13 abril 2011

Entre contratos y parodias

El mundo de las negociaciones de contratos para renovar una serie entre cadena que la emite y estudio que la produce es bastante complicado, como quedó demostrado con el culebrón de la renovación de "Mad Men". Si las cosas se enquistan, sea por la razón que sea, cuesta un horror echarlas a andar de nuevo. Que se lo pregunten a la ABC, que ha necesitado varios meses para llegar a un acuerdo con Eva Longoria, Teri Hatcher, Felicity Huffman y Marcia Cross para atarlas a "Mujeres desesperadas" por una temporada más, la octava, con opción a prorrogar su contrato por una hipotética novena. Pero eso debió ser un camino de rosas comparado con lo que debe estar pasando entre Fox y NBC Universal para cerrar una octava entrega de "House", o eso insinuaba "Variety" hace unos días.

El estudio quiere que la cadena asuma los mismos costes que tenían estipulados en el contrato firmado cuando la serie renovó por una quinta temporada, y el canal prefiere compartirlos, sobre todo porque los sueldos de los actores empiezan a ser ya bastante altos en cuanto se pasa de siete años en antena. Sólo Hugh Laurie y, al parecer, Olivia Wilde están confirmados para una entrega más, y con los demás habría que renegociar sus tratos. En parte, por eso Robert Sean Leonard anunció que la séptima podría ser su última temporada en la serie. Su contrato se acaba y este verano tiene previsto volver a Broadway, en un reestreno de "Nacida ayer". Se ha hablado de que, si Fox y NBC Universal no llegan a ningún acuerdo, el estudio podría ofrecer la serie a otras cadenas, entre ellas, la propia NBC, que no poseía Universal cuando "House" debutó, en 2004. La semana que viene saldremos de dudas.



Desde hace un tiempo, es muy común que actores conocidos se presten a participar en parodias y vídeos humorísticos para distintas páginas webs estadounidenses. "Funny or Die" fue la que abrió un poco el fuego e institucionalizó esta práctica (y la que consigue a estrellas más grandes, como Helen Mirren), pero su competencia más directa, "College Humor", está cogiendo carrerilla por la vía de la incorrección total, como demuestra el vídeo de arriba. Es una parodia con mala idea de Katy Perry, Ke$ha y Lady Gaga, y los más chocante es que su protagonista es Yvonne Strahovski, quien no sé si ha revelado alguna vez ese lado gamberro y sin sentido del ridículo en "Chuck". Lo de la gira "Torpedo of Truth", o como se llame, de Charlie Sheen por teatros de varias ciudades estadounidenses mejor lo dejamos para otro día, porque no sé qué pensar de él ni de la gente que paga por verlo y luego lo abuchea.

Con todo el jaleo del estreno el domingo de "Juego de tronos" en HBO, casi se nos ha olvidado que la BBC estrena una semana después, el día 23, y al mismo tiempo en el Reino Unido y en Estados Unidos, la sexta temporada de "Doctor Who". En las webs inglesas proliferan los trailers, los spoilers (hay una que destripa las sinopsis de los seis o siete primeros capítulos, y otra que intenta averiguar quién morirá al final de la temporada) y las previas de todo tipo, y cualquier declaración de su productor ejecutivo, Steven Moffat, se analiza hasta la extenuación en busca de pistas. Está claro que la serie está más viva, y disfruta de más éxito, que nunca a ambas orillas del Atlántico, y encima Moffat ha prometido más monstruos inquietantes y un arco serializado más fuerte, que creo que retoma el concepto del Silencio introducido en la quinta entrega.

Yo casi no he visto ni he leído nada. Prefiero acercarme a "Doctor Who" sabiendo lo mínimo, como que los dos primeros episodios están ambientados (y rodados) en Estados Unidos y que vuelve la siempre grande River Song, y nada más. Y mi acercamiento hacia la cuarta temporada de "Torchwood", que Starz estrena en julio, está siendo parecido. No quiero que una exposición a excesiva información le quite la diversión a ver los capítulos de estas dos series, así que ya hablaremos otra vez de ellas cuando regresen a las pantallas. Ya queda menos.
Publicar un comentario