28 marzo 2011

Los spoilers de las promos

En las series de televisión, hay dos clásicos que a veces se incluyen al principio del capítulo o al final, y que son añadidos que, por un lado, resumen algunas tramas que la serie ha desarrollado hasta ahora, y que necesitamos recordar para entender el episodio, y por otro nos adelantan algunas de las cosas que veremos en el próximo, para ir creando anticipación. Esos Previously on y Next time son herramientas que buscan ponérselo más fácil al espectador. Te dicen "no pasa nada si te perdiste algún capítulo antes, que nosotros te ponemos al día", y también te dejan probar la cobertura de chocolate del pastel como aperitivo del bizcocho de mermelada y chocolate que te comerás la semana que viene. Pueden tener su utilidad desde un punto de vista comercial, si queréis, pero a veces dinamitan el factor sorpresa y la capacidad de disfrutar al máximo el siguiente capítulo.

Uno de mis compañeros en "¡Vaya Tele!" se quejaba hace tiempo de los spoilers que podía uno encontrarse en los Previously on. No se refería a ese resumen de capítulos pasados, sino a que en ellos aparecieran unas historias y no otras, avanzaba por dónde iba a ir el episodio de la semana y enfatizaba antes de tiempo los puntos importantes que iba a tocar. Esos resúmenes a mí no me han importado mucho y, de hecho, a veces me resultan muy útiles para recordar algunas cosas. Al principio de la tercera temporada de "Fringe" me hacían mucha gracia, porque condensaban toda la serie en menos de dos minutos, supongo que con la esperanza (vana) de que los potenciales nuevos espectadores no se perdieran. Y tampoco me molestaba la sucesión de imágenes del capítulo que incluían los títulos de crédito de "Galáctica", porque muchas veces lo que hacían más bien eran desorientarte, y a mí me gustaban además esos tambores.

De los que huyo como si fuera la peste es de los Next time que son tan habituales en las series inglesas. En las estadounidenses, creo que lo común es que los incluyan sobre los créditos finales (caso de esta promo del capítulo 7x15 de "House", así que cuidado si no vais al día), una vez que ha aparecido el rótulo clásico del productor ejecutivo que indica que eso se ha terminado. En las inglesas, ese avance aparece sin más, en cuanto el final del episodio funde a negro, y yo me doy prisa en pararlo y dejar de verlo. Para mi gusto, cuentan demasiado, y prefiero no saberlo. Por ejemplo, el fotograma de arriba corresponde al final del primer episodio de "Marchlands", una miniserie de ITV, descrita como una clásica historia de fantasmas, y que cuenta las experiencias de tres familias que viven en la misma casa en tres épocas distintas: 1968, 1987 y 2010. En una serie así, con un factor de suspense, casi no quiero saber nada de lo que puede pasar más adelante, porque la novedad de los giros o de los sustos se pierde.

Pero claro, como de costumbre, esto son manías personales de cada uno. Me he dado cuenta, últimamente, de que si me como sin querer un spoiler de casi cualquier serie de las que sigo no me mortifico, aunque yo no voy a buscarlos activamente. De "Mad Men" sé prácticamente todo lo que pasa y eso no impide que vaya a darle en breve una oportunidad, por fin. Eso no quita para que me moleste que se suelten spoilers a diestro y siniestro sin avisar, que aquí estamos hablando de cosas distintas.Y con los Next time tengo esa pequeña aversión.

P.D.: Ya que he mencionado "Marchlands", la cantidad de caras reconocibles que hay en ella es tremenda, de Alex Kingston a Dean Andrews ("Life on Mars"), Shelley Conn, Dennis Lawson o Jodie Whitaker ("Cranford"). Y me resulta sumamente divertido que sea un remake de una serie estadounidense que no pasó del piloto, "The Oaks", creada por David Schulner para Fox con vistas a la temporada 2008/09. En ese piloto había un buen número de actores famosos o a punto de serlo, como Jeremy Renner, Matthew Morrison o Sienna Guillory.
Publicar un comentario