07 mayo 2011

Pelea por el futuro

ALERTA SPOILERS: ¿No ves "Fringe"? ¿Lo haces, pero no has llegado al final de la tercera temporada? Mejor será que no pases de aquí.

"Doctor Who", "Perdidos", "Alias", "Dollhouse", "Héroes", "El retorno del Jedi", los libros de Thursday Next y los cómics de X-Men. Todo eso se me pasó por la cabeza con el final de la tercera temporada de "Fringe" y ese salto al futuro que muchos otros títulos de ciencia ficción han hecho antes que ella. Trae malos recuerdos de "Héroes", desde luego, porque usaban esos saltos para mostrarnos una línea temporal más interesante que la habitual de la serie, pero luego todo lo que se nos mostraba en ella quedaba en agua de borrajas. "Fringe" no es así, ya lo sabemos, y aunque es una seria advertencia para Peter sobre las consecuencias del uso de la máquina (y nos la juegan con el truco efectista de que Walternate, en plan archienemigo total, ejecute a Olivia), le podemos otorgar el beneficio de la duda de qué sabrán adónde ir con todo esto. Lo han hecho otras veces, especialmente, tras el final de la segunda, así que no me preocupa demasiado. De hecho, hasta que no vea cómo empieza la cuarta, no voy a poder decidir si este "The day we died" es un acierto o un error.

Como no quiero repetir lo mismo que he comentado en la reseña para "¡Vaya Tele!", sólo voy a decir que es el punto de unión entre los dos universos lo que promete más de cara a los nuevos episodios, incluso sin la amenaza del apocalipsis de 2026. Las miradas que intercambian los dos Walters y, sobre todo, las dos Olivias cuando se ven en el laboratorio no tienen precio, y me intriga mucho la relación que van a tener ellas, porque bien puede ser que tengan la llave para poder recuperar a Peter de su repentina "no existencia" (recuerda, Amy Pond). ¿O es que Henry, el hijo de BOlivia, también va a desaparecer? Y no nos olvidemos de Lincoln y Charlie, que ya no confían en Walternate y a los que no hemos visto en estos tres episodios finales.

Con esta pirueta, "Fringe" se vuelve a reinventar y ya queda poco de lo que vimos en aquel piloto con el avión lleno de muertos inexplicables. Sus nuevas versiones son más interesantes y entretenidas que aquella, con unos personajes mucho más humanos y reconocibles, y mientras no los pierdan de vista (sobre todo, a Olivia), no habrá demasiados problemas. Sí, las paradojas temporales pueden dar muchos quebraderos de cabeza, pero el truco está en no cuestionarlas ni pensar demasiado en ellas, porque en realidad no tienen explicación (quien quiera saber más sobre los agujeros de gusano, puede leer esta explicación). Mi curiosidad por comprobar por dónde se encamina la cuarta temporada es elevada, más después de que la primera mitad de esta tercera confirmara el nivel que puede alcanzar la serie.

De hecho, yo diría que esos nueve capítulos iniciales nos malacostumbraron. Los intentos de Olivia por recuperar su identidad y volver a casa y la labor de agente doble de BOlivia son el punto más alto, por ahora, de la serie y el resto, simplemente, no podía estar a su nivel. Pero con sus altibajos y sus decisiones extrañas (y sus Rambaldidadas), hay pocos títulos que yo disfrute más que "Fringe". Me divierte mucho encontrar parecidos con "Alias" (esa BOlivia capaz de cargarse a quien haga falta incluso embarazadísima y a punto de dar a luz), la clase semanal de interpretación de John Noble, muy bien asistido por Ana Torv, es imprescindible, y las locuras que se sacan de vez en cuando, como "Bellyvia", me hacen mucha gracia. Está en mi zona de confianza, y ya no puedo ser totalmente objetiva con ella.

P.D.: El otro día, Ramón Rey recordó por Twitter "El futuro", una canción de Lliso que se incluyó en la versión editada en España de la banda sonora de la primera película de "Expediente X". Esa película tenía el subtítulo de "Fight the future", una asociación que me ha venido a la cabeza de inmediato viendo "The day we died".

12 comentarios:

bvalvarez dijo...

Creo seriamente que cuando acabe Galáctica tengo que plantearme intensificar mi revisionado de Alias :) Yo prefiero no pensar mucho en las paradojas, porque si lo hago entonces veo que todo se sostiene con hilillos. Además, como a mí lo que realmente me importa es el lado más "emocional" de la serie, no suele importarme mucho. Será muy interesante ver qué pasa en la cuarta, aunque tampoco me importaría que se pasaran de nuevo por el futuro y me explicaran, de paso, por qué la gente envejece tan poquito en 15 años xD

MacGuffin dijo...

Cuando vi a Nina en el funeral de Olivia, fue justo lo que pensé. ¡Está más joven! :)

Cat dijo...

