13 septiembre 2012

Brenda, Kyra, el bolso y el chocolate

Una de las cosas que siempre destacó de "The Closer" fue el cuidado que se ponía en los detalles que caracterizaban a sus personajes. En las escenas corales, en las que veíamos a todos los detectives de Crímenes Prioritarios analizar lo que sabían del asesinato que investigaban, era bastante habitual ver las miradas que se dirigían algunos, o cómo alguno le deslizaba algún dulce a Brenda cuando la veía muy alterada. Todos esos detalles construían la relación entre todos los miembros de la división, una relación que se reforzaba con la elección del vestuario. Ayer, Calle 13 estrenó los últimos seis episodios de la serie, y en el capítulo que mostraron a unos cuantos blogueros se notaba de manera mucho más notable esa codificación reforzada con el vestuario al mostrar a todos los detectives de Major Crimes, incluido el comandante Taylor, con camisas o corbatas azules; y no sólo azules, sino casi del mismo tono del vestido que llevaba Brenda, formando una verdadera muralla ante la amenaza de Philip Stroh.

De esos detalles se pudo hablar precisamente con Kyra Sedgwick, que pasó por Madrid para promocionar la recta final de la serie que le ha reportado un Emmy y un Globo de Oro a la mejor actriz de drama, y que estuvo dispuesta a comentar lo que fuera sobre la serie, como alguno de esos detalles utilizado para construir a Brenda. Su enorme bolso es tan definitorio de ella como su acento o sus "thank you so very much", y la propia Sedgwick reconocía que, el día que había ido a elegir el bolso, había optado enseguida por uno enorme, negro y funcional que era una gran herramienta auxiliar. "Brenda tiene problemas para separar su vida personal de la profesional", dijo durante el encuentro con los blogueros, añadiendo que justo "en su bolso se mezclan su vida profesional y la personal", y es toda una metáfora que no sea capaz de encontrar nada en él y que todas sus cosas estén mezcladas ahí dentro.

La actriz explicó su método de actuación (que es ir adaptando su método a lo que pide cada escena, o en sus propias palabras "tirar un montón de cosas contra la pared y ver qué se queda"), reconoció que le gusta el chocolate tanto o más que a Brenda y también reconoció que, si Gabriel era evidentemente el favorito de Brenda, su intérprete, Cory Reynolds, era igualmente su favorito. Hubo tiempo de que contara algunas cosas del proceso de rodaje, como que J.K. Simmons sólo necesita echar un vistazo al guión para quedarse con sus frases, y que, después de cada temporada, ella le escribía un largo e-mail a James Duff, el creador de la serie, sobre las ideas que tenía para el siguiente año. "Luego él hacía lo que quería", reconoció, aunque también señaló que la aparición de la capitán Raydor se debió a su petición de que Brenda tuviera alguna amiga. También apuntó que el final de la serie "es triste, pero Brenda sale también reivindicada", y que parecía que Duff había decidido exprimirla al máximo, y hacer que la subjefa lo pasara realmente mal antes del punto y final.

Sedgwick dijo que le habían propuesto pasarse por el spin-off, "Major Crimes", pero que quería esperar a la segunda temporada para darles la oportunidad de volar ellos solos, y también señaló que, inevitablemente, se le habían terminado pegando algunas cosas de Brenda. "A veces me pongo muy mandona, y enseguida me recuerdan que yo no soy el jefe", apuntó, añadiendo que, aunque adoraba a Brenda y la echaba de menos, siete años interpretando a alguien que se implica tanto en la resolución de unos crímenes a veces muy duros terminaba agotando. Ella se mostró siempre simpática y cercana, y en el programa de Canal+ "Tentaciones" podréis ver próximamente más cosas de su visita a Madrid. También habrá un resumen del encuentro en la web de Birraseries.
Publicar un comentario