05 abril 2008

A este lado del charco

Desde aquella famosa temporada de 2004 le prestamos mucha atención a la ficción estadounidense, y se nos llena la boca afirmando que están viviendo una nueva edad de oro en lo que se refiere a las series, con productos más innovadores, más arriesgados y más en consonancia con el mundo de hoy que las películas. Todo eso es cierto, pero los aires de renovación no se han quedado a ese lado del Atlántico y también se respiran por nuestras latitudes. De hecho, algunas de las series yanquis más exitosas de los últimos años son remakes de originales ingleses (como "Queer as folk" y "The Office"), y en las islas británicas se han lanzado de cabeza a renovar su ficción.

Como reconocen los creadores de "Life on Mars", el éxito de "Perdidos" ha tenido buena culpa de que las televisiones de la vieja Europa (y muy especialmente las británicas) se atrevan a programar cosas diferentes. "Life on Mars" debe ser uno de los mayores éxitos que han salido del Reino Unido en los últimos años, con dos nuevas versiones en marcha, una en EE. UU. y otra en España, a cargo de Antena 3 y que, por lo que parece, estará protagonizada po Eduardo Noriega. Además, ejemplifica cierta tendencia hacia la ciencia ficción (más o menos) en los nuevos programas.

Sí, los británicos siguen teniendo sus "EastEnders" y sus culebrones (el último, "The Palace", sobre una familia real de un país inexistente), pero no han desdeñado las series con un toque ligeramente sobrenatural. No hace falta centrarse sólo en "Doctor Who" y "Torchwood"; también anda por ahí "Jekyll", que es a la vez una puesta al día de "El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde", el estudio de un personaje, una historia de intriga y ciencia ficción y una mirada al poder de ciertas empresas. Hasta en España nos hemos contagiado de todo ese ambiente, y de la mezcla de un montón de cosas salen series como "El internado" (por cuya programación, dosificada con tino, hay que felicitar a Antena 3. Sobre la serie, nada puedo decir).

De todos modos, donde están notándose en nuestro país los nuevos aires es en Cuatro y en TVE. Los primeros fueron los que abrieron la veda, en los últimos dos años, a las ficciones con valores de producción muy cuidados, y si ellos han apostado por historias poco vistas en la televisión española (como los policíacos "Génesis" y "Cuenta atrás" y el estimable remake de "Los simuladores"), en La 1 han decidido ir a géneros más tradicionales, pero tratándolos con seriedad. Eso y no otra cosa son "Herederos" o "La señora"; culebrones de prime time hechos sin pedir disculpas y con todas las consecuencias, con una cuidada ambientación, un reparto elegido al milímetrol, con sus malos malísimos, sus ricos y pobres, sus cuernos... (y no sólo porque los protagonistas de "Herederos" se dediquen a lo taurino). A veces hay que empezar por hacer bien lo más convencional antes de lanzarse a los experimentos.
Publicar un comentario