16 febrero 2010

Cinco "robaseries" con gancho

Reconozco que, por seguir viendo a Chi McBride poner esas caras, soy capaz de tragarme toda la primera temporada de "Human target" (que no pasa de entretenidilla), y porque sigo echando de menos "Pushing daisies" y aquel dúo genial de Emerson y Olive. Es una razón peregrina para ver una serie, cierto, pero es igualmente válida que una trama con gancho o grandes chistes, y es una por la que yo suelo guiarme más a menudo de lo que creo. Un buen personaje (y un buen actor) justifican para mí ver algo que, a lo mejor, de otro modo ni tendría en mi lista de pendientes. Aprovechando además esta entrada en ¡Vaya Tele! (fin del autospam), esto que sigue son cinco personajes que se adueñan de la serie y se convierten en una importante razón para verla (intentaré no incluir los típicos, como Barney en "Cómo conocí a vuestra madre", y sólo serán de series en emisión). ¿Tenéis vuestra lista particular?


Kalinda ("The good wife")
: Casi no sabemos nada de ella, más que es la Ivanova particular de Stern, Lockhart & Gardner; cínica, atenta a todo y muy eficiente. El misterio que acompaña muchas facetas de su vida ayuda mucho a que sea un personaje muy interesante, pero sus caras de póker, sus borderías y su capacidad para salir siempre con alguna frase ingeniosa no se deben olvidar.



Walter ("Fringe"): Nuestro científico loco favorito, que cada vez ocupa más el centro de las tramas de la serie. Tiene tantas caras diferentes, que resulta siempre curioso por lo menos, y aunque la de genio arrogante la hemos visto poco, ésa da bastante mal rollo. Su lado vulnerable, expuesto por los años de internamiento en el psiquiátrico, hacen que simpaticemos con él cuando se descubren sus experimentos en Olivia, incluso aunque entonces no tuviera corazón. Y ese lado de Celestina entre Peter y Olivia es adorable.



Cameron ("Modern family"):La competencia con Manny por ser el mejor personaje de la serie es dura, pero el enorme (en todos los sentidos) novio de Mitchell aún es mi preferido. Su vena de "reina del drama", su necesidad de ayudar siempre a todo el mundo, su pasado como el payaso Fizbo, sus sentencias ("Meryl Streep podría ser Batman y seguiría siendo la mejor opción"), sus caras ante los traumas de Mitchell... Lo de Cameron no tiene precio.



Sue Sylvester ("Glee"): Aquí tengo el dilema de no incluir a Kurt pero, ¿cómo dejar fuera a esa máquina de borderías, esa villana tan divertida y tan necesaria en una serie como ésta?: los chándals retro de Adidas, sus "tácticas motivacionales" con las animadoras, sus maquinaciones para cargarse el coro y destruir a Will Schuester, esas caras de "te estoy perdonando la vida" y, por supuesto, las mayores salvajadas que pueden escucharse en la tele en abierto estadounidense ahora mismo (podrían ser peores, sí. No retéis a Sue). Estoy deseando oírla cantar (Jane Lynch canta muy bien, por cierto).


Richard Castle ("Castle"): Llamar "robaseries" al protagonista de una es un poco paradójico, pero si no es por él, ¿de qué iba a estar yo viendo esta serie, aunque a todas las de policías tenga que darle un pase? Su entusiasmo casi infantil al enfrentarse a los casos, su gusto por las buenas historias (rocambolescas, sí, pero que molen) y su relación con su madre y su hija me divierten todavía mucho, y tampoco hace daño que vaya tirando de encanto personal para salirse con la suya. ¿Beckett? ¿Quién es Beckett?
Publicar un comentario