03 marzo 2011

Casi famosos (XXXV)

Me lo paso muy bien con los "casi famosos", qué queréis que os diga. Siempre se encuentran cosas curiosas, o se descubren facetas nuevas de determinados actores o, simplemente, podemos sorprendernos de lo jóvenes que eran o de las pintas que llevaban (o de ambas cosas a la vez).

"Aquellos maravillosos 70" fue, en realidad, la serie que hizo famosa a Mila Kunis, que tenía sólo 14 años cuando empezó a rodarla. Su papel, la pija y tonta Jackie, garantizaba algunos de los mejores momentos de la serie, pero ese no era su primer trabajo. Antes, había tenido un papel recurrente en "Siete en el paraíso" y había hecho apariciones en otras series, como "Los vigilantes de la playa en Hawai". Ya lleva un tiempo dedicada al cine, pero no ha sido hasta este año cuando ha empezado a destacar gracias a su Lily de "Cisne negro", que le valió una nominación al Globo de Oro a la mejor secundaria. Si veis "Padre de familia" en versión original, la voz de esta ucraniana de nacimiento seguro que os suena, porque dobla a Meg Griffin.

La semana pasada en "30 Rock", Jack Donaghy encontró la horma de su zapato en la nieta del dueño de Kabletown, interpretada por una de las actrices jóvenes más de moda en Hollywood ahora mismo, Chloe Moretz. Empezó a llamar la atención como la hermana sarcástica de Joseph Gordon-Leavitt en "(500) días juntos", y saltó al estrellato gracias a la eficiente y grande, a pesar de su tamaño, Hit-Girl en "Kick-Ass". Antes de eso, sin embargo, se la pudo ver en un par de capítulos de "Mujeres desesperadas" como una de las niñas a las que Gabrielle Solís prepara para ganar un concurso de belleza. Moretz va disparada a la cima, incluyendo entre sus futuros proyectos la adaptación que Martin Scorsese ha rodado de "La invención de Hugo Cabret", un libro, por cierto, muy recomendable.

Hasta que llegó "Deadwood", John Hawkes era, probablemente, más conocido en la televisión estadounidense por su inquietante escritor de "Milagro", un capítulo de la sexta temporada de "Expediente X" clave para entender la evolución de la relación entre Mulder y Scully en las siguientes temporadas. Ha hecho mucha televisión (también "Perdidos", sí) y muchos secundarios en películas de todo tipo (yo recuerdo haberlo visto como tripulante del barco de George Clooney en "La tormenta perfecta"), y este año le tocó el gordo al ser nominado al Oscar al mejor secundario por "Winter's Bone".

Sin el sombrero que lleva en "Justified" y que lucía en "Deadwood" igual cuesta un poco reconocerlo, pero ahí tenemos a Timothy Olyphant, junto a Delroy Lindo, al principio de su carrera, interpretando a un policía que buscaba a la banda de ladrones de coches liderada por Nicolas Cage y uno de sus peinados peculiares en "60 segundos". Olyphant ha encontrado en la tele el lugar en el que convertirse en una estrella, pero tampoco abandona el cine. En Estados Unidos se le pudo ver hace poco en "I am number four", una de adolescentes y extraterrestres junto al nuevo ídolo de jovencitas, Alex Pettyfer, y la televisiva Dianna Agron.

Una de las películas, a priori, más peculiares de los próximos meses apunta a ser "Hanna", una historia sobre una chica con unas habilidades... especiales para la que su director, Joe Wright, ha vuelto a contar con Saoirse Ronan, a la que dirigió en "Expiación" (que le reportó una nominación al Oscar a la mejor secundaria). Aquella cinta no era la primera de esta actriz, que tras un par de series de televisión debutaba en el cine con "El novio de mi madre", una comedia romántica con Michelle Pfeiffer y Paul Rudd que no sé si alguien llegó a ver.
Publicar un comentario en la entrada