21 febrero 2010

Yo soy Cantona

Hay algunos deportistas que eligen la interpretación como camino profesional cuando se retiran del deporte, o que incluso hacen sus pinitos en el cine mientras aún compiten. El lanzador de peso Manolo Martínez, por ejemplo, participó hace poco en "Estigmas" y será el gigante Goliat en la película que, por fin, se va a rodar del Capitán Trueno. Los baloncestistas Ray Allen y Kevin Garnett protagonizaron, respectivamente, una cinta de Spike Lee ("Una mala jugada") y una película para televisión llamada "Rebound" (Garnett hacía de Wilt Chamberlain), y Michael Jordan se interpretó a sí mismo en "Space Jam". Entre los futbolistas, Vinnie Jones, famoso cuando jugaba por formar parte de la defensa del Wimbledon, quizás la más dura y rompepiernas del fútbol inglés, se ha reconvertido a los papeles de matón en títulos de acción, pero aunque ya lleva unas cuantas películas en su haber, el caso es que está un escalón por debajo de otra estrella de la Premier de los 90 que ahora se dedica al cine: Eric Cantona.

El ex futbolista francés, delantero centro del Manchester United y una de las grandes figuras de ese equipo, ocupa una parte importante de "Buscando a Eric", la última película de Ken Loach, una comedia realmente divertida y optimista sobre un cartero de Manchester (también de nombre Eric) para el que el "fantasma" de Cantona se convierte en una especie de life coach que le ayuda a dar la vuelta a una vida deprimente y desastrosa. Ya sé que "comedia" y "Loach" son dos palabras que parecen no casar bien, pero en este caso no es así. La cinta, además, aprovecha para criticar a las grandes corporaciones y millonarios que se han adueñado del fútbol, privando a sus verdaderos fans de su disfrute más auténtico, y nos muestra a un Cantona realmente gracioso (ya en "La alegría está en el campo" está muy simpático). Hasta se permite reírse de una surrealista rueda de prensa que dio justo después de aquella patada que le asestó a un hincha del Crystal Palace, en 1995, que le acarreó una suspensión de nueve meses.

Paradójicamente, el fútbol no es tan cinematográfico como otros deportes, caso del baloncesto, el fútbol americano y hasta el atletismo. Las películas no acaban de reflejar la imprevisibilidad de un partido, la emoción de los hinchas o la épica de algunas grandes ocasiones. "Evasión o victoria" no fue un buen momento en la historia de las cintas futboleras, aunque últimamente ha habido algunas que, aunque trataran el deporte tangencialmente, sí eran destacables y tuvieron bastante éxito, tipo "Quiero ser como Beckham", "Fuera de juego" o "The damned United" (hasta en "El secreto de sus ojos" el fútbol juega un importante papel). "Buscando a Eric" no va a cambiar eso, pero se pasa un rato muy entretenido viéndola.

Música de la semana: Esta tarde he visto en Antena 3 el primer anuncio de "Glee", próximamente en Neox (y el 3 de marzo en Fox España), parte de éste que Fox emitió en otoño. Para ir calentando motores de cara al desembarco de los gleeks en nuestro país, nos vamos a quedar con la que, como muy bien dicen por aquí, ha sido seguramente "la" canción de la primera parte de la serie, "Don't rain on my parade". Os reto a que intentéis sacárosla de la cabeza.
Publicar un comentario