07 abril 2011

Publicidad, embarazos y finales


1.- Muchos directores de cine alternan las películas con otro tipo de trabajos. Unos cuantos se ganan el pan diariamente en la televisión, otros se dedican al mismo tiempo a los videoclips, y otros dirigen también anuncios, en gran parte de marcas deportivas o perfumes. La revista "Empire" ha reunido quince ejemplos especialmente interesantes por ser curiosos, o muy significativos de esos realizadores, o simplemente, de buena calidad. El de arriba de Nike, obra de Alejandro González Iñárritu, no está en la lista (como curiosidad, se dice que fue gafe porque casi todos los jugadores que aparecen en él fracasaron en el Mundial de Sudáfrica), pero sí se incluyen trabajos de Sofia Coppola, David Lynch, Wes Anderson, David Fincher, Ridley Scott (con un célebre anuncio para Apple), Terry Gilliam, Spike Jonze, Michael Mann, Jonathan Glazer, Michel Gondry, Baz Luhrmann, Tony Scott, Guy Ritchie, Neill Blomkamp y John Woo. No penséis que para algunos directores la publicidad es un trabajo menor. Los anuncios de Evax le sirvieron a Isabel Coixet para financiar varias de sus películas.

2.- Parece que el embarazo vuelve a ser contagioso en Hollywood, y yo me voy a divertir otra vez mucho viendo cómo se intenta esconder el bombo de algunas actrices en sus series. La última en hacerlo público es Tina Fey, cuya "30 Rock" ya lidió con el de Jane Krakowski recientemente enviando a Jenna a una clínica de desintoxicación a Minnesota. Hace unas semanas, por otro lado, se supo que Emily Deschanel estaba esperando también su primer hijo, lo que pone a los guionistas de "Bones" ante el dilema de qué hacer con su embarazo. Yo casi que prefiero que lo oculten porque, como he dicho antes, me resulta muy divertido verlas siempre sentadas, o con jarrones delante o siempre encuadradas en un primer plano. No todas las series pueden ser como "Alias" y aprovechar el embarazo de Jennifer Garner para convertir a Sydney en la única espía capaz de patear culos tanto o más que antes con un barrigón de cinco meses. Por cierto, y ya que todos estamos hablando últimamente de "The Killing", su protagonista, Mireille Enos, rodó el piloto preñada de cuatro meses. Los jerseys y los chubasqueros funcionan mejor que las gabardinas de Scully, ¿eh?.

3.- Con el inminente estreno de "Juego de tronos" en HBO, el próximo día 17, se están publicando en Estados Unidos bastantes reportajes y entrevistas sobre el autor de los libros, George R.R. Martin, que publicará además el quinto, "A dance with dragons", en el mes de julio. En muchas de esas piezas se le pregunta a Martin por su notoria lentitud escribiendo y por si ya tienen en mente un final para la saga, y aquí ha surgido, de repente, una polémica que parecía que estaba ya más calmada cuando el escritor ha confesado que le aterra estropear el final o, en sus propias palabras, "hacer un 'Perdidos'". Como os podéis imaginar, Martin fue de los tremendamente decepcionados por el último capítulo de la serie, y su afirmación, más las respuestas de Damon Lindelof a través de Twitter, han servido para que vuelva a traerse a colación el viejo dilema de si los autores de obras de entretenimiento seriales deberían hacer caso de los fans o, por el contrario, sólo de sus propios instintos. Me temo que casi es ya una pregunta retórica.
Publicar un comentario