18 diciembre 2013

Por los pelos

No es que 2013 haya sido el año en el que, de repente, se ha puesto de moda que las series de televisión se gasten medio presupuesto en pelucas, pero sí que ha sido uno en el que se ha hablado mucho de ellas. Cada vez que se escribía sobre "The Blacklist", era inevitable que se mencionara la terrible peluca que lleva Megan Boone, y no hay que olvidar la diversión que hubo con las que Matthew Rhys y Keri Russell utilizaban en "The Americans" para asumir las diferentes personalidades que requería su labor como agentes encubiertos del KGB. El tema ha llegado a ser tan comentado, que TV Guide incluyó una lista de las mejores y peores pelucas en sus rankings de lo mejor y peor del año, y entre sus inclusiones estaban algunas que ya hemos discutido por aquí con anterioridad, como las de "Juego de tronos" o las muy finas de Julianna Margulies en "The Good Wife".

En la lista, evidentemente, hay hueco para otra serie de género que hace un uso muy extensivo de pelucas (y maquillajes extremos) como "Defiance", donde ver sin caracterizar a gente como Stephanie Leonidas, Tony Curran o Jaime Murray (o Treanna Keating, que interpreta a la doctora Yewll) puede ser un verdadero impacto. Entre las salvajes pelucas rojizas de los irathient y las rubias Targaryen style de los castithan, la serie va bien servida en ese aspecto. Sin embargo, lo más divertido es siempre ver los títulos que. en teoría, no necesitan de esas cosas y que acaban utilizando bastantes más pelucas de las esperadas. Muchas veces, la culpa de todo la tiene un desafortunado corte de pelo; Matt Smith se ha pasado el especial del 50 aniversario y el de Navidad de "Doctor Who" llevando una que imita el peinado que lucía durante buena parte de la séptima temporada, y todo por afeitarse la cabeza para "How to catch a monster", el debut en la dirección de Ryan Gosling.

Algo similar le ha pasado a Rob James-Collier, que hizo lo mismo que Smith por una película y luego tuvo que llevar una peluca para la cuarta temporada de "Downton Abbey". En esa serie, no obstante, las pelucas no son algo ajeno. Maggie Smith las lleva desde el principio, y también lo hace Phyllis Logan, que en alguna ocasión ha explicado que las pelucas de la señora Hughes han ido cambiando también con el paso de los años en la serie. Eso sí, ITV no escatima en gastos en ese aspecto, al igual que tampoco lo hacen "The Good Wife" y "Juego de tronos", que no es algo que pueda aplicarse a The CW. En series que tiran mucho de flashbacks históricos como "The Vampire Diaries" y "The Originals", no es nada raro encontrarse unas melenas postizas muy poco favorecedoras, y "Arrow" no ha conseguido dar con la peluca que le vaya bien a Stephen Amell cada vez que la acción se traslada a los cinco años que Oliver Queen pasó en aquella isla.

La foto de arriba, de todos modos, ejemplifica el dominio de "The Americans" este año en lo referente a las pelucas (siguiendo la estela de toda una profesional como "Alias"). Es difícil saber si Margo Martindale y Keri Russell van disfrazadas de Tootsie o de Sophia Petrillo.
Publicar un comentario