No hay que olvidarse que en 2026 hay cellular rejuvenation, según la intro, ja

satrian dijo...

Es cierto lo del embarazo también, son dos mujeres de armas tomar, Olivia y Sidney.
Yo seguiré esperando más sorpresas, que sigan arriesgando aunque salgan tantas genialidades como fiascos, pero que no pierdan las ganas de seguir sorprendiendo.
Lo de las paradojas lo sigo comentando, mejor no tocarlas porque solo empeora las cosas.
Veremos en que queda Detroit, el hijo de Bolivia y Lincoln, Peter Missing, los dobles, el misterioso viaje de las piezas del artefacto... y que van a hacer con Ella si como dicen va a formar parte del reparto en la próxima, muuuuuchas incógnitas y las mismas ganas de conocerlas que al principio de la serie, si no han aumentado.

teriyakiTV dijo...

Poniendo de antemano que soy fan incondicinal de Fringe, creo que los guionistan han sabido dar el toque de calidad para que esperes con ansia la temporada 4. Se abre un nuevo arco argumental que empieza de cero, puede ser un fiasco o un acierto, y hacerlo nuevamente no es nada fácil.
Respecto a las paradojas temporales; esto es SciFi, está admitida casi cualquier chifladura y si además intentan hacerlo de una manera científico mejor.
Hay una cosa en la que estoy un poco en desacuerdo y es que la segunda parte de la temporada "flojea". Para mi ha sido esencial para dar una explicación a toda la ida de olla de la máquina, ¿qué se podría haber hecho mejor? Seguro, pero personalmente me ha gustado todo el "misterio" de Sam Weiss.

Malditos Observers, quiero más capítulos con ellos.

PD: ¿En el 2026 todavía usan papel?
PD2: John Noble, Walter te ha encumbrado en lo más alto de la interpretación. He dicho.

Renaissance dijo...

El rumbo que tomó Fringe me gustó mucho, y no había caído en las paradojas tipo Thursday Next. La serie se la reparten entre John Noble y Anna Torv, porque el papel de Peter, más allá de desencadenante de lo que sucede, no me dice mucho.

Yo creo que el tema de cómo envejecen los personajes en ese periódo está muy bien llevado: a todos se les nota un poco distintos y con algún año más, sin que sea excesivo, y tiene sentido si en el futuro el tema de envejecimiento (no solo en tema científico, sino incluso a nivel cosmético) puede reducirse más. Solo hace falta pensar como se les notaban hace veinte años a la gente, una década más encima.

titania (Verónica) dijo...

No puedo estar más de acuerdo en lo de que yo ya no soy objetiva con Fringe, y es que es de las series con las que más disfruto. Poco me importa el econtrarle explicaciones lógicas a muchas de las cosas que pasan, porque yo me las creo y a mí ya me tienen enganchada.
También es cierto que el lado más emocional es también mi favorito, y ni el más frío de los espectadores podría sentarse impasible ante la imagen de Olivia en el suelo con una bala en la cabeza. Y es que esta serie está siendo muy grande, ya tendrían que estropearlo mucho para que deje de interesarme y termino esta temporada más ansiosa si cabe que cuando terminaron las dos primeras y deseando poder viajar en el tiempo yo también para saber qué nos tienen preparado para septiembre.

PD. me intriga la ciencia esa nueva que ponen en el opening gris, "dual maternity"... what? no le quiero dar vueltas pero... :-P

Spoiler Alert! dijo...

Vaya cliffhanger, de verdad. No puedo esperar a septiembre!

Me ha parecido muy complicado cómo lo han resuelto todo, todavía no entiendo muchas cosas (lo de las paradojas temporales no es lo mío).

Saludos!

MacGuffin dijo...

Lo de las paradojas temporales y los viajes temporales en bucle cerrado es complicado. A Steven Moffat le gustan mucho y, aunque las construye muy bien, tampoco se libran de su ración de dudas y cosas inexplicables. El final de la quinta temporada de Doctor Who puede exponerse a esas dudas, por ejemplo. De hecho, esta serie va a acabar siendo muy interesante para entender Fringe :)

titania (Verónica) dijo...

Andá, pues me viene fenomenal porque acabo de empezar con ella, con Doctor Who, digo... :-P

Adri dijo...

Como tu dices, casi lo más molón de todo esto es el cambio en el juego que va a haber en la serie la próxima temporada :)

PD: Muerte muerte muerte a que todo el mundo asocie las paradojas temporales con Lost. Me dan ganas de matar xD

OsKar108 dijo...

A veces también me planteo si es que dejo de ser objetivo por lo mucho que me gusta la serie, pero yo he disfrutado mogollón, y tengo unas ganas terribles (y muchísima confianza) de ver lo que nos depara en la 4ª temporada.

¡Saludos!