28 febrero 2010

El cuento de Eros y Psique

Según la mitología griega, Psique era una hermosa princesa de la que Afrodita sentía gran envidia. Para liquidarla (así se las gastaban los dioses del Olimpo), mandó a Eros que la matara con una flecha oxidada, pero él se enamoró de ella y, sin que Psique supiera quién era, se la llevó a su palacio. Para mantener su relación en secreto, Eros la visitaba siempre de noche, en la oscuridad, y le hizo prometer que nunca intentaría saber quién ni cómo era. Pero Psique echaba de menos a sus hermanas, y Eros la dejó salir para visitarlas. Las hermanas, en el mejor estilo de las malas malísimas de "La Cenicienta", le llenan la cabeza de historias de que, si su amante le prohíbe verlo, es porque es un monstruo. La primera noche que Psique pasa de regreso en el palacio de Eros, enciende una lámpara de aceite para ver su rostro. Pero él se despierta, y deben separarse.

Aunque queramos saber todas las respuestas de un misterio muy atrayente y con gran capacidad de enganche, en cuanto se haga la luz sobre él dejara de poseer esa característica intrigante que le confería su atractivo. Con la sexta temporada de "Perdidos" (y ya desde la tercera), todo el mundo pide respuestas, soluciones, que les enseñen el sentido de todo el puzzle. Muchas veces hemos comentado ya que esta serie es más de preguntas que de respuestas, de disfrutar el camino más que de llegar al final, y a éste no debería dársele tanta importancia para evitar grandes decepciones. En la oscuridad, lo que imaginamos y lo que se nos insinúa siempre es más interesante que lo que vemos finalmente (y la complicada mitología de "Expediente X" es el ejemplo más claro de todo esto).

Por supuesto, es muy fácil decirlo, y muy complicado hacerlo, claro. Como ocurre en ese momento de "(500) días juntos", las expectativas y la realidad no suelen coincidir. Ya hemos dado muchas vueltas a este tema muchas veces, pero con el cierre de "Perdidos" acercándose rápidamente, el nivel de excitación, nerviosismo, decepción anticipada y exigencia no para de subir. Así no hay modo de pasarlo bien.

Música de la semana: Los Juegos Olímpicos de Vancouver se acaban hoy, aunque para algunas series aún quedan varias semanas de hiato. En recordatorio de los Juegos, nos quedaremos con "Gold medal", de The Donnas.

16 comentarios:

JM dijo...

Aunque no estoy completamente de acuerdo con tu reflexión (no prometas lo que no puedas ofrecer), respeto y defiendo tu llamada final al derecho al entretenimiento.

manganxet dijo...

Yo ya lo he dicho varias veces, lo más probable es que el final nos decepcione a todos (incluso ya lo está haciendo), pero lo importante es quedarnos con lo que hemos disfrutado con esta serie, ya que seguramente es algo que volveremos a repetir en mucho tiempo

WATANABE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
WATANABE dijo...

Creo que cada uno tiene sus propias preguntas que necesita que le contesten. Ahí estará la clave para la decepción o el disfrute de lo que queda de Lost.

Moltisanti dijo...

Siempre me encanta leerte ese "disfrutar del camino", pues estoy de acuerdo al 100%. Me sorprende mucho que haya gente tan decepcionada a estas alturas, en las que no estamos nada más que poniendo los cimientos a la temporada. No por ofrecer respuestas, la serie tiene que perder su esencia a las primeras de cambio.

Si quedara solo un capítulo y estuviéramos todavía así, podría entender la ansiedad por obtener respuestas, pero sigo pensando que queda demasiado tiempo para terminar llegando a buen puerto (en todos los sentidos).

Yo estoy disfrutando muchísimo de la temporada, como lo he hecho con toda la serie. Mi fe con/para los guionistas, siga tan intacta que antes de subirnos al avión en "LA X". ¿Pensar en decepciones futuras?. Eso nunca, hasta que me desmuestren lo contrario.

satrian dijo...

De acuerdo en que las insinuaciones, los trucos y los misterios deben quedar siempre medio ocultos para que sigan generando interés, pero puede que luego tengan que explicar demasiadas cosas en poco tiempo, y de sensación de precipitación en los últimos episodios.

Alejandro A dijo...

muy buen ejemplo con la historia de Psique, tienes toda la razón muchos la han dejado porque da respuestas pero tienes razón que eso es lo más disfrutable aunque a veces sí vale la pena que nos sorprendan

malditosroedores dijo...

Sin quitarle mérito a lo disfrutado hasta el momento, creo que en el momento en el que cambian la ciencia ficción por el género fantástico al introducir algo así como dioses y demonios los misterios pierden todo el interés, ya que se pueden explicar tan fácilmente como el humo negro. Eso es lo decepcionante, para mí, que acabaron con el misterio.

Mina Harker dijo...

