08 marzo 2011

Criminales sin cerebro

En las historias de detectives o policiacas es muy habitual que exista un cerebro del crimen, un tipo inteligente y escurridizo que ejecuta diversos actos delictivos de un modo tan ingenioso, que el protagonista nunca consigue atraparlo. Esos Moriarty presentan retos intelectuales para el detective principal, al que el villano elige como adversario porque lo considera su igual en cuanto a inteligencia y cree que presenta un desafío a la altura de sus capacidades. Pero a veces hay también otra clase de criminales cuyo cerebro no es precisamente su cualidad más destacable, tipos más bien estúpidos que se lanzan de cabeza a alguna actividad sin pensar demasiado en que su beneficio a corto plazo puede conllevar su desgracia más adelante.

Estos criminales con más músculo que cerebro son habituales en el género noir y, específicamente, en las películas de los hermanos Coen, que los retrataron a la perfección en "Fargo". Entre los dos tipos a los que William H. Macy encarga el secuestro de su mujer deben sumar una neurona y media, y los pequeños actos de estupidez que uno y otros van cometiendo acaban encadenándose para desarrollar una verdadera tragedia de la que te ríes para no llorar. Con cada metedura de pata, los personajes se sacan de la manga otra aún mayor que, a priori, les parece la idea perfecta para arreglarlo todo, pero que, por supuesto, acaba complicando las cosas hasta el infinito.

Cuando empezó la segunda temporada de "Justified", comentamos que Raylan tenía unos nuevos rivales a los que vigilar de cerca, la familia Bennett, un matriarcado criminal con una Mags Bennett llena de claroscuros y en la que se atisba una dureza muy necesaria para dedicarse a asuntos fuera de la ley. Con ella están en el negocio sus hijos, pero a estos no les gusta demasiado pensar y van metiéndose en un berenjenal detrás de otro. Resulta sumamente entretenido verlos porque son impredecibles, y la amenaza de lo que Mags puede hacerles cada vez que se equivocan deja buenos momentos. Además, no son los únicos delincuentes sin dos dedos de frente de la serie. De hecho, la mayoría de los fugitivos que Raylan y sus compañeros persiguen hacen un montón de tonterías que acaban siendo su perdición y, paradójicamente, complican la labor de los marshalls porque, como decimos, su estupidez no siempre es fácil de predecir y lo único que conlleva son problemas para todo el mundo. Y diversión para nosotros que lo vemos en casa.

8 comentarios:

guille10000 dijo...

Muy buena entrada, sólo una anotación ortográfica.
berengenal => berenjenal

CrudPuppy dijo...

Siempre me ha parecido que en las series policíacas los criminales son los que van marcando más el ritmo de la serie que los propios protagonistas (los "policías"). Para mi parte del encanto de Justified es que se han alejado de esa imagen del criminal tan inteligente o realizando un crimen tan elaborado que los protagonistas tienen que usar hasta el extremo todas sus habilidades o esperar a ese fallo que siempre comentan. No todos los malos pueden ser Moriarty (me ha encantado el paralelismo). Pero además, creo que en Justified sí existe esa figura en Boyd. Un personaje muy complejo, verdaderamente inteligente e impredecible. Con una mezcla extraña de lealtades, creencias y que es capaz de ser un asesino sin escrúpulos o de martirizarse.

satrian dijo...

A mí lo que me gusta es la forma de amenazarse con esa educación sureña, vaya conversación entre Mags y Raylan, no sabes si es una visita de cortesía o se quieren degollar, como repito mucho me gustan muchísimo los diálogos de esta serie.

Un telespectador más dijo...

Entre los dos tipos, aunque los poco inteligentes siempre dan momentos muy cómicos, auténticos puntazos, los que más me gustan son los metódicos que complican seriamente la vida del policia, como en el caso de Epitafios, porque realmente con lo que más disfruto es con esa tensión y ese misterio que solo ellos pueden aportar.

Saludos!

MacGuffin dijo...

Lo que le pasa al pobre Boyd es el que el hombre intenta cambiar y nadie lo toma en serio :)

Nahum dijo...

La temporada ha empezado muy bien. El personaje de Mags Bennet está realmente bien conseguido: puede que su prole sea cazurra, pero me da que ella sí es un Moriarty sureño y con cara de Kathy Bates. Más lista de lo que aparenta.

Y sigo muy, muy desconcertado con Boyd. Mucho.

Renaissance dijo...

Lo del criminal estúpido es un antagonista que hoy aún se ve poco, el genio del mal suele ser bastante más popular (llamémosle Moriarty, Lupin o Mabuse...ehm, creo que tengo que actualizarme).

Miss Lego dijo...

tienes razon en la última frase, estupidez y diversión juntas para entretenernos a todos, aunque sea el mismo esquema usado desde hace años