05 marzo 2011

¿Quién es Katniss Everdeen?

Si leeis de vez en cuando algunos blogs estadounidenses que adelantan futuros proyectos para Hollywood, quizás os habéis encontrado más de una vez, en los últimos meses, con ese nombre: Katniss Everdeen. Prácticamente todas las actrices adolescentes de Hollywood, y también las veinteañeras que aún puedan pasar por una chica de 16 años, han estado relacionadas con ese papel, el protagonista de la trilogía literaria de "Los juegos del hambre". Las últimas en unirse a la lista son las dos actrices más jóvenes nominadas a los pasados Oscar, Jennifer Lawrence y Hailee Steinfeld, y la rumorología alrededor de la película, producida por Lionsgate y dirigida por Gary Ross, está alcanzando unos niveles que hablan bien a las claras de la popularidad de la que disfrutan los libros de Suzanne Collins en Estados Unidos.

Y ahora es cuando podéis preguntar qué rayos es "Los juegos del hambre". Pues se trata de una historia de ciencia ficción juvenil ambientada en un lugar llamado Panem, que surgió después de la desintegración política de Norteamérica tras una guerra y diferentes desastres. Está compuesto por 12 distritos gobernados con mano de hierro por el Capitolio, que todos los años ejerce una muestra de su poder pidiendo a cada uno que envíe a un chico y una chica para participar en los Juegos del Hambre, un "concurso" de supervivencia televisado en directo. Sólo uno de ellos puede ganar y, para ello, debe matar al resto. En medio de todo esto se ve envuelta Katniss, una joven de 16 años que procede del pobre distrito 12, y que no sólo debe sobrevivir a los Juegos sino que, por el camino, empezará a desarrollar una identidad propia y unas ideas propias que pueden ser peligrosas para el Capitolio.

Sólo he leído el primer libro, con una trama que engancha enseguida, un interesante potencial alegórico y un personaje central con fuerza pero con contradicciones y dudas. Los juegos recuerdan mucho a "Battle Royale" y a "Perseguido", una película ya bastante vieja con Arnold Schwarzenegger, basada en un libro de Stephen King (firmado sin embargo como Richard Bachman), que giraba alrededor de un violento, mortal y muy popular concurso de televisión, y las pinceladas que se dan del dominio del Capitolio tienen detrás toda una tradición de historias sobre regímenes totalitarios y opresores. En medio del frenesí por buscar los nuevos Harry Potter y "Crepúsculo" que suplan a esas sagas de películas cuando se estrenen las últimas entregas, la historia de Collins era una opción natural, aunque a priori un poco más violenta y que requiere directores y actores con más nervio del habitual en estas adaptaciones.

Y también en esa línea figura "Hugo Cabret", la adaptación que Martin Scorsese ha rodado en París de "La invención de Hugo Cabret", un libro infantil de Brian Selznick que es bastante curioso por su mezcla de ilustraciones y narración y que cuenta la historia de un niño huérfano que vive en una estación de tren durante los años 30. Selznick hace también un pequeño homenaje a los pioneros del cine, lo que seguro que llamó la atención de Scorsese, y a la afición que había en la época por los automátas, y es realmente curioso e interesante. Es la primera película que el veterano director hace en 3D y no se estrena hasta el fin de semana de Acción de Gracias en Estados Unidos, así que estamos ante uno de los estrenos más importantes de las próximas Navidades.
Publicar un comentario en la entrada