27 septiembre 2009

La batalla del jueves

El jueves es el día más importante en la televisión estadounidense. Es la noche en la que se anuncian las películas que van a estrenarse al día siguiente y la última de las noches de la semana con grandes audiencias, porque el viernes empieza el fin de semana y se da por sentado que hay menos gente viendo la tele (esta semana, entre "Entre fantasmas" y "Medium" le dieron la noche del viernes a la CBS sin llegar a los 9 millones de espectadores, que es lo que hace el programa en tercer lugar cualquier otro día de la semana). Los anunciantes se dejan sus buenos millones en los programas del jueves, que se enfrentan a una dura competencia pero, al mismo tiempo, reciben un importante espaldarazo promocional por emitirse ese día. Desde hace tres temporadas, además, el jueves es el día en el que "Anatomía de Grey" y "CSI" dirimen el liderazgo entre lo que en ese momento se veía como la pujante y joven ABC y la más mayor y predecible CBS. Luego se ha visto que "CSI", aunque sufre el desgaste lógico de 10 años en antena, sabe reciclarse mejor en su fórmula que la serie de Shonda Rhimes en su sexta temporada.

De todo esto, hace tiempo que la NBC se quedó excluida. Los jueves es su noche de las comedias ("Comedy Night Done Right", la llaman ellos), y nadie olvida que, durante muchas temporadas (desde 1982, de hecho), recibía el apodo de "Must See TV" (aquí tenéis un recorrido histórico de todo lo que había ese día en la parrilla de la NBC). Ese día triunfaron, y dieron prestigio a la cadena del pavo, entre otras, nada menos que "Canción triste de Hill Street", "El show de Bill Cosby", "Cheers", "La ley de Los Ángeles", "Juzgado de guardia", "Loco por tí" y, durante buena parte de los 90, la mera mención del quinteto "Friends", "Will y Grace" "Frasier", "Seinfeld" y "Urgencias" inspiraba terror entre sus competidores, porque era imbatible. Pero ya sabemos del declive del canal tras el final de todas esas series y de su decisión de eliminar, en lo que a series se refiere, el mítico horario de las 10 de la noche. La guerra, ahora, está entre ABC y CBS, y luego tenemos a Fox y The CW que intentan arañar por ahí las migajas que puedan.

La lucha esta temporada promete ser muy interesante, casi tanto como el drama de los viernes. En la primera semana oficial de la temporada de otoño, la ABC aprovechó el estreno de la muy publicitada "FlashForward" a las 8 para vencer a un veterano reality de la CBS que dominaba ese horario sin apenas despeinarse, "Survivor: Samoa" (12,4 milones frente a 11,8). Lógicamente, la prueba de fuego vendrá con los dos siguientes episodios, y más porque la tercera en discordia, aunque a bastante distancia (8,8 millones), es "Bones", el experimento de Fox que les ha salido realmente bien. De hecho, cuando dejan a los cerebritos del Jeffersonian durante cierto tiempo en el mismo horario van ganando audiencia, así que no hay que subestimarlos. Y The CW puede estar contenta con "The Vampire Diaries", que se quedó a menos de un millón de espectadores de otro experimento, éste en la NBC, como es emitir el "Weekend Update" de "Saturday Night Live" en una edición especial del jueves durante cuatro semanas, algo que funcionó muy bien durante las elecciones presidenciales del año pasado.

A las 9 tenemos la pista principal de este circo, con una "Anatomía de Grey" que aprovechó muy bien el cliffhanger de la quinta temporada y todo el revuelo organizado en verano alrededor de T.R. Knight y Katherine Heigl para que su premiere doble se llevara por delante a toda la competencia. "CSI", con algo más de 15 millones de espectadores, no puede negar que le costará mantener el ritmo, pero es dudoso que los cirujanos del Seattle Grace mantengan siempre esos 17 millones una vez pasada la expectación del estreno. Como otros años, la carrera volverá a igualarse, o a lo mejor la marcha de Grissom es de verdad un obstáculo insalvable para "CSI" y los rumores sobre su próximo fin terminan haciéndose realidad. La pena de esto es que la principal damnificada es "Fringe", que Fox movió a este horario para darle más visibilidad, y que fue superada hasta por "The Office", que con 7,3 millones de espectadores es la reina del jueves en la NBC. "Sobrenatural" juega en otra liga, pero si sigue oscilando entre los 2,5 y los 3 millones, seguirá siendo de lo más exitoso de The CW, y más después de una cuarta temporada que ha elevado hasta su prestigio entre los críticos.

Y a las 10, la semana que viene llegará "Sin cita previa" a la ABC e intentará hacerle pupita a "El mentalista", que se posiciona como la próxima ocupante del hueco de "CSI" en la CBS. Es mucha competencia para "Community", que ya puede mejorar si no quiere desaparecer de la parrilla de la NBC. En cuanto a "The Jay Leno Show", en alguna parte he leído que incluso con un índice de 1,5 en el target demográfico entre los 18 y los 49 años (que lleva a cualquier serie a la cancelación), la cadena sale ganando, así que no esperéis que recuperen las 10 de la noche para las series. Eso sí, reconforta ver que "Medium" ha dado el salto a la CBS mejorando los datos que tenía en la NBC y hasta superando la audiencia que heredaba de "Entre fantasmas". Tampoco se debe subestimar nunca a los DuBois.

Música de la semana: Por culpa del capítulo de "Glee" de esta semana (en el que empezamos a ver cierto desarrollo de los personajes que puede ser interesante), no puedo sacarme de la cabeza "Single ladies", de Beyoncé. A ver si "No surprises", de Radiohead, que suena en la debut de la sexta temporada de "House", puede obrar el milagro.
Publicar un comentario