08 febrero 2010

El brillo de la supernova

Con la excusa del final de temporada de "Héroes" (que casi seguro acabará siendo el de la serie, que además Tim Kring parece apuntarse a la moda de las realidades alternativas con "III") y la cancelación de "Ugly Betty" en cuanto acabe su cuarta temporada, Alan Sepinwall ha hecho hoy un recopilatorio muy útil de lo que podríamos llamar "series supernova": aquéllas que se estrenan con un brillo muy luminoso que supera el de toda la competencia (incluyendo premios, nominaciones y portadas de medios serios), pero que se apaga de repente al cabo de poco tiempo. Queman todos sus cartuchos con demasiada rapidez y pierden el favor del público, y de los críticos, con la misma celeridad. Son, también, el mejor escarmiento en cabeza ajena de "Glee", que tiene que tener mucho cuidado de no seguir su mismo destino (la pobre "FlashForward" ni siquiera ha podido alcanzar la categoría de supernova).

Entre las series que Sepinwall figura "Twin Peaks", con una primera temporada de ocho capítulos que revolucionó por completo la televisión estadounidense (y una segunda en la que la caída desde la cima fue mayúscula, aunque ayudó a cimentar su estatus de título de culto); "Ally Mc Beal", que tuvo dos temporadas en las que su personaje principal llegó a aparecer en la portada de "Time" con el titular "¿Ha muerto el feminismo? (hasta ese punto llegó su fama); el trío de series adolescentes "Dawson crece", "Felicity" y "The OC" y hasta "Luz de luna" y "Corrupción de Miami", que vivieron una lenta decadencia de sus momentos iniciales de gloria, eso sí (los rumores de porqué David y Maddie tardaron tanto en liarse apuntan a que Bruce Willis y Cybill Shepherd se llevaban a matar. Debían ser la pareja con más química peor avenida desde Warren Beatty y Faye Dunaway en "Bonnie & Clyde").

"Prison Break" también podría entrar en la lista, porque vivió una primera temporada rutilante que enganchó a muchísima gente, convirtiéndose en la serie de la que todo el mundo hablaba en el otoño de 2005, pero el cambio de escenario en su segunda temporada derrumbó el castillo de naipes con apenas un soplido. Hasta en España tenemos ejemplo de esto, porque no me diréis que la primera temporada de "Motivos personales" no fue un exitazo. Hasta que los psicotrópicos de la sala de guionistas empezaron a surtir mucho efecto. Muchas series que debutan arrasando se asoman siempre al precipicio y corren el riesgo de quedarse sin aliento antes del final del maratón. Algunas no están pensadas para durar tanto y se quedan sin ideas. Otras fueron aupadas por la novedad, por un concepto original que, en ese momento, no se había visto en televisión, y dejan de interesar en cuanto se pierde esa novedad, y sus responsables no saben continuar bien sus tramas.

Las supernovas dejan tras de sí los llamados remanentes, nebulosas formadas por la acción de la onda expansiva de la explosión en sus alrededores, y que sí permanecen más tiempo, como restos fósiles de lo que una vez fue una estrella. ¿Podrán algunas de estas series aspirar a tanto?

9 comentarios:

AgenTV dijo...

La verdad es que la caída de 'Ugly Betty' ha sido una pena, acabando en los viernes olvidada de estas maneras... Es cierto que la cosa decayó en la 3ª temporada, pero me sigue gustando.

'Motivos Personales' se volvió loquísima en cuanto a tramas a partir de la 2ª temporada (o antes), pero las audiencias la acompañaron hasta el final...

Flasforward quizás fue un poco Supernova en el piloto, pero ya está.

Otra que podríamos poner como Supernova reciente fue el nuevo 'Coche fantástico'. La tv movie fue un exitazo, y parecía que la serie lo sería también, peeeeeero... se la pegó.

satrian dijo...

Lo bueno si breve dos veces bueno, es malísimo estirar el chicle cuando ha perdido su sabor, lo mucho cansa, que la sabiduría popular ya lo dice, para mí lo mejor son series con un número de temporadas corto, tres o cuatro, y con una trama pensada, pero eso es impensable, así que a conformarse tocan, explotemos la gallina de los huevos de oro hasta que se quede esteril.

MacGuffin dijo...

El remake de El coche fantástico ni siquiera fue tal éxito con la película inicial, por mucho que la NBC lo presentara así.

OsKar108 dijo...

Creo que Heroes y Prison Break son los 2 mejores ejemplos recientes.
Ojalá la mayoría estuviesen más o menos bien planificadas para poder durar entre 3 y 5 temporadas máximo, creo que sería lo suyo, salvo que tengas tan claro lo que quieres contar y que necesitas algo más de tiempo, pero lo veo difícil. Además que muchas series saben que tema quieren tratar en un principio, pero luego ya no saben ni que quieren contar, pero si no las cancelan, parece que no quieren "irse".

¡Saludos!

freddyvoorhees dijo...

Y la cosa es que "Motivos Personales" iba a haber tenido una tercera temporada (pensada estaba), no quiero ni imaginar en lo que hubiese acabado...

Y a mi me parece un poco injusto lo poco valorada que está la segunda de Prison Break. Yo la veo prácticamente al nivel de la primera. Luego la tercera fue un despropósito y la cuarta una versión cutre salchichera de El equipo A que entretenía de lo absurdo que ra xD

Alejandro A dijo...

que tema más interesante, una pena de Heroes que lo más probable es que no renueve pero que su primera temporada es brillante, también temo mucho por Glee que le pueda suceder lo mismo, espero demasiado que no decaiga de esa manera

Adri dijo...

Interesante artículo de Spinwall y reflexión tuya. Si lo de Héroes ha sido una supernova... ¿Qué ha sido FlashForward? Su brillo duró sólo un episodio :P Qué simil astronómico le pondrías? xD (tu que sabes ;)

MacGuffin dijo...

Uff, FlashForward ni llega a un estallido de rayos gamma (muy brillantes y todavía más cortos) :)

Crítico en Serie dijo...

La siguiente pareja con gran química en la pantalla y odio en la vida real podría ser la de Bill Murray y Scarlett Johansson. Ni tan siquiera se hablaban durante el rodaje (o eso cuentan). En cambio... hacen creíble ese romance platónico entre un cincuentón y una recién licenciada en filosofía. ¡Grandes!