07 febrero 2010

Dos vidas en un instante

ALERTA SPOILERS: La sexta temporada de "Perdidos" ya ha empezado. Voy rezagada en comentar "LAX", el primer capítulo, pero sé que puede haber algunos que vayáis igual que yo, o que prefiráis seguir la serie por Fox y Cuatro. En ese caso, es mejor que no sigáis leyendo si no lo habéis visto.

¿Recordáis "Dos vidas en un instante", con Gwyneth Paltrow, o habéis visto "La vida en un hilo", de Edgar Neville? En las dos, a una mujer se le presenta la oportunidad de ver cómo podría haber sido su vida si, en lugar, de quedarse con su novio, o marido, hubiera trabado más contacto con otro hombre con el que coincidió brevemente. Una de las dos vidas era bastante deprimente, mientras la otra era realmente estupenda. Algo así nos va a ofrecer la temporada final de "Perdidos", que riza el rizo y, después de haberse adentrado en los viajes temporales, ahora se atreve con las realidades alternativas, otro gran clásico de la ciencia ficción (pero que es, potencialmente, un campo de minas todavía más complicado que los saltos en el wibbly wobbly timey wimey, en palabras de alguien muy versado en estos temas como el Doctor Who).

Las dos realidades parten de un hecho con dos posibilidades, que es la explosión de la bomba al final de la quinta temporada: en una de ellas, Faraday tiene razón y logran cambiar la historia, evitando que el vuelo Oceanic 815 se estrelle; en la otra, la bomba causa el incidente que lleva a la construcción de la estación del Cisne, y todo sigue igual. O peor, porque con la muerte de Jacob, la guerra total se ha desatado en la isla entre la facción de éste último y la del misterioso caballero negro que, además de adoptar la forma de Locke, siempre ha sido el humo negro y sólo tiene una cosa en mente, que no es otra que salir de la isla (volver a casa, dice él, sea donde sea). Siguiendo con mis dejà vú hacia "Galáctica", parece que la realidad número 2, en la que todos están de regreso en Los Ángeles, va a funcionar igual que los flashbacks del último capítulo de la otra serie hacia el pasado de sus personajes, o los que la propia "Perdidos" hacía al principio, mostrándonos cómo son en realidad todas esas personas.

Por ahora, hasta que vea por dónde avanza la historia, me reservo mi opinión sobre si esto, además de un homenaje a "Fringe" (vosotros me entendéis), es un acierto o un error. Por un lado, es como un interesante recordatorio de la primera temporada, y por otro, es una historia de aventuras y de la consabida pelea entre el Bien y el Mal. Seis y Baltar, o Aziraphale y Crowley, no estarán por ahí, pero su sombra se va a notar mucho conforme nos acerquemos al último episodio (un crítico estadounidense se preguntaba si "Perdidos" y "Sobrenatural" no iban a acabar pareciéndose mucho. ¿Vendrán el Apocalipsis y las siete plagas de Egipto?). Mis sospechas de que el fandom va a dividirse radicalmente creo que se cumplirán antes de lo que yo pensaba.

Ahora, es una buena elección tener como malo de la función a Terry O'Quinn, y lo que yo quiero es que Sawyer y Hurley se conviertan en los líderes de los Hostiles (porque ésos fijo que eran los Hostiles, los Otros originales cuando la gente de Dharma llegó a la isla, y los que se llevaron a los niños y a algunos de los pasajeros de la cola del avión). Y, en un aparte completamente loco, en mi casa hemos pensado que "LAX" podría haber sido mejor si hubieran puesto todo el episodio piloto y, justo cuando empiezan las turbulencias y el avión parece que va a estrellarse, tengamos un fundido a blanco, la imagen del ojo de Jack y, de banda sonora, este diálogo: "¡Bien, excursionistas, arriba!". Bienvenidos al día de la marmota.

Música de la semana: Esta última semana, he escuchado en un anuncio no recuerdo si de zumo o algo así, "The bare necessities" de banda sonora, una canción que se escuchaba en la versión Disney de "El libro de la selva" (quizás la que tiene la mejor banda sonora de todas). Louis Armstrong la hizo mucho más famosa en un disco que sacó de canciones de Disney.

14 comentarios:

satrian dijo...

Vaya par de dos Pratchett y Gaiman, a mí este universo nuevo no se si me va a interesar mucho, los guiños y homenajes a estas alturas de la serie no me llenan mucho, esperemos que conecten los dos universos de alguna forma, agujero de gusano o en forma de trama.

Ostebi dijo...

El anuncio creo que es de plátano de Canarias. O al menos salen plátanos en el anuncio...

MacGuffin dijo...

Satrian, es muy probable que el universo paralelo no sea real (no es como la realidad pre-accidente). Veremos. O que necesiten llamar al doctor Bishop :).

El Malvado Ming dijo...

"El platano... es sensacional, tan rico y fácil de pelar..." en los 80 la cantaba Parchís.

Y si Jacob y Némesis son las dos caras de Aaron?

Moltisanti dijo...

Estoy como tú, hasta que no vea donde nos llevan estos nuevos "flash", no los valoraré. De momento está el factor de sorpresa, a partir de ahora empezaremos a vislumbrar cual es su objetivo dentro de la historia de la serie.

