22 septiembre 2010

La Madre de todos los eventos

Hace un par de temporadas, no era raro leer comparaciones entre "Cómo conocí a vuestra madre" y "Perdidos" por el modo en el que estaba estructurada la narración de Ted a sus hijos sobre su época de soltero en Nueva York junto a sus amigos Marshall, Lily, Robin y Barney. Poco después, de repente lo habitual fue leer unas duras andanadas contra ella, quejándose de que había perdido la gracia. La quinta temporada fue uno de sus puntos más bajos, especialmente por su empeño en hacer que todos sus capítulos fueran autoconclusivos y que estuvieran dominados por el espíritu de Barney (que, al contrario de lo que suele creerse, no es la salvación de la serie, sino una rémora, a no ser que se le controle).

El principio de la sexta temporada, sin embargo, apunta a un cierto cambio en las formas. La serialización vuelve a mover las tramas (no sólo la de Ted buscando novia, sino también la de Marshall y Lily), y eso quiere decir que vuelven los saltos temporales y, lo que es más importante, que se continúa mostrando cómo sus personajes tienen que adaptarse a los cambios que se producen en su vida, algo que siempre distinguió "HIMYM" del resto de sitcoms. Es evidente que tienen que seguir dando vueltas y jugando con el tema de la Madre, que para algo es el título de la serie, y lo único que yo pido es que aprovechen de verdad a Robin (y el dúo sensacional que forma con Barney). Oh, y de paso, que si Neil Patrick Harris pudo pasearse por "Glee", Robin Sparkles y su "Let's go to the mall" no desentonarían nada en Lima (Ohio).

Desde antes de ver el piloto, yo ya tenía un problema con "The event", y no sólo por el recuerdo de "FlashForward". Tanto hincapié en el misterioso "evento", en lo importante y crucial que es, en el destino de todos esos personajes que intentan saber qué será... En el piloto no dan ninguna pista de lo que puede ser, claro, a pesar de utilizar también una amenaza letal para ir trenzando las historias de los personajes y situarnos en el punto de partida del asunto. Sin embargo (y aquí voy a incluir un aviso de spoilers, ya estáis alertados), ese avión "tragado" por las nubes en el último minuto y algunas cosas de la trama de Laura Innes y la prisión en Alaska me recordaron con fuerza a la Conspiración en las últimas temporadas de "Expediente X", lo que quiere decir que no me extrañaría que hubiera algún tipo de invasión extraterrestre en el horizonte, y que el verdadero objetivo del avión fuera el personaje de Innes, y no el presidente (fin de los spoilers).

Teniendo en cuenta que la naturaleza del "evento" se filtró en algunas páginas web, es muy probable que no tarden mucho en desvelarlo, pero el piloto me ha dejado bastante fría. Es como si la velocidad y fragmentación de la trama intentara compensar que los personajes apenas oimportan en esta primera hora (presentan sus nombres en rótulos en la pantalla y ya no recuerdo ninguno). Lo único que me pareció muy logrado, y que podría estar interesante, es todo el rollo hitchcockiano en el crucero. Evidentemente, hay que concederle un par de episodios para comprobar sus derroteros y para ver si disipa mi primera impresión de que es mucho ruido y pocas nueces.
Publicar un comentario