03 noviembre 2013

Casi famosos (LII)

Aquí estamos, otra vez, dispuestos a bucear en los primeros trabajos de actores que, en esta temporada, son caras bastante conocidas por bastantes aficionados a las series. Vamos a ello sin más dilación.

Empezamos el breve repaso por ese pasado de algunos actores que ahora son bastante conocidos con Tom Mison, el Ichabod Crane de "Sleepy Hollow", que como buen inglés ha particpado en su ración de series de época. Una de las más curiosas, sin embargo, es "Lost in Austen", la historia de una joven obsesionada con "Orgullo y prejuicio" que, un día, descubre que ha ocupado el lugar de Elizabeth Bennet en el libro. Mison interpretaba allí al señor Bingley, y lo mejor del caso era que los señores Bennet eran Hugh Bonneville y Alex Kingston. Por cierto, que quien viera "Parade's end" igual recuerda a Mison como Potty Perowne, uno de los amantes de Sylvia Tietjens.

No sé si alguno recordais "Eragon", una película que adaptaba al cine una trilogía fantástica escrita por Christopher Paolini (que entonces no llegaba a ser ni veinteañero) y que Hollywood confiaba en que fuera la siguiente saga que sucediera a Harry Potter con su historia del chaval humilde que acaba siendo jinete de dragón. El protagonista de aquella película, que habría dado el salto al estrellato si hubiera funcionado, era Ed Speelers, que se llevaba su primer papel con 18 años. Al menos, aunque aquello no resultó, ahora tiene una segunda oportunidad como uno de los lacayos de los Grantham en "Downton Abbey", que no es sino su séptimo proyecto, más o menos, desde que se subió a aquel dragón de CGI.

 Desde hace algún tiempo, hay una actriz circulando por varios proyectos televisivos que parece algo así como una versión en moreno y en irlandés de Keira Knightley. Ésa es Katie McGrath, que se hizo más conocida gracias a "Merlín", aquella serie de aventuras de BBC donde era Morgana, y que ahora podemos ver como la rubia Lucy de "Drácula". Lo curioso es que en esa serie coincide de nuevo con Jonathan Rhys-Meyers, que si aquí es el vampiro del título, en "Los Tudor" era Enrique VIII. McGrath apareció por allí como una de las amantes del rey. Debe ser por su rostro, porque lo más normal es verla vestida de época (hasta en "W/E.", la película de Madonna sobre Wallis Simpson y el rey Eduardo VIII), excepto en "Dates".

En el último año y medio, o así, la ficción británica casi ha pertenecido por completo a Olivia Colman, y no sólo por co-protagonizar "Broadchurch" con David Tennant. Se la ha visto en dos series muy dramáticas como "Accused" y "Run", ha ganado BAFTAs y ha cumplido la promesa que se veía en "Tyrannosaur" (o "Redención"), la película de Paddy Considine que empezó a hacer que la crítica se fijara en ella. Lo peculiar es que Colman empezó haciendo comedias como "Black books", a la que pertenece el fotograma, y también participó en una sátira de los preparativos de los Juegos Olímpicos de Londres llamada "Twenty Twelve" (y en "Rev", una de las comedias de más éxito en el Reino Unido).

Música de la semana:  Vamos a volver a recurrir a "Masters of sex" para esta selección porque están siguiendo un poco el ejemplo de "Mad Men" en su primera temporada, cuando no le dolían prendas para acabar un capítulo con The Cardigans. En el caso de la serie de Showtime, una de esas canciones contemporáneas que han cerrado un episodio es "Where does this door go", del cantante y multiinstrumentista de Los Ángeles Mayer Hawthorne.
Publicar un comentario en la entrada