09 octubre 2010

Están entre nosotros

ALERTA SPOILERS: ¿Hay alguien por ahí viendo "The event" y no quiere saber qué pasa en el tercer capítulo? Pues no paséis de aquí.

¿Qué hacer con "The event"? Ojalá lo supiera. El dejà vú hacia "FlashForward" y "Persons unknown" es muy fuerte, lo que quiere decir que no sería raro que, en un par de capítulos, la abandone definitivamente. Pero, por ahora, ahí estamos, viendo a Sean Walker correr como pollo sin cabeza de gente que no sabemos muy bien para qué lo necesitan, y al presidente de EE.UU. lidiar con los 97 de Inostranka, lo que saben y lo que no y las maniobras de quienes estaban en el ajo desde el principio y quieren seguir moviendo los hilos en la sombra. Para empezar, aquella historia que nos contaron al principio de que los enigmas se iban a resolver enseguida era una patraña, lógicamente. Una vez que sabemos que son extraterrestres, no pueden contarnos nada, o esto no necesitaría ni 10 capítulos.

Lo curioso de todo es que es como si estuviéramos viendo una continuación de la conspiración de "Expediente X" (y si no sabéis de qué iba ya a partir de la séptima temporada, siento tener que revelarla, pero ya hace casi una década que se acabó). El plan de los extraterrestres para invadir la Tierra, la connivencia de algunos sectores del gobierno estadounidense y las facciones opuestas que intentan desbaratarlo todo culminaban en una fecha, 20 de diciembre de 2012 (si no me falla la memoria), en la que, en teoría, la invasión tendría lugar, y que Mulder y Scully debían evitar. Solamente la mención de los detenidos de Inostranka fue suficiente para hacer esta asociación, y todo lo que ha venido después, incluso en diálogos como ese "debemos protegerlos de la verdad", no hace más que acrecentarla. Y mi interés en la conspiración de "Expediente X" decayó enormemente en su sexta temporada, así que dicha asociación, para mí, no es buena señal.

"The event" no parece tener un plan. No pasa nada porque averigüemos enseguida de qué va todo (fijo que los de Inostranka son unos refugiados, o algo así, y el evento es o su rescate o algún tipo de contraataque contra quienes los busquen, para los que es posible que trabajen los que secuestraron a la novia de Sean e intentaron estrellar el avión), pero parece que sus personajes van de un lado a otro sin saber porqué y sin preguntárselo. Los saltos temporales no ayudan nada (no son más que un truco que queda aparente), si bien en el tercer episodio han utilizado menos que en los anteriores. Pero o desvelan las respuestas o no, pero que no empiecen a abusar de los amagos y los "uy, casi, lástima que se lo hayan cargado".

El futuro en la parrilla de la NBC de "The event" tampoco está claro. Empezó con fuerza pero ha ido desinflándose semana a semana, y si no detiene su caída, no pasará del episodio 13. Para su consuelo, ni "Undercovers" ni "Chuck" están mucho mejor que ella, aunque las audiencias de la segunda son bajas pero estables. Parece que los sweeps de noviembre van a ser más decisivos de lo que acostumbran.
Publicar un comentario