06 noviembre 2013

Los momentos del Doctor

El día 23, "Doctor Who" cumple 50 años desde su primera emisión en la BBC. La cadena británica lo va a celebrar con la emisión global en televisión, y en cines, de "The day of the Doctor", el capítulo especial, en 3D, que Steven Moffat ha preparado para conmemorar la fecha, y también emitirán "An adventure in space and time", una tv movie que dramatiza la puesta en marcha de aquella primera aventura del Doctor, "An unearthy child". Los seguidores de la serie están empezando a preparar recordatorios, entradas de recomendación y un seguimiento de la celebración que la BBC hará en Londres el día 23, un poco al estilo de las premiere de las últimas películas de Harry Potter; un par de esos recordatorios pueden ser la cobertura que está haciendo Quinta temporada o un breve reportaje que The Guardian dedicó a varias de las acompañantes que han pasado por la serie desde su inicio.

Pero la experiencia con ésta, y con otras series, al final resulta ser muy personal y depender de aquellos momentos que recordamos mejor, sea por las razones que sea. Así que vamos a intentar hacere una lista de diez momentos de la etapa moderna de "Doctor Who" que son los que yo más recuerdo, por lo que es probable que haya unos cuantos que no sean más que pequeñas tontunas simpáticas. Sin un orden particular, empecemos:

- Cassandra, la última humana: "Doctor Who" está llena de ideas ingeniosas y que no se toman a sí mismas demasiado en serio, sobre todo en la etapa de Russell T. Davies. Una de ellas es Cassandra, la última humana en el momento exacto del fin de la Tierra, cuya frase preferida es un "mosturize me" genial. Además, su primera aparición entronca con el siguiente punto gracias a su consideración de Britney Spears como un clásico tradicional.

- Los "clásicos de la Tierra": Puedo prometer que pocas cosas me han hecho reír tanto como la aparición de Raffaella Carrà, de improviso, en la serie.

- "Are you my mummy?": Ya en la primera temporada tuvimos una buena muestra de lo que "Doctor Who" y, más en concreto, Steven Moffat podían hacer si decidían darnos miedito o, simplemente, mal rollo. El niño con la máscara antigás fusionada en su cara, que no hace más que preguntar por su madre, fue de los primeros monstruos realmente efectivos de la nueva etapa.

- "Wibbly wobbley timey wimey": Por supuesto, hablando de monstruos, no podemos dejarnos fuera a los Ángeles Llorones y, sobre todo, su primera aparición en "Blink". Emitido en la tercera temporada, todavía hoy es uno de los episodios más aterradores de la serie y, además, contiene una de las frases más memorables del Doctor; su intento de definición de qué es el tiempo.

- Los daleks: Son los grandes enemigos del Doctor, unas criaturas despiadadas cuyo único objetivo es exterminar a toda civilización que se cruce en su camino. Pero, al mismo tiempo, pueden ser unos "saleros" adorables.

- Los crossovers: Al tener la habilidad de viajar en el tiempo y el espacio, el Doctor se encuentra de vez en cuando con personajes históricos, protagonizando unos crossovers con sus vidas en toda regla. Algunos son tan emocionantes como el de Vincent Van Gogh, otros están revestidos de cierto peligro, como el de Richard Nixon, y otros son simplemente divertidos y locos, como conocer a William Shakespeare y dedicarse a hacer referencias a Harry Potter.

- "Hello, sweetie": "Doctor Who" ha creado algunos personajes episódicos memorables en estos ocho años, desde Jack Harkness a Strax, Madame Vastra y Jenny, pasando por esa River Song que tanto juego ha dado. Lástima que ya se haya pasado la época para que River echara un mano a Jack en "Torchwood". Spoilers...

- La Cara de Boe: La inmortalidad de Jack y los repetidos encuentros del Doctor con un extraterrestre llamado la Cara de Boe fueron temas constantes durante las tres primeras temporadas. Pero no veais este vídeo si no habéis llegado al final de la tercera.

- "The Forgotten": Esto es un poco trampa porque, en realidad, se trata de un cómic, editado al final de la cuarta temporada, que hace un repaso por los diez Doctores vistos hasta ese momento. Pero como la serie tiene una vida propia en formato historieta, y en libros, vale igualmente.

- Las despedidas de las acompañantes: Un buen adiós ayuda a que suba la consideración que tenemos de las acompañantes del Doctor. Todos han tenido su momento, pero el de Donna aún está por superar. Los que lo han visto saben por qué.
Publicar un comentario en la entrada