19 noviembre 2008

Sagas familiares

Hollywood es un negocio familiar. Desde que se fundó, padres, hermanos e hijos se han dedicado a compartir trabajos en el show business, ya sea como ejecutivos de los estudios, directores, guionistas, iluminadores o actores. En la época clásica ya teníamos a los hermanos Herman y Joe Mankiewicz, las hermanas Joan Fontaine y Olivia de Havilland (que se odiaban, por cierto), y verdaderas sagas familiares como los Huston (Walter, John, Anjelica y su hermanastro Danny), los Barrymore (los hermanos Ethel, Lionel y John y la nieta de éste último, Drew), los Fonda (Henry y sus hijos Jane y Peter y la hija de éste, Bridget) o los Bridges (Lloyd, Beau y Jeff).

Ahora mismo, y si no nos metemos demasiado en el cine, en la tele yanqui hay un buen montón de hermanos e hijos ganándose el pan en Hollywood de la misma manera que sus padres. Los cuatro hermanos Baldwin son uno de los clanes más numerosos con Alec y William llevándose parabienes en "30 Rock" y "Sexy Money", respectivamente, y Daniel y Stephen atravesando horas más bajas. Los Arquette también están entre los más numerosos, con Roseanna, Patricia, David y Alexis, que ahora es mujer y que, cuando todavía era un hombre, participó en "Cosas que nunca te dije", de Isabel Coixet. A esa familia hay que añadir a Courtney Cox, esposa de David Arquette. Sus padres, Lewis Arquette y Brenda Denaut, también se dedicaban a la interpretación.

En la familia Deschanel hay tres actrices (la madre, Mary Jo, y las hijas, Emily y Zooey) y un director de fotografía, Caleb (el padre), nominado a cinco Oscars (por, entre otras, "Elegidos para la gloria", El mejor" y "La pasión de Cristo") y que ha dirigido bastantes capítulos de series de televisión (entre ellos, de "Bones" y "Twin Peaks"). Si nos quedamos en dúos de padres e hijos, la lista se puede hacer eterna. Desde Ron y Bryce Dallas Howard, a Tom y Colin Hanks, pasando por Meryl Streep y Mammie Gummer, la saga de los hermanos Julia y Eric Roberts y la hija de éste, Emma, Martin Sheen y sus hijos Charlie Sheen y Emilio Estévez, Edward James y Bodie Olmos, Clint y Alison Eastwood (su hermano Kyle es bajista de jazz), los hermanos John y Joan Cusack, la hija de Bruce Willis y Demi Moore, Rumer Willis, Kelsey Grammer y su hija Spencer...

Y aún se me olvidaban Debbie Reynolds y su hija, Carrie Fisher, los padres famosísimos de Liza Minnelli (Judy Garland y Vincent Minnelli), Tippie Hedren y Melanie Griffith, los hermanos Matt y Kevin Dillon, Joaquín y River Phoenix o esos hermanos que no lo parecen, Jamie Bamber y Anastasia Griffith (y que son menos famosos, está bien), Joss Whedon y su padre Tom y su abuelo John, todos guionistas... Por supuesto, nuestras sagas patrias no podían faltar, con los Gutiérrez Caba, los Guillén-Cuervo, los Larrañaga-Merlo y los Bardem.
Publicar un comentario