31 octubre 2010

El año de la CBS

Dentro de más o menos un mes, cuando se conozcan las nominaciones a los próximos Globos de Oro, no sería raro que no hubiera ningún estreno televisivo de las networks de esta temporada entre ellas. Muy pocos pueden considerarse éxitos relativos de audiencia, y no digamos ya de crítica. Este año no ha habido un "The good wife", ni un "Modern family" y, por supuesto, ni soñar con un "Glee". Es muy probable que el cable, con cosas como "Boardwalk Empire" y, dependiendo de cómo debute a partir de esta noche, "The walking dead", termine cubriendo el hueco a las novatas que siempre reservan en sus premios televisivos los Globos de Oro. A falta de esa serie nueva que atrape a todo el mundo, la historia de esta temporada de otoño es, más bien, el dominio total y absoluto de las audiencias de la CBS.

Cuando llegue la nueva edición de "American Idol", en enero, con Jennifer López y Steven Tyler como nuevos jueces, las tornas se volverán en beneficio de Fox, probablemente, pero mientras tanto, y sólo con las excepciones de "Dancing with the stars" en la ABC y el fútbol americano en la NBC, casi no hay quién le tosa a la cadena del ojo. Los movimientos que hicieron en verano, cambiando de día cosas como "CSI: Miami", "CSI: NY", "Survivor" y, especialmente, "The Big Bang theory", han resultado un acierto en todos los casos, y es la única cadena que ha encargado temporada completa de todos sus estrenos. El índice de cancelación/renovación de "TV by the numbers" de este canal haría muy feliz a cualquier otro, porque si descontamos "The defenders" y, quizás, "Medium" (cuya séptima temporada ha bajado de 20 a 13 episodios para dejar hueco a los estrenos de midseason), todas sus series tienen muchas opciones de ser renovadas.

Sigue siendo impresionante que títulos como "NCIS", "NCIS: Los Ángeles" o "Mentes criminales" dominen sin problema sus horarios sin que los críticos se acuerden de ellos y con un cuarto de la promoción de "Glee", por ejemplo. Y la maniobra de situar "The Big Bang theory" el jueves ha sido, sin duda, una gran jugada para la CBS. Sin embargo, en algunos casos, su dominio en las audiencias totales no se traduce en lo mismo en los demográficos, lo que siempre ha sido uno de los puntos débiles de la cadena. En general, sus espectadores son más viejos que, por ejemplo, los de Fox y la ABC, y necesitan rejuvenecerlos para poder sacar más tajada del pastel publicitario. Mientras tanto, pueden presumir de que todos sus cambios en la parrilla, que tanto sorprendieron en verano, han tenido justo el resultado que esperaban.

De hecho, incluso en un día en el que en las demos no van demasiado bien, como el viernes, "Blue bloods" y "Medium" tienen una buena audiencia total que ha sido una de las razones por las que ABC ha decidido reservarse "Body of proof" hasta la midseason, y tampoco sería raro que haya llevado a Fox a cambiar el horario de "Human target" del viernes propuesto en mayo al miércoles, que es cuando estrenará la segunda temporada. Mientras el resto de cadenas tienen sus más y sus menos para encontrar el estreno que puedan renovar sin tener que buscar excusas extrañas (hay quien dice que "No ordinary family" va a ser, en ese aspecto, la "V" de esta temporada), la CBS sólo tiene dudas con un par de series. Las demás dan verdadero miedo.

Música de la semana: Ya que estamos con la CBS, quienes seguimos "The good wife" nos quedamos sorprendidos con el Kalindazo (estamos de acuerdo en llamarlo así, ¿no?). Curiosamente, la canción que sonaba en ese momento era "Luv song", de Jane Jensen, una cantante realmente peculiar que también escribe cómics e hizo sus pinitos como actriz.
Publicar un comentario en la entrada