02 marzo 2008

Las 1.001 formas de viajar en el tiempo

ALERTA SPOILERS: Para los que no sigáis "Perdidos" al ritmo yanqui, os informo de que en esta entrada habrá spoilers sobre un aspecto muy concreto de esa serie. Se habla de más series, pero creo que de ésas no hay nada que estropee la diversión.

Los viajes en el tiempo están de moda. En sólo unos meses, han coincidido los periplos de Sam Tyler en "Life on Mars", los saltos al pasado de Dan Vasser en "Journeyman", la teleportación a cualquier lugar y cualquier tiempo de Hiro en "Héroes" y los viajes al pasado de la consciencia de Desmond en "Perdidos", una serie que lleva ya bastante tiempo dejando caer pequeñas pistas sobre la importancia que los desplazamientos temporales pueden tener en la trama. A todos ellos hay que sumar, claro, las aventuras del Doctor Who y su TARDIS, pero vamos a dejarlo a un lado para no complicar aún más el asunto (esta serie tiene capítulos muy buenos dedicados al tema, como uno que ví hace poco, "The girl in the fireplace").

Hay determinados físicos que indican que, teórica y matemáticamente, los viajes en el tiempo son posibles. Ya simplemente la luz que nos llega desde las estrellas lo hace; el brillo de Bellatrix que vemos desde la Tierra, por poner un ejemplo muy harrypotteriano, no es el que tiene la estrella en este momento, sino el que emitió hace 240 años, que es el tiempo que su luz ha tardado en llegar a nosotros. Cualquier desplazamiento por el Universo nos lleva a viajar en el espacio y en el tiempo (que se lo digan al protagonista de "El planeta de los simios"), pero las obras de ficción siempre han preferido los viajes en la Tierra, con todas sus paradojas de encontrarte a tí mismo en el pasado, etc. En muchas ocasiones, es necesario un artefacto que genere la suficiente energía para desplazarnos, ya sea la máquina de H.G. Wells o el mítico condensador de fluzo de "Regreso al futuro". Sin embargo, lo interesante de este renovado interés por los crononautas es que no requieren de ningún artilugio para sus viajes. Lo que le ocurre a Desmond, por ejemplo, es producto de su exposición a la energía electromagnética desatada por la explosión de la escotilla al final de la segunda temporada de "Perdidos". Algo así como un Bruce Banner al que la radiación no transforma en Hulk.

Establecidas definitivamente las peculiaridades de la isla (Faraday explica a Jack que la percepción del tiempo que ellos tenen en la isla no es la misma que la que se tiene fuera), "Perdidos" desvela definitivamente sus cartas. Hemos comentado innumerables veces que es una serie de frikis y para frikis, un título destinado a convertirse en de culto que, sin embargo, se estrenó en el momento adecuado para convertirse en un éxito masivo, pero que nunca ha dejado de ser un título de ciencia ficción (la última referencia literaria es "Matadero Cinco", de Kurt Vonnegut, cuyo argumento es muy similar al del episodio "The constant"). Como tal, no podemos esperar respuestas y explicaciones a todo. El tema del viaje en el tiempo es tal vez el ejemplo más claro. Las ecuaciones físicas implicadas en él ya son lo suficientemente complicadas (la pizarra de Faraday en Oxford incluye ecuaciones de la relatividad especial y general y también de física cuántica, incluyendo unos pocos agujeros de gusano) como para que exijamos una respuesta más clara que la que Faraday le da a Desmond en ese episodio.

P.D.: Los críticos y periodistas de televisión en EE.UU. son diferentes de los españoles. Aquí, suelen pecar de gafapastas, descartando prácticamente cualquier cosa que venga de la tele como inferior, mientras que allí no se les caen los anillos en colocarla a la altura del cine. Ejemplo, la lista de Entertainment Weekly de 30 actrices por debajo de 30 años más interesantes de Hollywood. Están las inevitables Scarlett Johansson, Natalie Portman, Kirsten Dunst o Anne Hathaway, pero también incluyen a actrices televisivas como Hayden Panettiere, Kristen Bell, Evangeline Lilly, Katee Sackhoff o Summer Glau.

Música de la semana: La elección de Patsy Cline como banda sonora cada vez que tenemos en "Perdidos" un capítulo centrado en Kate no deja de resultarme curiosa. En "Eggtown", la canción elegida era "She's got you", pero vamos a jugar la carta del gran éxito y vamos a quedarnos con "Crazy", la canción por la que Cline es más conocida. ¿Cuándo la escucharemos en la isla? Y hablando de viajes, ¿os acordáis de aquella ochentera "Viaje con nosotros"?
Publicar un comentario