14 marzo 2008

Cara de palo

No hace mucho, un crítico estadounidense (no recuerdo quién) hablaba del auge de la comedia dead pan, o lo que es lo mismo, aquélla en la que los personajes sueltan sus chistes y todo tipo de burradas con cara seria y, a veces, incluso aburrida. Ponía como ejemplo más claro la serie "Flight of The Conchords", en la que Jemaine y Bret no mueven ni un músculo de la cara en medio de diálogos para besugos y canciones divertidísimas, y apuntaba también a algunos personajes de las comedias de Wes Anderson y, por supuesto, a Bill Murray, que mostró el valor cómico de una buena cara de palo en "Atrapado en el tiempo".

Tal vez sea una reacción a la hipergestualidad y el histrionismo de Jim Carrey y Chris Tucker ("Hora punta"), que estuvieron ampliamente representados a principios de la década, o simplemente es que ahora hay más talento, o más gente con éxito, en el lado de los "caras de palo". Claro que, para triunfar en ese apartado, hay que tener una cara especial. Si no, buscad en YouTube cualquier actuación en Enrique San Francisco en "El club de la comedia"... No le hacía falta ni hablar.

Hay ciertos temas, y ciertos actores, que resultan muy divertidos siendo totalmente serios. A Buster Keaton, el "cara de palo" por antonomasia, no podemos incluirlo aquí porque lo suyo fue el cine mudo y los gags visuales (muchos de ellos insuperables incluso hoy en día).
Publicar un comentario