27 junio 2010

Recuerda

ALERTA SPOILERS: Sí, es lo que toca. El 26 de junio de 2010 ya ha pasado, lo que quiere decir que la Pandorica se ha abierto y la quinta temporada de "Doctor Who" ha llegado a su fin.

Si pensábamos que Steven Moffat reduciría la escala de los finales de temporada de "Doctor Who", llevábamos parte de razón. Sí, es el destino del Universo y del continuo espacio-temporal lo que está en juego, pero todo está centrado, principalmente, en esos cuatro personajes: Amy, el Doctor, Rory y River Song, tan estupenda como siempre. Y, como ya es tradición, es Amy la que guarda la clave para salvar una vez más al Doctor. De modo similar a como lo hizo Martha al final de la tercera temporada, extendiendo el nombre del Doctor por todo el mundo para que pudieran recordarlo y llamarlo al final, el regreso de Once a nuestro tiempo sólo necesitaba que Amy desenterrara sus recuerdos de él y lo llamara. Caer en el olvido es el precio que tiene que pagar por evitar la completa destrucción del Universo y crear el "Big Bang 2".

Sin embargo, y como a Moffat le encantan los elementos serializados más que a Russell T. Davies, nos deja con una incógnita de cara a la sexta temporada: ¿Quién o qué manejaba el Tardis para que acabara explotando? ¿Y qué es ese silencio que el Doctor afirma que sigue ahí fuera? Por no hablar de la despedida misteriosa de River, cuya identidad sigue siendo una de las preguntas más persistentes de la nueva encarnación de la serie. Pero nos resuelven el tema de los dos Doctores que hemos visto de vez en cuando (uno con la pajarita roja, el otro con la pajarita azul), que no era más que el Doctor rebobinando su vida ante su inminente final, y el detalle de que la Pandorica encerrara la última esperanza de regenerar el Universo ha sido un punto (como la caja de Pandora).

Amy y Rory van a acompañar al Doctor en sus nuevas aventuras, un Doctor que se ha visto a veces más alienígena y menos humano que sus dos antecesores, pero ha conservado el mismo sentido de la diversión y la preocupación por sus acompañantes humanos. Es de esperar que los puzzles se mantengan, lo mismo que la peculiar relación entre Amy y el Doctor (el pobre Rory, alias Mr. Pond, está ahí un poco de prestado), y tengo curiosidad por ver cómo puede superarse Moffat. Esto ha sido más una toma de contacto, un rodaje para lanzarse a nuevas aventuras en la próxima temporada. Y si River Song, sigue por ahí, tampoco hará ningún daño.

Música de la semana: Me ha costado un poco reconocerla, porque los bailes del Doctor me distraían, pero en la boda suena de fondo "Crazy little thing called love", de Queen. Todos a levantar los brazos y a bailar como su nos estuvieran electrocutando.

10 comentarios:

Alex dijo...

Da la sensación, casi certeza, de que el gran plan final de Moffat para Doctor Who es River Song y todo aquello que tiene, seguro ya, preparado para el personaje y el Doctor.

¿Será su mujer?, ¿su asesina?, ¿una señora del tiempo?... ¿las tres cosas?.

Renaissance dijo...

Ha sido un gran final, completamente distinto al que nos tenía acostumbrados Russell T. Davies. Me ha gustado el toque un poco más optimista (aquí no se muere nadie, ni se cambia de dimensión, ni se olvida..) y la continuidad que quiere establecer entre temporada y temporada.

MacGuffin dijo...

Lo de River Song me tiene muy, muy intrigada.

YoNoSoyTu dijo...

Como “principiante” en Dr. Who que soy, debo quitarme el sombrero y descubrirme, porque me parece que he visto una historia separada en 13 partes por razones de espacio, en vez de 13 episodios de una temporada. Cuando un gran guionísta no tiene el peso de la cancelación sobre su cabeza, se pueden conseguir maravillas.

Me pregunto si cuando se termine la epoca Moffat/Smith me dará la sensación de haber visto 5 capítulos (o los años que se queden) de una gran historia en vez de 5 temporadas. Mi intuición me dice que será así.

Jamfris dijo...

Por partes... river Song, para la edad que tiene hay que reconocer que está espectacular :)

Dicho esto, me encantó el final con el "es momento de despedirse".

Y Rory... siempre me ha sobrado un poco, y no diré que me alegré cuando fue borrado del espacio tiempo o casi :P Pero en el último capítulo se redime, con todo el tema de la vigilancia de Pandorica, me llegó al alma. Que pena que no siga siendo "de plástico" en la nueva realidad, podría haberles sido muy útil...

Y sin duda es Mr. Pond xD

MacGuffin dijo...

No sé si visteis a Alex Kingston (River Song) como la doctora Corday en Urgencias, y si no es así, ya estáis haciéndolo :)

OsKar108 dijo...

Que gran temporada nos han entregado Steven Moffat, Matt Smith, Karen Gillan y demás compañía. Me ha encantado, de principio a fin. Es la primera temporada que veo a ritmo de emisión y cada semana me quedaba con el deseo enorme de que pasasen 7 días para ver el siguiente. Estoy deseando que empiece la siguiente.
Geronimoooo!!

¡Saludos!

Mina Harker dijo...

Yo creo que la temporada no ha sido redonda, pero que sí que ha cumplido de sobra. Los cuatro personajes (el Doctor, Amy, River y Rory) alrededor de los que ha girado la temporada han sido más que suficientes para sostenerla, y a mí en general me ha dejado un buen sabor de boca.
Y sí, el personaje de River a mí también me tiene intrigadísima.

Oh, yo cuando sonó "Crazy little thing called love" la reconocí al instante, pero porque llevo las dos últimas semanas con ella en la cabeza. Ya es casualidad xD.

Ronbin dijo...

Para mí que Moffat tiene preparada una gran historia que se divide en 4 o 5 capítulos (temporadas) a lo Babylon 5 y esta primera ha sido una "simple" presentación de personajes.

MacGuffin dijo...

Ronbin, no sé si llegará a tanto, pero fijo que va a dejarse cositas que den continuidad de una temporada a otra.