28 febrero 2010

El cuento de Eros y Psique

Según la mitología griega, Psique era una hermosa princesa de la que Afrodita sentía gran envidia. Para liquidarla (así se las gastaban los dioses del Olimpo), mandó a Eros que la matara con una flecha oxidada, pero él se enamoró de ella y, sin que Psique supiera quién era, se la llevó a su palacio. Para mantener su relación en secreto, Eros la visitaba siempre de noche, en la oscuridad, y le hizo prometer que nunca intentaría saber quién ni cómo era. Pero Psique echaba de menos a sus hermanas, y Eros la dejó salir para visitarlas. Las hermanas, en el mejor estilo de las malas malísimas de "La Cenicienta", le llenan la cabeza de historias de que, si su amante le prohíbe verlo, es porque es un monstruo. La primera noche que Psique pasa de regreso en el palacio de Eros, enciende una lámpara de aceite para ver su rostro. Pero él se despierta, y deben separarse.

Aunque queramos saber todas las respuestas de un misterio muy atrayente y con gran capacidad de enganche, en cuanto se haga la luz sobre él dejara de poseer esa característica intrigante que le confería su atractivo. Con la sexta temporada de "Perdidos" (y ya desde la tercera), todo el mundo pide respuestas, soluciones, que les enseñen el sentido de todo el puzzle. Muchas veces hemos comentado ya que esta serie es más de preguntas que de respuestas, de disfrutar el camino más que de llegar al final, y a éste no debería dársele tanta importancia para evitar grandes decepciones. En la oscuridad, lo que imaginamos y lo que se nos insinúa siempre es más interesante que lo que vemos finalmente (y la complicada mitología de "Expediente X" es el ejemplo más claro de todo esto).

Por supuesto, es muy fácil decirlo, y muy complicado hacerlo, claro. Como ocurre en ese momento de "(500) días juntos", las expectativas y la realidad no suelen coincidir. Ya hemos dado muchas vueltas a este tema muchas veces, pero con el cierre de "Perdidos" acercándose rápidamente, el nivel de excitación, nerviosismo, decepción anticipada y exigencia no para de subir. Así no hay modo de pasarlo bien.

Música de la semana: Los Juegos Olímpicos de Vancouver se acaban hoy, aunque para algunas series aún quedan varias semanas de hiato. En recordatorio de los Juegos, nos quedaremos con "Gold medal", de The Donnas.
Publicar un comentario en la entrada