08 enero 2007

Shocker!!

En la jerga televisiva americana, shocker es un momento realmente sorprendente de una serie o una película, que trastoca todo lo que habías estado viendo hasta ahora. Lógicamente, viene de shock, que puede significar conmoción, impacto, escandalizar... Ya sabéis a lo que me refiero.
En las series, estos shockers son muy habituales, sobre todo al finalizar una temporada o antes de uno de esos parones de mitad de temporada, con lo que dejan al espectador acordándose de toda la familia de los guionistas, y deseando que lleguen los nuevos capítulos. También se emplean para dar un golpe de timón si la trama es demasiado errática, o ha entrado en un estancamiento y hace falta algo que revitalice el show. Los responsables de "Perdidos" son unos expertos en esto: que si matamos a Shannon, que si Michael se comunica con Walt a través del ordenador de la escotilla, que si los Otros no son quienes parecen...

Los shockers, o golpes de efecto, son una herramienta muy golosa, pero muy peligrosa. Al tercero que te dan, el tema empieza a oler. Pueden ser síntomas de un completo agotamiento creativo, una huida hacia adelante que, generalmente, acaba con un salto del tiburón y el ridículo más absoluto. Hoy no ando muy inspirada, y no se me ocurre ningún ejemplo verdaderamente pasmoso, de ésos de quedarte con la boca abierta y pasarte tres días dándole vueltas a lo que acabas de ver para encontrarle un significado. Sí, cierto, la muerte de Chanquete traumatizó a, por lo menos, un par de generaciones, pero no soy capaz de pensar en ninguno más. ¿Ideas? ¿El mayor shocker televisivo de vuestra vida (y no vale el peinado de Angela Channing)?
Publicar un comentario