12 marzo 2008

Los Cinco Últimos

ALERTA SPOILERS: Como "Galáctica" no es una serie histórica, sí que puede haber cosas que, si no seguís la serie a su ritmo de emisión, desconocéis y preferís no saber. Avisados quedáis.



Los androides, robots con apariencia humana, nunca faltan en la ciencia ficción, y menos aún si quiere plantearnos cuestiones tan complicadas como qué es lo que nos hace humanos. ¿El pensamiento? ¿Las emociones? ¿La imprevisibilidad? ¿La crueldad? ¿Todo a la vez? En "The Sarah Connor Chronicles", la serie de Fox dentro de la saga de Terminator, el modelo asignado para la protección de Sarah y su hijo John, Cameron, parece tener unos pequeños detalles más humanizados (detalles que el productor ejecutivo explica aquí) que la emparentan con los replicantes y, por supuesto, con nuestros queridos cylones.

Hace algún tiempo divagamos un poco sobre el posible futuro de Starbuck en la temporada final de "Galáctica", pero hay otra cuestión tan interesante, o más, que puede estar ligada con ese destino de Kara Thrace y que, desde luego, será crucial en el desenlace: los Cinco Últimos Cylones. Desde la miniserie, sabemos que hay 12 modelos humanos de cylones, de los que conocemos a siete: Cavil (el "hermano" expeditivo y sarcástico), Simon (el científico), Leoben (el místico), Aaron Doral (5, una especie de líder), D'Anna (o número 3, con su propia agenda), Boomer (el número 8, que no sabe que hacer con su vida) y la única sin un único nombre, Seis, que es también uno de los modelos más complejos por la fascinación que siente por las emociones humanas y, especialmente, por el amor. Los otros 5 modelos se mencionaron de pasada alguna vez; Seis le dice a Baltar que los cylones nunca hablan de ellos, no saben quiénes son y que los dos grupos siguieron caminos separados mucho tiempo atrás.

En la tercera temporada, los Cinco Cylones Finales empiezan a adquirir más protagonismo. Tres descubre que, entre la muerte y el proceso de descarga en otro cuerpo, puede ver sombras que parecen sus caras, y se obsesiona con descubrir sus identidades, algo que logra finalmente en el Ojo de Júpiter (aunque le cuesta ser encajonada, o como se traduzca "boxed"). Los Cinco están ligados con el camino a la Tierra, pues el Ojo es un faro que apunta la dirección a seguir, y se encuentra en un lugar llamado el Templo de los Cinco. Además, cuatro de ellos descubren sus verdaderas identidades con la flota más cerca que nunca de su destino, y gracias a una canción tan terrestre como "All along the watchtower".

Sin embargo, especular sobre la identidad del quinto y último y la razón de ser de los Cinco Finales es más difícil que adivinar la verdadera naturaleza de Starbuck (empieza por "h"...). En "Razor" parece que se nos da alguna pista de su origen al introducir la historia del Primer Híbrido y el laboratorio gore y macabro que Adama encuentra en la primera guerra cylon, pero seguimos a oscuras sobre las razones por las que los Cinco se mezclaron con los humanos, hasta el punto de ignorar su verdadera identidad, y se separaron de los demás cylones. Teniendo en cuenta que éstos van a diverger cada vez más en sus planes hacia los humanos (ahí parece que entra un nuevo modelo de Seis llamado Natalie), lo que de verdad promete es el anunciado regreso de Tres. Ella sabe muchas cosas, entre ellas, quién es el Último Cylon.

¿Apuestas? No es fácil. Tiene que se otro "humano" muy involucrado en la causa, como lo están Tigh, Anders, Tyrol y Tory, que fueron todos líderes de la resistencia en Nueva Caprica. Sin embargo, y aunque Ron Moore dice que han ido dejando algunas pistas (es de suponer que serán más evidentes en la nueva temporada), yo no tengp ni la más remota idea. Estaría bien que fuera el doctor Cottle... What the frak... ¡Que sea Cottle!

P.D.: La culpa de estas divagaciones la tienen estas dos entradas sobre robots. Y mi favorito también es Bender. ¡Binary solo!.
Publicar un comentario en la entrada