16 enero 2007

Los "englobados"


En los mentideros de Hollywood se apuntan dos conclusiones sobre los Globos de Oro, que se entregaron anoche. Una es que no está nada claro cuáles son las favoritas con más peso en los Oscar, ya que la Asociación de Prensa Extranjera repartió sus premios entre "Babel", "The Queen", "Dreamgirls" e "Infiltrados", y a éstas hay que añadir, muy probablemente, alguna de las dos películas de Clint Eastwood sobre la batalla de Iwo Jima, "Banderas de nuestros padres" y "Cartas desde Iwo Jima". La segunda conclusión hace que las teles se echen a temblar, por que esta edición de los Globos ha tenido mucha menos repercusión en los medios que otras. Sí, están dos películas taquilleras como "Infiltrados" y "Dreamgirls", pero todas las demás apenas se han visto en EE.UU. fuera de las costas. El eterno debate. Y, ahora, vamos a lo que interesa (aparte de criticar los vestidos, por supuesto), que es saber quiénes han ganado, y si esas "predicciones" que hicimos hace un mes han servido para algo (ya os digo yo que no).
Para empezar, las dos vencedoras como mejores películas de drama y comedia ("Babel" y "Dreamgirls") van a ser, casi seguro, las principales aglutinadoras de nominaciones a los Oscars, aunque me temo que la primera se irá casi de manos vacías, porque el musical sobre un grupo trasunto de las Supremes se ha llevado también los premios de los actores secundarios (Eddie Murphy y Jennifer Hudson). Martin Scorsese ha ganado el primer asalto de su particular combate con Clint Eastwood al llevarse el Globo al mejor director por "Infiltrados", pero, aún así, deberá andarse con ojo en los Oscars.
En cuanto a los actores principales, no hubo sorpresas y Forest Whitaker ("The last king of Scotland") y Helen Mirren ("The Queen") hicieron buenos los pronósticos en drama y lo mismo hizo Meryl Streep ("El diablo viste de Prada") en comedia. Sacha Baron Cohen, que ganó por "Borat", podría muy bien verse incluido entre la terna de nominados al Oscar. Además, Mirren ganó también como mejor actriz en una miniserie o película de televisión por "Elizabeth I" (las reinas inglesas le dan suerte, aunque estén separadas por 400 años en el tiempo). "The Queen" se llevó, además, el Globo al mejor guión, y Pixar siguió con su particular monopolio en los premios al lograr que "Cars" fuera elegida como mejor película de animación. Y en las películas en lengua no inglesa ganó "Cartas desde Iwo Jima", que está rodada en japonés, pero que no representa una amenaza para "Volver" y "El laberinto del fauno" en los Oscars, ya que, además del idioma, las cintas a concurso deben estar producidas fuera de EE.UU. Así, "Apocalypto" queda eliminada también de esta categoría, y la rival principal es la cinta alemana "La vidas de los otros", que se centra en la vigilancia a la que la Alemania del Este sometía a sus ciudadanos.
En cuanto a la tele, hubo algunas sorpresas muy agradables, como que "Ugly Betty" venciera a "The Office" como mejor comedia y que America Ferrera hiciera valer su frescura al frente de dicha serie para alzarse con el premio a la mejor actriz de comedia. Alec Baldwin vio reconocido su buen año ganando como mejor actor de comedia por "30 Rock". En los dramas, "Anatomía de Grey" hizo valer el peso de sus 20 millones de espectadores y de su engrasada maquinaria de relojería para llevarse el Globo a la mejor serie, de la misma forma que Kyra Sedgwick logró un merecido premio a la mejor actriz dramática por "The Closer". Hugh Laurie repitió galardón por "House" y volvió a soltar otra de las suyas, agradeciéndoselo al equipo de la serie y añadiendo que "seguro que alguien, en alguna parte, trabaja con un equipo de ladrones borrachos". Los Globos a los secundarios se fueron a Jeremy Irons y Emily Blunt por dos películas para televisión, "Elizabeth I" y "Gideon's daughter".
Por cierto, que en las categorías de televisión, Cuatro ha hecho pleno. Preparaos para el autobombo...
Publicar un comentario