27 septiembre 2011

¿Tienes lo que quieres?

El estreno de la tercera temporada de "The good wife" debía ser uno de los más esperados del otoño. Entre el pseudo cliffhanger con el que acabó la segunda, el cambio del martes al domingo y la sexy campaña publicitaria con la que la CBS ha querido relanzarla, había curiosidad por ver cómo volvería, si la nueva Alicia sería tan nueva que no la reconoceríamos y si, para competir con sus mismas armas con "Mujeres desesperadas", iban a cambiar su modo de hacer las cosas. No hay de qué preocuparse. Alicia tendrá un nuevo peinado, habrá hecho cambios en su vida y, como consecuencia, empezará a ganar más confianza, pero "The good wife" mantiene sus estándares habituales.

Eso quiere decir, por supuesto, que las cosas nunca son exactamente lo que parecen y, ya desde el principio, cuando se queda a solas, Alicia no puede evitar preguntarse si toda esa nueva aventura en la que se está embarcando está bien. O, probablemente, si la está manejando bien y va a conseguir que su vida personal y su trabajo se mantengan independientes, algo que seguro que va a resultar mucho más complicado de lo que parece. ¿Ha conseguido Alicia lo que quería de verdad? ¿Sabe cómo mantenerlo? ¿O hay que tener cuidado con lo que uno desea?

Da la sensación que vamos a ver diferentes caras de personajes que pensábamos que conocíamos bien, como esa Kalinda que se ve más desvalida de lo que podríamos haber imaginado en la primera temporada, o esa perspicaz Diane, que no pierde ripio de todos los detalles que ocurren a su alrededor. De hecho, en este primer capítulo, Diane parecía un poco la madre de todos, diciendo a los que no se están portando bien que busquen un modo de hacer las paces. Pero cuando las esferas públicas y privadas, familiares y laborales, se mezclan y se trasvasan entre sí, lo único que eso puede acarrear son inconvenientes.

Tengo mucha curiosidad por ver más en detalle el nuevo papel de Eli (y las prometidas interacciones con Kalinda), cómo Peter y Alicia se aprovechan de su conocimiento mutuo para atacarse en el tribunal y qué puede pasar si, de repente, se airean los secretos que guardan no pocos personajes (¿sabremos algo más de Leela, por cierto?). "The good wife" continua siendo una serie en la que hay que estar atento a todo para descifrar lo que pasa en los cerebros y los corazones de sus protagonistas. No, desde luego, no hay que dejar que el título nos engañe.
Publicar un comentario