01 diciembre 2013

Teleadicciones de 2013 (I)

Pues sí, como estamos estrenando diciembre, estrenamos los resúmenes del año de la manera típica de este rincón bloguero, sin ningún tipo de capacidad de síntesis. Ya sabéis que, en lugar de una lista con las diez mejores series del año, o las que sean, me inclino más por mencionar bastantes más de una decena de los títulos con los que mejor lo he pasado en 2013, o que han destacado por encima de los demás por diferentes razones. De algunos de ellos volveremos a hablar cuando hagamos lista de capítulos notables (la volverá a haber), pero por ahora centrémonos en esta primera parte del repaso a algunas de las series que han dejado estos doce meses:

- "Doctor Who": No siempre se cumplen 50 años desde el estreno de una serie. La venerable serie británica lo hizo con varios especiales muy recomendables, y con una tanda de capítulos primaverales que recuperaron un poco el sentido de la aventura, sin demasiados puzzles y misterios de fondo, que tenía al inicio de su época moderna.

- "Masters of Sex":  Ha sido uno de los estrenos más destacados del año, y con todo merecimiento. Alrededor de la pionera investigación sobre sexo de Masters y Johnson se nos presenta un abanico de personajes muy bien dibujado, y en el que ha terminado robando gran parte de la atención una Allison Janney magistral y vulnerable.

- "Arrow": El justiciero encapuchado de The CW ha regresado en su segunda temporada luciendo un trío protagonista con buena química, y sin miedo a lanzarse de cabeza por la ruta de los supervillanos y las diferentes pruebas que Oliver debe superar para convertirse por fin en Green Arrow, y no ser sólo el Encapuchado. A este paso, además, incorporarán más aspectos del universo DC de lo que "Agents of SHIELD" puede hacerlo con Marvel.

- "The Bridge": Ser un remake de "Bron|Broen" no le ha hecho ningún favor a esta serie de FX, que ganó mucho interés en cuanto empezó a explorar cosas mucho más características de su escenario fronterizo entre Estados Unidos y México. La segunda temporada apunta buenas maneras.

- "The Good Wife": Muchas series deciden cambiar un poco el status quo en la quinta temporada, pero pocas lo hacen tan a fondo como la de CBS. Desde el tramo final de la cuarta entrega, la serie ha presentado sus credenciales para que, si los Emmy vuelven a olvidarla, sea un olvido de los que levante indignación.

- "Black Mirror": La segunda entrega de Charlie Brooker volvió a mostrarnos historias en las que la tecnología no es más que una herramienta que permite que salgan a la luz amplificados algunos de los instintos más primarios del ser humano. "Be right back" es un episodio que, meses después, no se va de la cabeza.

- "Hannibal": Otro de los estrenos más celebrados del año es esta precuela de las historias de Hannibal Lecter, que destaca por su gran personalidad propia en lo visual y por la exploración de las consecuencias de la violencia en la gente que tiene que la investiga, y que tiene trabajar con sus obras todos los días.

- "Juego de tronos": En la tercera temporada, las apuestas se han elevado todavía más para los personajes y para la serie en sí. La Boda Roja ha sido uno de los momentos del año, pero de la gran muestra de seguridad en sí misma que ha demostrado la serie también es un gran ejemplo aquel "dracarys".

- "Orange is the new black": Probablemente, sea la serie con el mayor y más diverso reparto femenino de la televisión reciente, y el mejor ejemplo del modelo de producción y emisión de Netflix, aunque la fama inicial se la llevaran otras. ¿Conseguirá llamar la atención de los premios?

- "Justified": Raylan Givens y Boyd Crowder nunca decepcionan, y menos aún si a su alrededor nos presentan nuevos personajes secundarios que, inmediatamente, consiguen hacerse un hueco, como el de Patton Oswalt. Hubo un ligero cambio en la estructuración de la temporada, con el misterio de Drew Thompson como eje central, pero siguió siendo igualmente disfrutable.

Música de la semana: En Yo disparé a JR hablaremos en breve de series que no sean ni americanas ni inglesas, y entre ellas figura "Puberty blues", una australiana ambientada a finales de los 70 que utiliza como sintonía "Are you old enough?", de Dragon, un grupo de la época que intentó entrar en el mercado estadounidense, sin suerte.
Publicar un comentario