16 marzo 2008

El lado oscuro

Adaptaciones de "El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde" hay muchas. El libro de Robert Louis Stevenson, publicado en 1886, tuvo un éxito inmediato, que se tradujo rápidamente en obras de teatro y, en cuanto apareció el cine, en películas. La primera de todas ellas es de 1908, si Internet Movie Database no falla, aunque tal vez las más conocidas son la dirigida por Rouben Mamoulian en 1931, protagonizada por Fredric March, y por supuesto la de Victor Fleming, en 1941, con un reparto estelar formado por Spencer Tracy, Ingrid Bergman y Lana Turner. Incluso Hulk está inspirado por la dualidad entre el bien y el mal del torturado doctor, apocado y serio como Jekyll, y una fuerza malvada de la naturaleza como Hyde (si nos quedamos en un ejemplo más cercano, heredera suya es también Niki, de "Héroes").

El año pasado, la BBC emitió una nueva encarnación de esta historia (escrita, por cierto, por Steven Moffat, responsable de los mejores capítulos de "Doctor Who"), protagonizada por el doctor Tom Jackman y sus extrañas transformaciones surgidas de repente, sin que medie la ingesta de una poción, como ocurría en el libro de Stevenson, pero que parecen conectadas a una investigación que realizaba en la universidad donde trabajaba. Jackman parece tenerlo todo bajo control, separando a su familia y su ordenada vida del desenfreno y la locura de Hyde, al que trata como si fuera una persona totalmente diferente y con el que se comunica mediante una pequeña grabadora digital. Por supuesto, ese control es sólo un espejismo, y el lado oscura del doctor enseguida empezará a maniobrar para intentar hacerse con el control total de su persona.

¿Es Jackman un caso de desdoblamiento de personalidad? En el piloto no queda claro y, de hecho, quien ve a Jackman y a Hyde está convencido de que Hyde es otra persona diferente, más seguro, incluso más alto que su alter ego. Por supuesto, la intriga está en averiguar por qué a Jackman le ocurren estas transformaciones, y cuál de sus dos lados terminará prevaleciendo. Y resulta muy interesante, y entretenido de ver, por el actor que da vida al pobre Jackman, James Nesbitt, un tipo que se transforma en Hyde adoptando un lenguaje corporal y una entonación en la voz diferentes, sin necesidad de más maquillaje que unas lentillas que oscurecen sus ojos y los inyectan en sangre. Es impresionante ver a Nesbitt en acción, un buen actor cuyo trabajo en "Jekyll" le reportó este año una nominación a los Globos de Oro, y que empezó a despuntar por su trabajo en "Bloody Sunday", de Paul Greengrass. Junto a él, y como curiosidad, está Michelle Ryan antes de fracasar en "Bionic Woman", y he de decir que aguanta el tipo frente a Nesbitt bastante bien.

P.D.: Ya sé que "88 minutos" no tiene buena pinta, ¿pero habéis distinguido a todos esos actores televisivos en su trailer? Si no me olvido a ninguno, están Neal McDonough, Benjamin McKenzie, Amy Brenneman y Leah Cairns. Y, ya puestos, ahí os lanzo otro reto sencillo. ¿Qué tienen que ver esta foto y "Perdidos"?

Música de la semana: "Cómo conocí a vuestra madre" vuelve, por fin, mañana, después de estar otra vez en la cuerda floja y tenernos a todos angustiados hasta que consiguió su renovación para la próxima temporada, y tras el revuelo montado al saberse que Britney Spears tendría un cameo en un episodio. Por lo pronto, el capítulo de mañana está ambientado en las celebraciones del día de San Patricio y se llama "No tomorrow", como esta canción de Orson.
Publicar un comentario