02 mayo 2011

Sueña lejos tus problemas

Hay un estándar de jazz bastante conocido titulado "Wrap your troubles in dreams (and dream your troubles away)" que la segunda temporada de "Treme" utiliza como lema de las nuevas peripecias en las que se van a ver envueltos sus personajes. Estamos algo más de un año después de que el huracán Katrina arrasara Nueva Orleans y las cosas están al mismo tiempo mejor y peor, dependiendo de a quién se le pregunte. Uno de los aspectos que se hizo muy notorio en las noticias en aquella época fue el aumento del crimen en la ciudad, un aspecto que va a ganar importancia en los nuevos capítulos gracias al personaje de David Morse, y al mismo tiempo, se intensificó el debate, a nivel nacional, de si Nueva Orleans debía ser reconstruida y qué partes de la ciudad había que volver a levantar, y cuáles no.

Todo eso va a ser el fondo sobre el que muevan los personajes en esta segunda temporada, personajes que empiezan a encontrar su sitio en todo esto y que buscan afianzarse, algunos con mejor suerte que otros. El periodo del duelo se ha acabado, y ahora toca pasar a la acción. Además del crimen, las bambalinas del proceso de reconstrucción se van a acometer a través de un personaje nuevo, un promotor inmobiliario recién llegado de Dallas (interpretado por Jon Seda) que ve en Nueva Orleans una buena oportunidad de hacer dinero. Este personaje, llamado Nelson Hidalgo, parece haber levantado cuerta polémica entre los seguidores de la serie, pues hay quienes creen que está ahí sólo para que lo odiemos y para pintar como los "malos" a los constructores que aprovecharon las labores de reconstrucción para enriquecerse. Tras sólo un capítulo, es difícil decidir si es así, pero su emoción por estar en Nueva Orleans parece sincera más allá de las posibilidades de negocio.

Como ocurría en la primera temporada, "Treme" no tiene ninguna prisa presentándonos dónde se encuentran ahora los personajes, y le preocupa más construir la atmósfera y que ella sea fiel a la realidad, que sacarse de la manga una trama apasionante. Los problemas cotidianos de sus personajes son su trama, ahora un poco más dispersa porque también tenemos pequeños vistazos a la escena culinaria de Nueva York, para lo que han contratado a Anthony Bourdain para que les ayude en los guiones. Otra novedad es que, en la web de HBO sobre la serie, van a ir colgando completas, y con comentario de sus intérpretes, algunas de las actuaciones que se vean en los capítulos (como el "From the corner to the block" del primer episodio), complementando un poco más la experiencia del espectador. Ya comentamos alguna vez que "Treme" es menos accesible de lo que parece a simple vista y, a veces, el rollo "yo puedo quejarme porque soy de aquí" de algunos personajes está demasiado marcado, pero una vez entras en ella, ya no hay modo de escapar.
Publicar un comentario en la entrada