este combate de monólogos (he aquí una muestra de lo que ha estado diciendo desde su programa en la CBS, que se emite después de Letterman), pero no quería traerlo a colación por eso, no. Ayer, en Twitter se desató un frenesí de enlaces de entrevistas de Lauren Graham, primero con Ellen DeGeneres y luego con el propio Ferguson, y acabamos llegando a un momento que sólo se le podía ocurrir a él: el show de las marionetas de Craig y Lauren, interpretando a un caimán sureño y una gatita inglesa. Entre las risas que se les escapan a ella y las tonterías de él, es muy divertido. Ésta es la segunda parte. Lo que daría por verlos por debajo de la cámara.

Publicar un comentario