22 septiembre 2009

Jay Bikila

Si hay un programa vigilado de cerca en este principio de temporada en Estados Unidos, ése es "The Jay Leno Show". Que ocupe el otrora sacrosanto horario de las 10 de la noche en la NBC, ahorrándole a la cadena unos cuantos millones de dólares al día, era visto casi como el signo del Apocalipsis para la ficción televisiva estadounidense. ¿Y si Jay Leno se convertía en el dominador de la audiencia, como había sido durante los 15 años que estuvo al frente de "The Tonight Show"? Su competencia a las 23 (ó 23:30, nunca me acuerdo) eran otros talk shows, principalmente el de David Letterman. Pero ahora, una hora antes, se tiene que enfrentar a las series estrella de las demás cadenas. Eso implica, por ejemplo, verse las caras los lunes con "CSI: Miami", los jueves con "El mentalista" y los viernes con "Numb3rs" (sí, son todas de la CBS), y estar sujeto a muchos vaivenes de audiencia dependiendo de los invitados que tenga (otra como tener a Kanye West después de la que montó en los MTV Video Music awards no le va a pasar), de si las series tienen capítulos nuevos o repetidos, de si Fox empieza con los play-offs del béisbol...

Como no se cansan de repetir en "Tuned In", esto es un maratón, y un talk show diario es muy difícil de juzgar por sus audiencias de sólo una semana. Como era de esperar, Jay Leno debutó arrasando, con más de 18 millones de espectadores, para luego perder gas rápidamente y, además, quedarse con un target demasiado envejecido. Anoche tuvo una caída desde la cima espectacular, quedándose creo que en unos siete millones. Hay que tener en cuenta que su lead-in del lunes es "Héroes", quizás el más flojo de toda la parrilla de la NBC, y terminó enfrentándose también al final de la premiere de la sexta temporada de "House", que duró dos horas. Pero esto puede ser el signo de lo que espera el resto de esta semana, que es la que inicia oficialmente la nueva temporada en EE.UU. y en la que se estrena el 98% de las series del otoño. Tal vez en cuanto se pase la expectación por ver los estrenos y los regresos repunte un poco, pero la NBC va a tener que buscar la lectura positiva en otra cosa que no sean los espectadores totales (ni el target demográfico entre los 18 y los 49, sospecho).

Esto acaba de empezar. El funcionamiento de "The Jay Leno Show" no podrá medirse con algo de propiedad tal vez hasta que no llegue el hiato navideño. Entonces se verá si mejora los datos que la NBC solía tener otros años en ese horario o no, si es un problema para "The Tonight Show" (que parece que resiste la competencia interna de Leno, cuyos fans odian muy intensamente a Conan O'Brien por presentar ese programa) y si deja una audiencia decente para que los informativos locales que las cadenas afiliadas emiten después puedan lograr buenos datos, algo clave para ellas (algo de esto se explica aquí). Lo que está claro es que, teniendo en cuenta la situación desesperada de la NBC y la pérdida de audiencia total que se espera este año en todas las cadenas, la cadena del pavo hará como dijo Nina Tassler, presidenta de la CBS, en los upfronts, y ya se buscará el modo de que su experimento leniano sea presentado como un éxito.
Publicar un comentario