29 enero 2007

Entre Pedro y Guillermo


Ayer, Agustín Díaz Yanes debió sentirse como Steven Spielberg en la ceremonia de los Oscars en la que "El color púrpura" se fue de vacío a pesar de tener 11 nominaciones. "Alatriste" tenía 15 candidatutas al Goya y sólo se llevó tres, a la mejor dirección de producción, dirección artística y al mejor vestuario. En las categorías técnicas, "El laberinto del fauno" arrasó, y en la que parecía que "Alatriste" podía tener más opciones, como guión adaptado, ganó "Salvador". Al final, "El laberinto del fauno" y "Volver" se repartieron los premios más importantes, y la otra gran triunfadora de la noche fue "AzulOscuroCasiNegro", que consiguió los Goya a mejor actor secundario (Antonio de la Torre), dirección novel (Daniel Sánchez Arévalo) y actor revelación (Quim Gutiérrez). Sólo le faltó llevarse el de mejor actriz, pero ahí estaba Penélope Cruz. "Volver" también hizo que Carmen Maura ganase el de mejor secundaria, y el mejor actor fue para el veterano Juan Diego, que ya se había llevado la Concha de Plata del Festival de San Sebastián por "Vete de mí", y que tuvo una emocionante dedicatoria para su compañero de reparto, Juan Diego Botto.

Al que se vio muy emocionado toda la gala fue a Guillermo del Toro. El mexicano ganó el Goya al mejor guión original, y en su discurso empezó agradeciendo el apoyo que los hermanos Almodóvar le dieron cuando produjeron "El espinazo del diablo", afirmando que, sin esa película, él no estaría aquí ahora. "El laberinto del fauno" terminó llevándose siete Goyas, entre ellos, el de mejor actriz revelación para una Ivana Baquero que parecía Dorothy en "El mago de Oz", y menos en la banda sonora (que ganó "Volver"), los otros cinco nominados al Oscar se llevaron el Goya. Esto no indica nada, claro, pero soñar es gratis. En la recta final, Pedro Almodóvar (que no fue a la gala) y "Volver" ganaron los premios importantes, al mejor director y a la mejor película.

Aparte de todo esto, los Goya nunca pueden librarse de las críticas, si bien este año ha sido TVE la que se ha llevado más palos por su decisión de retransmitir la ceremonia con media hora de retraso, para editar las partes más aburridas y limitar su duración (quitaron, por ejemplo, el discurso de agradecimiento del distribuidor en España de "The Queen", que ganó como mejor película europea). No sé muy bien si cumplieron su objetivo, porque lo cierto es que la gala fue bastanté rápido. Los que entregaban los Goya sólo decían el nombre del ganador, y José Corbacho, el presentador, hablaba poco. Pero TVE nos crujió a anuncios, eso sí. He leído por ahí que también se ha criticado que Corbacho tuviera poca gracia (el momento final con Santiago Segura y las pullas que se lanzaron no estuvo mal) y que el discurso de Angéles González-Sinde, la presidenta de la Academia, fue demasiado largo (como todos. Yo siempre hago zapping cuando llega esa parte).

Por lo demás, claro que la gala de los Goya es aburrida. ¿Habéis intentado ver los Oscars en directo? Está el agravante de que empiezan a las 3 de la madrugada, pero es imposible verlos si no te armas de Coca-Cola y no los ves con un grupo de amigos con los que comentar la jugada. De todos modos, podéis consultar el resto de los ganadores de los Goya aquí.

P.D.: He de confesar que no vi la gala entera porque, por la tarde, me fui a ver "Bobby", el debut en la dirección de Emilio Estévez. Tiene muchas cosas que mejorar y, a veces, el énfasis que se pone en algunos temas sobra, pero no está mal. Como en todas la películas corales, algunas de las historias están más logradas que otras, y tal vez se incluyan demasiados elementos de ambientación. Sin embargo, todo el reparto se muestra muy bien, con unas Demi Moore y Sharon Stone estupendas, por nombrar sólo a algunas, y el paralelismo con la época actual es innegable. Y, de remate, suena "Black is black", de Los Bravos. Esperad al final de los créditos y lo comprobaréis.
Publicar un comentario