24 abril 2011

Sobre libros

Ayer, 23 de abril, se celebraba el Día del Libro. La excusa para ello es un aniversario compartido entre Miguel de Cervantes y William Shakespeare que nunca recuerdo bien (¿muerte de los dos?), y que le ha servido a "Barrilete cósmico" para lanzar un meme que, por una vez, no versa sobre series ni sobre películas ni sobre canciones, sino sobre libros.

El último libro que he leído: "Sinsajo", el volumen que cierra la trilogía de "Los Juegos del Hambre", de Suzanne Collins. La literatura fantástica juvenil a veces deja títulos muy entretenidos e interesantes y, ahora que lo pienso, últimamente estoy yo leyendo muchas sagas.

El libro que estoy leyendo: "Tormenta de espadas", tercer libro de la saga "Canción de hielo y fuego", de George R.R. Martin. ¿Veis por qué decía antes lo de las sagas? Además, con el estreno de "Juego de tronos" en HBO, me he animado definitivamente a continuar con ella y a intentar ponerme al día para cuando se publique el quinto tomo, "A dance with dragons".

El libro que cambió mi forma de pensar: No sé si llegó a tanto, pero lo que si logró "Lazarillo de Tormes" fue cambiar mi concepción sobre los clásicos, porque con pocos libros me he reído tanto como con ese.

El último libro que me hizo llorar: Creo que tengo que pensarlo, porque fue hace ya tiempo, pero tengo el recuerdo de que algo así me pasó con "El libro de las ilusiones", de Paul Auster, sin que fuera una cosa exagerada.

El último libro que me hizo reír: "Historias de Roma", de Enric González. Logró algo que muy pocos libros consiguen, que es hacerme llorar de la risa. El único que nunca falla en ese aspecto es "Sin noticias de Gurb", de Eduardo Mendoza.

Un libro prestado que no me han devuelto: Ninguno, que yo recuerde.

Un libro prestado que no he devuelto: Me gustaría creer que ninguno, pero si alguien lee este meme y tengo un libro suyo, que lo pida.

Un libro que volvería a leer: Suelen ser los mismos que ya he leído tantas veces, que he perdido la cuenta, de "La isla del tesoro" y  "El sabueso de los Baskerville" a "Cinco cerditos", "Crónicas de la Dragonlance" (aunque de éstas ya se me pasó la edad) o "El Señor de los Anillos".

 Un libro que cambió mi vida: Me parece que no ha habido ninguno con semejante impacto. Aunque he de decir que "Las aventuras de Sherlock Holmes", de Arthur Conan Doyle, y las novelas de Agatha Christie siempre tendrán un especial significado.

Un libro para regalar a ciegas: No me atrevo a regalar libros así, sin saber qué le gusta a la otra persona. Aunque quizás podría arriesgarme con "La fuente de la edad", de Luis Mateo Díez.

Un libro que me sorprendió para bien: Las historias de Corto Maltés, de Hugo Pratt. No sé muy bien qué esperaba encontrar, pero desde luego no esas aventuras estupendas, nostálgicas, a veces románticas y otras, trepidantes.

Un libro que me decepcionó: "El perfume", de Patrick Süskind. Si ni un sólo personaje me parece medianamente soportable, mal vamos.

Un libro que robé: Los pido prestados antes de llevármelos sin más.

El autor del que tengo más libros: Debe estar empatada la cosa entre Agatha Christie, Arthur Conan Doyle, Raymond Chandler, Paul Auster y puede que P.D. James.

Un libro valioso: Las ediciones de tapa dura de "El Señor de los Anillos", que casi pertenecen a las primeras ediciones de esos libros en España (nota aclaratoria: la editorial Minotauro no los publicó aquí hasta finales de los 70).

Un libro que llevo tiempo queriendo leer: "El conde de Montecristo", de Alejandro Dumas, es uno de mis retos pendientes. Algún día lo leeré.

Un libro que prohibiría: Ninguno. Aunque unos cuantos que deberían avisar de sus perniciosos efectos sobre las neuronas de sus lectores.

El próximo libro que leeré: Hasta que no termino el que estoy leyendo, no decido cuál será el siguiente, pero sí tengo varias opciones; bien puede ser algún volumen del cómic "Powers", "La vida fácil", de Richard Price, o "Teleshakespeare", de Jorge Carrión.

Música de la semana: "The finder", el backdoor pilot que se sirvió de "Bones" para presentar una nueva serie, tenía a veces cierto tono a lo "Burn notice", y no sólo por estar ambientado (y rodado) en Miami. Hasta empleó una canción que se ha escuchado alguna vez en las aventuras de Michael Westen, "Connected", de Stereo MCs.
Publicar un comentario en la entrada