14 junio 2010

El mal ejemplo de Batman

De entre todos los superhéroes con la capacidad de volar, la fuerza sobrehumana o el poder de leer mentes, siempre ha habido otros cuyos únicos superpoderes era una forma física de atleta olímpico, un gran ingenio, una cuenta corriente muy, pero que muy saneada y un montón de aparatitos y gadgets que suplan que no les picó una araña radioactiva o no recibieron una "ducha" de rayos cósmicos. Los Batman y Iron Man de los cómics son la inspiración del pobre Dave a la hora de enfundarse el "pijama" verde de su identidad heroica, por mucho que él se compare con Peter Parker y su cualidad de everyday-man cuando no es Spider-man. Pero claro, Dave no tiene el entrenamiento ni el dinero de Bruce Wayne y Tony Stark. Sólo es un adolescente geek colgado de una compañera del instituto, amante de los cómics y decidido a darle un poco de salsa a su vida convirtiéndose en un vigilante enmascarado (con lo que, en parte, sí se parece bastante a Parker).

El cómic "Kick-Ass" en el que se basa la película es celebrado por ser una vuelta de tuerca gamberra y violenta al género de los superhéroes, un "Watchmen" mucho menos trascendental y con más humor negro. La adaptación al cine de Matthew Vaughn tiene un humor retorcido y desmitificador sobre todo al principio, cuando Dave se introduce en el mundo de los superhéroes y se da cuenta de que hay que estar muy loco, y no tener nada que perder, para hacerlo. Mark Millar, el guionista del cómic, afirmaba en una entrevista que se basó libremente en una noticia que vio en un periódico, en la que se contaba la muerte de una paliza de un chico que también se había creído un superhéroe. Para rizar aún más el rizo de la incorrección, la verdadera máquina de matar de la cinta, la asesina implacable al nivel de los 88 Maníacos de O-Ren Ishii, es una niña de 11 años con coletas y cara de pilla, apodada Hit Girl, y que ayuda a su padre, enfundado en un disfraz como el de Batman, a vengarse del mafioso Frank D'Amico.

Las críticas feroces que ha levantado Hit Girl son de esperar. Pero ésto no deja de ser casi una parodia, una farsa del género de los superhéroes (como digo, especialmente al principio), protagonizada por un grupo de jóvenes que intentan saber quiénes son y qué quieren hacer con su vida. Resulta difícil no simpatizar un poco con Dave, un loser típico al que interpreta un actor joven en ascenso, Aaron Johnson, y entre cuyos amigos podemos encontrar varias caras más conocidas por salir en la tele, como Clark Duke ("Greek") o Lyndsy Fonseca (la hija de Ted Mosby en "Cómo conocí a vuestra madre"). Además, Nicolas Cage debe hacer uno de sus mejores papeles en mucho tiempo, a la vez triste, heroico y patético. