23 septiembre 2012

Las (in)decisiones de Jenna

ALERTA SPOILERS: Me parece un poco absurdo avisar de spoilers en una entrada sobre "Awkward", pero como no sé hasta qué punto estaréis sensibilizados con el tema, mejor lo hago.

ABC Family tuvo dos series que la pusieron en el mapa del cable básico, como si dijéramos. Una era "Kyle XY" y la otra era "Greek", toda una máquina de referencias pop que, curiosamente, tenía en común con "Awkward" a otra hija de Kelsey Grammer, Spencer. Una de las mejores referencias que hicieron nunca giraba alrededor de la indecisión de la protagonista sobre el chico que le gustaba, lo que lleva a su amiga a llamarla Meredith Grey y "la palabra con F" (Felicity), dos referencias que se le podrían haber aplicado también a una muy hamletiana Jenna Hamilton en la segunda temporada de "Awkward", que MTV ya ha renovado para una tercera entrega. Jenna se pasa todos los capítulos llena de dudas, sin poder elegir entre Matty o Jake, y que el triángulo amoroso se haya estirado toda la entrega, y quizás hasta un poco más, ha sido de las partes más flojas.

Sin embargo, que al final Jenna vuelva a cuestionarse si ha elegido bien no la desacredita automáticamente como personaje ni acaba con la credibilidad de la serie, como he leído por ahí. Esa última duda, surgida a raíz de la charla que le da su madre para que se vaya a pasar el verano a Europa, implica algo más que su táctica del ping pong entre Matty y Jake. ¿Esta Jenna tomando las decisiones correctas sobre su vida? ¿Se estancará, como le ocurrió a sus padres, o podrá aspirar a algo más? Hay que decir que la exploración de la relación entre sus padres ha resultado ser más interesante de lo que parecía inicialmente, ofreciendo un retrato más humano de su madre, y lo mismo ha ocurrido con uno de los personajes con mayor riesgo de volverse cargantes de la primera temporada, Valerie.

De hecho, Valerie ejemplifica el mejor trabajo de retratar a los secundarios de estos nuevos capítulos, incluyendo a Ming y su disfrutable subtrama de la mafia asiática, y con mención especial para Sadie y Ricky Schwartz. El trío de amigas de Jenna nunca ha fallado a la hora de ofrecer situaciones incómodas y divertidas, y Tamara se ha consolidado en su papel de referente cómico. Si genuina alegría al ver cómo todo el instituto le copiaba su modo de hablar, o al descubrir que tenía un acosador (aquí muy en estilo Jenna Maroney), ha compensado los momentos en los que el triángulo Matty-Jake-Jenna amenazaba con arrastrar toda la serie con él.

Como comedia, 'Awkward' sigue siendo fresca y encontrando chistes en prácticamente todas partes (el campamento de la Biblia es uno de sus momentos más álgidos), y aunque ha perdido el factor de la novedad, y es verdad que tiene tendencia a pasarse con la voz en off, hay pocas comedias que consigan su particular humor. Es, por ahora y junto con 'Teen Wolf', la serie que mejor le funciona a MTV y casi la única que interesa a los críticos. Algo bueno tendría que haber en medio de los guidos y las madres adolescentes.

Música de la semana: Y ya que hablábamos de "Awkward", la elección musical va a provenir de uno de sus episodios. En su web se puede encontrar un listado con todos los grupos que se escuchan en la serie (anunciados también en la parte baja de la pantalla), y de todos ellos vamos a quedarnos con Dum Dum Girls y "Bedroom Eyes", que sonaba en ese divertido episodio de los "what if".
Publicar un comentario