20 septiembre 2012

Las conexiones de los Grantham

El regreso de "Downton Abbey" a las parrillas implica también el regreso de una total inundación de información durante seis buenos meses, desde ahora, cuando empieza su emisión en ITV, hasta enero, cuando lo hará en la PBS estadounidense, y al mismo tiempo implica que, de vez en cuando, entraremos en un bucle monotemático sobre este culebrón high class al que ya les gustaría parecerse a todos los culebrones. Por ejemplo, con el reparto tan grande que tiene y toda la gente que hay trabajando detrás de las cámaras, es inevitable que haya todo tipo de conexiones peculiares y curiosidades simpáticas, empezando por que Gillian Anderson estuvo a punto de ser Lady Cora en lugar de Elizabeth McGovern.

- Muchas de esas curiosidades las ha publicado "Den of Geek", referidas a los contactos de "Downton Abbey" con el mundo de la ciencia ficción y la fantasía. Es realmente curioso ver las conexiones de la serie con "Doctor Who" (que van más allá de Penélope "Harriet Jones, Prime Minister" Wilton) y con "Juego de tronos", por la que han pasado Rose Leslie e Iain Glenn. Aunque es mucho más divertido descubrir que Julian Fellowes, el creador de la serie, fue Winston Churchill en un capítulo de "Las aventuras del joven Indiana Jones".

- Hablando de Fellowes, desarrolló la serie ante la sugerencia de un productor que le preguntó si no le interesaba revisitar el mundo de "Gosford Park", por la que ganó el Oscar al mejor guión en 2002. En esa película salía también Maggie Smith. Y sí, la foto de arriba es de Smith como Minerva McGonagall, enseñando a bailar a Ron Weasley en "Harry Potter y el Cáliz de Fuego". Por cierto, Smith rodó algunas de esas películas en pleno tratamiento de un cáncer de mama.

- Bastantes actores de "Downton Abbey" ya habían coincidido antes en otros proyectos. Elizabeth McGovern y Hugh Bonneville ya habían sido marido y mujer en "Freezing", una serie dirigida por el marido de McGovern, Simon Curtis. Éste, a su vez, dirigió la miniserie "Cranford" y su continuación, "Regreso a Cranford", en la que se pudo ver a Jim Carter (el mayordomo Carson) y Michelle Dockery. Carter, por su parte, está casado con Imelda Staunton, que también aparecía en "Cranford" como una viuda deliciosamente cotilla. Y Dockery también había coincidido anteriormente con Dan "primo Matthew" Stevens en una adaptación para televisión de "Otra vuelta de tuerca".

- Algunas de las tramas incluidas en "Downton Abbey" son realmente tan locas, que pasaron de verdad, como el famoso "incidente" de Pamuk y Lady Mary, que según cuenta Fellowes le ocurrió a una familiar de un amigo suyo.

- Highclere Castle, el castillo donde se ruedan los exteriores y parte de los interiores de la serie, no sólo puede visitarse, sino que al parecer tiene un pequeño museo de antigüedades egipcias que llevó allí uno de sus propietarios, George Herbert, que en 1922 financió la expedición de Howard Carter que descubrió la tumba de Tutankhamón. Cuenta la leyenda que su fallecimiento poco después en El Cairo dio pie a la leyenda urbana de la maldición del faraón.

- Terminamos con un detalle salsarrosero: antes de conocer a Simon Curtis y mudarse a Inglaterra, Elizabeth McGovern no sólo estuvo nominada al Oscar a la mejor secundaria por "Ragtime", sino que estuvo a punto de casarse con Sean Penn. En alguna entrevista ha descrito aquella relación como "estresante". Penn se casaría poco tiempo después, y en plan fugaz, con Madonna. De aquel matrimonio queda el recordatorio de "Shanghai Surprise", un tremendo fracaso que, al menos, tenía en la banda sonora una canción de George Harrison, "Breath away from heaven".
Publicar un comentario en la entrada