Nahum dijo...

Yo también tardé en ver el nuevo episodio y, la verdad, me decepcionó un poco. Sí es interesante, como muy bien apuntas, buscar una temporalidad paralela (en este caso, un presente alternativo), pero estoy de la sensación de todo-vale un poco hasta el gorro: ¿cuánta gente muere y resucita en el capítulo doble? ¿Cómo es posible que la isla tenga cada dos por tres nuevos espacios no explorados, como el nuevo templo "japonés"?

Esto está cada vez más cerca del cine fantástico que de la ciencia ficción...

Por cierto, ¿el fandom no está ya dividido?

MacGuffin dijo...

No todo vale ni con los viajes en el tiempo ni con las realidades alternativas. Una de las dos no es real, y sus protagonistas tendrán que elegir. O yo me he tragado un montón de historias de éstas para nada :)

Pixelwoman dijo...

A mí me parece que el único objetivo de ese universo paralelo (aparte de conitnuar la estela flashback/flashforward de lost) es demostrarnos que, aunque el avión no se hubiera estrellado, igualmente todos habrían acabado en la isla (y que ese era el destino de todos).

La curiosidad es que la isla está hundida, a ver cómo lo hacen...

Adri dijo...

Yo creo que la pregunta de si esto es un acierto o es un error no llegará hasta el final cuando ambas realidades se unan o pase lo que sea que pase con ambas.

MacGuffin dijo...

La isla está hundida y hay otras cosas que son diferentes de la realidad pre-accidente, lo que muestra que eso es otro universo, como si dijéramos, una línea temporal paralela. Los multiversos siempre han sido un follón.

ellis dijo...

A mí de momento lo de los universos paralelos no me ha convencido, aunque habrá que ver cómo lo van llevando. A estas alturas de la película creo que deberían ir ya al grano de una vez y dejarse de "what if..." que lo único que hacen es empezar nuevas tramas.

Aunque igual nos sorprenden, lo encuentro arriesgado.

AgenTV dijo...

Una duda... Lo de que Locke-vivo es el humo negro queda claro, pero lo de que el humo negro es el némesis de Jacob... ¿se dice y no me he dado cuenta o os lo figuráis?

Yo estoy en modo Ya me espero cualquier cosa.

Yo también he tenido el deja vú con "Dos vidas en un instante", y otro más que contaré en mi blog cuando haga capturas ;)

MacGuffin dijo...

No-Locke es el humo negro y también ese hombre de negro que habla con Jacob en la playa en el último capítulo de la 5ª temporada, por eso decimos que es su némesis. Aunque aún está por ver de verdad quién es el bueno y quién el malo :)

Antara dijo...

Recuerdo Slidings Doors muy bien (ha marcado incluso algunas de las cosas que he escrito, por cierto) y sé que la premisa de la película es la de retratar dos realidades alternativas, cambiando solo un pequeño hecho en el tiempo (el momento en que Gwyneth Paltrow pierde el tren y no llega temprano a casa).

En Lost, la idea es que al explotar la bomba al final de la quinta temporada, esto genere una serie de acontecimientos que impiden que el avión que los trajo originalmente a la isla (unos años después) se estrelle (y aquí empienzan los problemas, porque si nunca se estrelló, entonces ellos no pudieron detonar la bomba que impediría que se estrellase). Pero ese no es el único problema que tengo con este planteamiento, sino que no solo son dos realidades alternativas como en Slidings Doors, sino que la realidad que vemos de "el avión que nunca se estrelló y ellos se bajaron en Los Angeles" realmente es posterior al hecho de que ellos detonaran la bomba, y por eso hay tantos cambios en relación a la versión que vimos en la primera temporada dentro del avión (aparte del hecho de que la isla está sumergida en el mar). Estamos hablando entonces de una realidad donde ellos se estrellan y una realidad donde ellos no se estrellan pero porque los que se estrellan cambian algo para no estrellarse. o_O

Sencillamente, a diferencia de Gwyneth Paltrow, quien no sabía que por tomar o no el tren su vida tendría un giro definitivamente devastador, los chicos de la isla de Lost intentaron cambiar deliberadamente el futuro y por lo tanto, ¿deberían recordar perfectamente que estuvieron en esa isla unos años antes? ¿O será que lo recuerdan y se hacen los locos? (Recordemos el "yo debería estar muerto" de Charlie).

Una vez dicha esta retahíla debo puntualizar varias cosas: que estoy de acuerdo en que esto de ciencia ficción no tiene mucho, que tiene más de relato fantástico, que los dos universos que nos presentan me llaman la atención completamente, que estoy feliz con el protagonismo de Sawyer y que Terry O'Quinn sea ahora un avatar, que ya no odio a Kate, pero que lloré mucho mucho a Juliet por culpa de esos nuevos 5 minutos, que no me importa por dónde van a tirar los escritores porque me estoy entreteniendo por montones, que no trataré de darles explicación científica a los hechos que me están presentando y, por último, que odio escribir sobre Lost, pero bueno, Marina, tú te lo mereces por haberme picado a hacerlo mencionando esa película que yo quiero tanto.