13 marzo 2008

Las nueve vidas de Urgencias

¿El County General sigue abierto? ¿Después de tanto tiempo? ¿Pero queda alguien trabajando allí? Son todo preguntas perfectamente válidas al enfrentarnos a uno de los dramas más longevos de la televisión estadounidense, "Urgencias". Lo son no sólo porque va a enfrentarse a su 15º temporada en otoño, sino porque ha sobrevivido a un par de coma hipoglucémicos y ataques al corazón que a punto estuvieron de hacerla fallecer. Su 12º temporada fue discreta, siendo generosos, y la NBC decidió que era hora de que los médicos del County General se fueran de vacaciones indefinidamente, lo que ocurriría cuando la ficción cumpliera 14 años en antena.

Pero hete aquí que la que iba a ser la penúltima entrega, la 13ª, empezó a funcionar muy bien en audiencia y, sobre todo, en esa franja de edad entre los 18 y los 49 años que es la panacea universal para cualquier serie de salud delicada, así que se suspendió por el momento la decisión de imponer un final a "Urgencias". El tiempo no espera por nadie, que decían los Rolling Stones, y finalmente será la 15º temporada la que marque el cierre del hospital más famoso de Chicago. Para ella, además, los productores quieren tirar la casa por la ventana y traer de vuelta a algunos de los actores que han pasado por la serie, como George Clooney, Julianna Margulies (que tiene serie nueva, "Canterbury's law") o Noah Wyle, que está ya confirmado para volver a enfundarse la bata del doctor Carter.

"Urgencias" no fue la primera serie de hospitales en la que la vida personal de los médicos se entremezclaba con las historias de los pacientes, pero es una de las que mejor ha llevado a cabo esa mezcla. En 1994 revolucionó la parrilla televisiva con su ritmo acelerado, su humor un poco negro (me encantaban esos vagabundos borrachos que se peleaban con las enfermeras cuando iban a bañarlos) y sus personajes hechos un desastre. Desde el intento de suicio de Carol Hathaway con el que se abría la serie, quedaba claro que no estábamos ante "Hospital General". Series posteriores como "Anatomía de Grey" le deben mucho a la creación de Michael Crichton, que acabó siendo la vencedora del duelo médico que sostuvieron la NBC y la CBS con "Urgencias" y "Chicago Hope". Por ella ha pasado una ingente cantidad de actores, famosos y en camino de serlo, y ha ido envejeciendo con bastante dignidad.

La pena, como siempre, es lo mal que TVE la ha tratado en España. Ni siquiera la primera temporada se libró de ir programada a partir de las 23 de la noche, y el desbarajuste de los últimos años es totalmente esquizofrénico. Quien tenga AXN puede ir siguiéndola con cierto orden, aunque con retraso.
Publicar un comentario