14 febrero 2010

Conversaciones en Prados Soleados

1.- Es inevitable que, si volvemos a ver series con ya algunos años a sus espaldas, éstas acaben pagando el peaje del tiempo transcurrido. Las series con efectos especiales, por ejemplo, suelen verse visualmente viejas (eso le pasa a "Babylon 5", que no sólo "sufre" ser de mediados de los 90, sino también haber contado en su momento con un presupuesto bastante bajo), y otras directamente se ven pasadas de moda en las situaciones, los chistes y en las actuaciones. Aunque el vestuario delata que es de los 80, nada de lo anterior le ocurre a "Las chicas de oro". Las tres primeras temporadas (creo que hasta la cuarta) están editadas en DVD en España, y lo cierto es que los chistes siguen igual de vigentes e igual de tronchantes que entonces. También pesa lo suyo que las cuatro actrices eran expertas en el manejo del timing de la comedia y tenían experiencia en el formato (Beatrice Arthur protagonizó "Maud" en los 70, com Rue McClanahan, y Betty White era la vecina de Mary Tyler Moore en "La chica de la tele"), y se conocían todos los trucos. Así, las historias de Saint Olaf, los ligues de Blanche o las borderías de Sophia nunca se ven anticuadas, sino tan divertidas como entonces. Es el primer paso para convertirse en un clásico.

2.- "House" está ya en la sexta temporada, con lo que es normal que busquen salirse de su fórmula habitual más a menudo (y concederle a Hugh Laurie un poco de descanso aquí y allá). Tuvimos un capítulo doble, homenaje a "Alguien voló sobre el nido del cuco", centrado en House para empezar la temporada, luego se marcaron otro con Wilson de protagonista (y un amigo suyo enfermo de cáncer) y ahora han dedicado otro episodio al tercer personaje que les faltaba, Cuddy. "5 to 9" nos muestra en día en el Princeton Plainsboro no desde el punto de vista de House o su equipo de diagnóstico, o del paciente que intentan salvar, sino desde el de la directora, intentando negociar un nuevo contrato con una compañía de seguros médicos que les envía a la mayoría de sus pacientes, a la vez que debe lidiar con todos los problemas que se le presentan diariamente, muchos de ellos derivados, precisamente, de las acciones de House. Ellos tres son las patas sobre las que asienta "House" (yo no he echado de menos al equipo de diagnóstico) y capítulos como éste lo demuestra claramente, además de mostrar que Cuddy nunca ha estado bien aprovechada. Ahora, Lucas no acaba de encajar bien en todo esto. Y si Cuddy no os parece ni siquiera un poquito interesante (o los tejemanejes monetarios que dirijen la sanidad estadounidense), es probable que este episodio os aburra.

3.- Parece que el nuevo truco narrativo de "Perdidos" nos tiene a todos un poco, valga la redundancia, perdidos (si queréis considerar esto un spoiler, vosotros mismos). Yo también necesito clarificarme, así que vamos a repasar de qué va eso de la "realidad alternativa", ¿de acuerdo? Esa otra línea temporal que vemos en 2004, en la que el avión no se estrella, no es la misma con la que empezamos la serie. La explosión de la bomba crea una línea temporal alternativa que es parecida a la del 2004, pero sólo parecida (la isla está sumergida, por ejemplo). Por ahora, tanto Jack como Kate y, en menor medida, Claire, parecen recordar cosas que, en teoría, no han pasado en esa línea (sí lo han hecho en la principal de 2007, en la que el avión se estrelló). Aparte de acabar como "Galáctica", empiezo a sospechar que "Perdidos" tendrá un final similar al de la versión original de "Life on Mars". Pero tendremos que esperar (y esto sí es un spoiler, pero grande ver a Claire a lo Rousseau).

4.- Sólo un breve comentario sobre "30 Rock"; el sueño de Liz en el que Jack y ella estaban casados y ella daba a luz a un gato de dibujos animados. Ya está.

Música de la semana: "Life unexpected" sigue más o menos en la misma línea en la que Lux, Baze y Cate se decepcionan unos a otros, se perdonan y vuelven a intentarlo, y la buena dinámica del reparto "vende" todo el show. Como no podía faltar en esa herencia de The WB que tiene, la serie cuenta con una canción pegadiza en los títulos de crédito, "Beautiful tree", de Rain Perry, que justo hace referencia al árbol familiar.
Publicar un comentario