25 marzo 2011

Resistiré

No se puede dar por muerta una serie hasta que la cadena la cancela oficialmente. Los fans de "Chuck" conocen sobradamente esa sensación, porque todas las temporadas parece estar al borde de la cancelación, y los de "Friday Night Lights" vivimos al borde del ataque cardiaco incluso cuando DirecTV entró en la co-producción de la serie con la NBC, porque su futuro tras la tercera temporada no estaba tan claro. Hasta "Cómo conocí a vuestra madre" tuvo que esperar hasta el último momento para conocer que seguía un año más en sus tres primeras temporadas. Pero de vez en cuando está bien que títulos apreciados en general por la critica y con un público igual no muy grande, pero sí fiel, tengan la oportunidad de presentar batalla por su supervivencia y se vean rescatados de la guillotina por cuestiones que no tienen que ver sólo con las cifras de audiencia.

"Fringe" se ha unido a ese grupo de resistentes después de que ayer se anunciara que Fox la renovaba para una cuarta temporada de 22 capítulos a la que, francamente, desde hace una y media parecía que la serie no iba a llegar. Conforme se complicaron no sólo la serialización de la trama sino, muy especialmente, las relaciones entre sus personajes, la gran audiencia con la que se había estrenado el piloto fue cayendo poco a poco, hasta estar en unos niveles bastante bajos que, probablemente, le habrían granjeado la cancelación de no emitirse los viernes. Pero da la sensación que, en la temporada y media que tuvo a "Bones" de lead-in los jueves, se le pegó la resistencia a morir que esa serie tuvo durante sus tres primeras temporadas, en las que sus fans la seguían por, casi literalmente, toda la parrilla de entre semana de Fox. Es evidente que los pocos millones de espectadores que siguen en directo a Olivia Dunham y los Bishop no son suficientes para que la cadena considere rentable continuar apostando por ellos, pese a que, cuando se cuentan los datos de visionados en diferido, su audiencia sube bastante.

En "TV by the numbers" (de la que, a este paso, hay que fiarse menos que de los spoilers de Kristin Dos Santos) tienen una encuesta para que los lectores elijan cuál creen que es la verdadera razón tras la renovación de "Fringe" de las que han ido circulando por ahí. Yo casi diría que puede ser una combinación de varias, como que Warner le habrá hecho alguna rebaja a Fox porque le interesará seguir con la serie (supongo que en DVD se venderá bien), que tal vez en la cadena no las tengan todas consigo con "Terra Nova" y no quieran quedarse sin ciencia ficción la temporada que viene, y que de verdad les parezca que, en comparación con el año pasado, "Fringe" lo está haciendo bien los viernes. En la encuesta también se especula con que Warner podría haber ofrecido la serie en pack con "Alcatraz", el nuevo proyecto de J.J. Abrams, pero no hay modo de saberlo. Lo cierto es que los elogios de Kevin Reilly, presidente de Fox, hacia "Fringe" no eran sólo palabras vacías, por mucho que nos empeñáramos en no creerlos. Si hace dos años renovaron "Dollhouse" cuando no tendría ni que haber finalizado la primera temporada, de lo bajas que eran sus audiencias, siempre hay un rayito de esperanza. Yo la tengo, por ejemplo, en la supervivencia de "The Chicago code".


P.D.: No todo pueden ser buenas noticias, y FX ha cancelado "Lights out", uno de los estrenos de midseason que iba ganando lentamente más adeptos. Al igual que pasó cuando se cargaron "Terriers", el presidente del canal, John Landgraff, explica muy claramente por qué han tomado esa decisión.
Publicar un comentario