10 octubre 2010

El robo de "Hawaii Five-O"

En teoría, el gran protagonista del remake de "Hawaii Five-O", aparte de su sintonía, es Alex O'Loughlin, que lleva ya dos proyectos fallidos y espera que esta serie de policías sea finalmente su pasaporte a algo más que 13 capítulos en una network. O'Loughlin es guapo (aunque un poco cara-cartón), está bueno y hereda el papel de Steve McGarret que hizo famoso en los 70 a Jack Lord, pero tiene a la competencia en su propia casa, porque sólo con aparecer cinco minutos en el piloto, Scott Caan, su a priori sidekick, se transforma en el verdadero centro de la serie. Y sin despegarse mucho del papel que hacía en "Ocean's eleven" y sus dos secuelas.

Caan es Danno, un policía divorciado de Nueva Jersey que se muda a Hawai para poder estar más cerca de su hija, y que lleva el caso del asesinato del padre de Garret. Así es como los dos se conocen, y la búsqueda de Victor Hess, la mente detrás de esa muerte, será un tema recurrente a lo largo de la temporada, pero aquí lo que de verdad es el centro de todo son los casos que Garret y su equipo van a resolver, un equipo que él monta a petición de la gobernadora y que, gracias a eso, tiene casi un cheque en blanco para llevar a cabo sus investigaciones. El grupo se completa con Chin (creo que se llama así) y su prima Kono, interpretados por Daniel Dae-Kim y una Grace Park que, al igual que en "Galáctica", se hace cargo de un personaje que, en la serie original, era un hombre.

Por el momento, lo más destacable de "Hawaii Five-O" son las discusiones entre Danno y Garret, forjadas en el molde clásico de los compañeros que tienen puntos de vista diferentes sobre cómo llevar a cabo el trabajo. Son divertidas y ayudan a establecer a Scott Caan como el verdadero protagonista de todo, algo que no pocos críticos han destacado antes que yo; es el chico nuevo que llega a una ciudad distinta con sus métodos diferentes (y su corbata) y que debe adaptarse como buenamente pueda, o intentar implantar sus principios. El tira y afloja entre los dos resulta simpático, y hasta hacen algunos chistes con la frase más famosa del original, "Book'em, Danno" ("Fíchalos, Danno"), porque de momento tampoco hay mucho más. Pero estas series procedimentales, si empiezan a ofrecer algo más, no la hacen hasta la mitad de la temporada, o así.

Música de la semana: The Black Keys han estado esta semana un poco por todas partes. Primero fue la promoción de la quinta temporada de "Friday Night Lights" y luego, esta "Sinister kid" sonó precisamente en un capítulo de "Hawaii Five-O".
Publicar un comentario