Yo estoy totalmente de acuerdo con lo de "disfrutar del camino" (de hecho, precisamente con Lost me pasa que las respuestas finales siempre me han importado bastante poco), pero eso no quita que esta temporada (junto con la anterior) me esté decepcionando bastante.

Me da la sensación de que lo están forzando todo demasiado y que no se puede estirar tanto el chicle. Porque si a estas alturas les quedara algo más que simplemente la acción en sí (por ejemplo, unos personajes cuyo papel no consistiera simplemente en estar ahí), a lo mejor le vería sentido y no me importaría lo más mínimo. Pero tal como están, me da la sensación de que quieren centrarse en la acción y los misterios, y al mismo tiempo ni los desarrollan, ni los resuelven, con lo que se queda un poco forzado.

Al menos a mí esa es la impresión que me está dejando la temporada.

MacGuffin dijo...

Yo creo que aún es pronto para poder decidir si la temporada es una decepción o no. Por lo que parece, lo tienen planeado para que se vean los 17 capítulos como un todo y, hasta que no lleguen al final, no sabremos si, por ejemplo, la realidad alternativa aporta algo o no. Aquí me temo que hay que ser pacientes y esperar.

Recordar la tercera temporada, sus seis primeros capítulos y cómo terminó después :)

OsKar108 dijo...

No puedo más que darte un aplauso de mi parte, tanto por el post, como (especialmente) por este último comentario.
Yo la estoy disfrutando un montón, pero sobre todo es que a los que ya están decepcionados por no estar resolviéndolo todo ya, solo digo que esperen a que se acabe la temporada y después vean si les parece que se ha resuelto todo lo que querían o no.
Yo estoy seguro que de no cambiar muy mucho la cosa para peor, no me va a suponer una decepción, ahora solo me queda seguir disfrutando como hasta ahora, y si consiguen que lo haga aún más ya será...AWESOME!

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Una de las pocas series que veo es Lost, y la he disfrutado regularmente durante seis años. Me parece uno de los mayores entretenimientos que ha habido nunca.

Por otro lado, aunque es interesante siempre hacer teorías sobre lo que pasa, eso nunca me ha quitado el sueño. Durante 42 minutos me dedico a contemplar una gran serie, sin pararme a analizar cada detalle.

El problema que yo veo es que mucha gente ha rizado el rizo y quiere respuestas hasta para el fotograma 4 del minuto 15 segundo 23 del episodio 42. Así yo no disfrutaría una serie. Es cierto que la serie genera muchas incognitas, pero también es cierto que en internet se plantean muchas de ellas insustanciales, que no afectan a la trama si se conoce su respuesta o no.

Sin embargo, hay gente que conozco (ojo, no todo el mundo que ve Lost) que se comportan como Eurofans recalcitrantes o como el vendedor de comics de Los Simpson.
Ven la serie recelosos, pendientes de cualquier detalle nimio antes que de la historia, y lo que es peor, con sus ideas preconcebidas sobre lo que puede pasar.

Así pasa, que en vez de tener una buena experiencia viendo una serie, lo que consiguen es frustración por no encontrar respuestas a preguntas sin importancia; o peor, cuando las ideas preconcebidas no son correctas o inexactas, la sensación es de decepción.

Comentaba antes que he disfrutado y estoy disfrutando la serie Lost, y esto es lo que les digo a esta gente: que es una jodida serie, que no es la respuesta al significado de la vida, que está bien hacer teorias mientras te tomas unas cañas pero que no se rallen con ellas.

Y a los que despotrican sobre la serie les diría lo que Bart Simpson al tio de los comics, horas de entretenimiento sin nada a cambio, si llega un momento que no te llena, pues se deja de ver y ya está.

Y habiendo dicho esto, no se puede opinar sobre la Sexta temporada hasta que no esté completa. Buen recordatorio comparando con la tercera. Aunque viendo como se han desarrollado las temporadas anteriores, todas con grandes finales, yo tengo confianza en los creadores.

Esto es lo que opino yo. Perdón por el truñaco.
Un saludo!
Maikel.

Pablo dijo...

Yo te suscribo lo de "disfrutar del camino" con Mad Men, con Los Soprano o incluso con Dexter ... pero Lost no es mucho más que la suma de sus cliffhangers permanentes (practicamente uno por cada escena), y ahora está quedando claro, al menos para mí, que al agotarse las preguntas (a causa ya sea de las respuestas o del hastío) queda más bien poco.

Mauro dijo...

MUUUUUY buen post. Por el cuento utilizado como explicación, Lost ni lo veo :P

Anónimo dijo...

Bonita y acertada reflexión.

Antara dijo...

Me ha encantado tu post, Marina, muchas gracias. Yo estoy disfrutando Lost como niña, disfrutando el camino, recogiendo algunas flores por aquí, tomando agua del lago por allá, una foto para el recuerdo... en fin, no es lo mismo viajar que transportarse y yo, por lo pronto, disfruto el viaje porque cuando llegue a mi destino, todo habrá acabado. Un abrazo.