01 abril 2011

Los observadores del tiempo

Más o menos al principio de esta tercera temporada de "Fringe", creo que hubo varios blogueros que, viendo a los Observadores actuar en determinados capítulos, tuvimos una especie de revelación a la vez y nos dimos cuenta de que habíamos visto un comportamiento similar al de estos mozuelos calvos, silenciosos y con unos aparatejos muy steampunk. Su mantra vital es que ellos sólo observan, nunca intervienen, y que para ellos no existen el pasado, el presente y el futuro tal y como los entendemos nosotros, de forma lineal. Los tres, en realidad, ocurren al mismo tiempo, y los Observadores son capaces de ver el gran mosaico de un vistazo. O lo que es lo mismo, que conciben el tiempo como el mismo wibbly wobbley timey wimey de cierto Señor del Tiempo que protagoniza "Doctor Who".

Siendo serios, en realidad hay determinadas corrientes filosóficas y científicas que asumen que pasado, presente y futuro tienen lugar todos a la vez, y que nuestras decisiones nos llevan por uno de los muchos futuros que hay ante nosotros (creo que hay quien utiliza la concepción del tiempo de Einstein para explicarlo). También es un tema clásico en la ciencia ficción siempre que entran en juego viajes o paradojas temporales, y es asimismo un clásico contar con una especie de guardianes que vigilen que el continuo temporal discurre sin problemas. En "Fringe", los Observadores parecen dedicarse sólo a eso, a observar que determinados eventos que son importantes para esa fluidez temporal ocurren sin problema, y ellos nunca pueden intervenir. Son un poco como esos puntos fijos en la historia que el Doctor no puede alterar, por mucho que él quiera, porque sus acciones acaban llevando inevitablemente a que tengan lugar.

Pero como le pasa también al Doctor de vez en cuando, a veces les resulta imposible mantenerse al margen, y es cuando se desencadenan los problemas. Los Observadores siguen siendo un misterio en "Fringe", sobre todo porque, aunque hemos tenido algunos episodios que lidiaban directamente con ellos, no son muchos y queda en nuestro campo ir recopilando pistas y detalles para trazar nuestras propias teorías sobre su identidad y sus propósitos (yo tengo una, pero no os la voy a decir para que no haya spoilers potenciales). Aparecen aquí y allá, no tienen problemas con las barreras interdimensionales y siempre dicen cosas que nos hacen pensar que saben mucho más que nadie soobre lo que está pasando (una frase de un Observador a Peter era una pista importante para algo de lo que nos enteramos unos pocos episodios después).

A priori, los Observadores parecen distantes, fríos y tan alienígenas como el Doctor al principio dec sus nuevas encarnaciones, pero como ocurre con él, ellos también acaban desarrollando ciertos afectos y terminan cometiendo equivocaciones. Desde la primera temporada y el principio de la segunda, su papel parece haberse quedado un poco en segundo plano, conforme se desplegaba ante nuestros ojos toda la historia de secretos y mentiras entre Walter y Peter, principalmente. Pero ellos en parte son así; observan los toros desde la barrera y toman notas de que ocurre lo que esperan que ocurra. ¿O saltarán más a menudo en medio de la refriega? Ya lo hicieron antes.
Publicar un comentario