27 mayo 2011

Las tendencias de 2010/11

Las webs estadounidenses dedicadas a la televisión y a la parte de industria y negocio de Hollywood ya están tratando a pleno rendimiento los próximos Emmy, aunque hasta julio no se conocerán las candidaturas. Empiezan a las disecciones de los posibles favoritos, se desvelan quiénes van a presentarse a qué categorías. Además, y teniendo en cuenta que, con el final de "American Idol" se declara oficialmente terminada la temporada, surgen por todas partes los análisis de lo que han dado de sí estos nueve meses de televisión.. "The Daily Beast" lo hace en forma de ganadores, perdedores, y otros cuya situación es más de empate, extrayendo algunas cosas interesantes.

Por ejemplo, ha sido la temporada en la que, mientras los estrenos de las networks casi no han funcionado (con la excepción de "Blue Bloods" y "Hawaii Five-0", que son los únicos con audiencias más que decentes), en el cable ha habido unos cuantos que han resultado grandes éxitos, como "The Walking Dead", "Hot in Cleveland" (que ha puesto en el mapa a una cadena dedicada hasta ahora sólo a reposiciones como TV Land) o, últimamente, "Juego de tronos", que va ganando espectadores cada semana. Y a pesar de todos infundados temores sobre su futuro más allá de la segunda temporada, incluyen como "ganadora" a "The good wife", que encima es lo único que permite a CBS colarse en los premios. También destacan el éxito sorpresa de "The Voice", que puede ser la tabla de salvación de la NBC, y cómo ha aguantado en audiencia "American Idol", que creo que tuvo uno de sus finales más vistos en bastante tiempo.

En una campaña en la que casi todas las series ha perdido espectadores, "Modern family" se ha salido de la tendencia aumentándolos, alcanzando su cima con los más de 13 millones de espectadores del capítulo de Halloween, pero la serie que ha tomado Internet al asalto es "The vampire diaries", la única de verdad exitosa sin paliativos de The CW. Y se acuerdan de "Harry's Law" y cómo teniendo unas demos no muy allá para algo más de siete millones de espectadores totales, es decir, con una audiencia más bien envejecida, la NBC la ha renovado para una segunda temporada y es de lo poco que se ha salvado en midseason.

En el apartado de los empates, de showsde los que se reservan juicio hasta ver cómo funcionan la próxima temporada (siempre a nivel de audiencia), encontramos "Conan", "Nikita", "Glee" (de la que se preguntan si no va a aseguir el camino de una serie supernova como "Ugly Betty"), "Happy Endings", "The Chicago code" (aunque esté cancelada, más que nada porque Fox no tenía más huecos en su parrilla del próximo otoño), "Raising Hope" y "Body of proof". Y entre los perdedores, las opciones son muy obvias. Tenemos "Lone Star", cancelada tras sólo dos capítulos, todos los estrenos del otoño de la ABC (que ha tenido una temporada para olvidar) y los experimentos de la CBS con "$#*! my dad says" o "Live to dance", un programa hecho para Paula Abdul que fue un batacazo, o las comedias no animadas de Fox. Por supuesto, hacer sangre de The CW ya ni es divertido, y casi tampoco de la NBC y desastres como "Law & Order: LA".
Publicar un comentario en la entrada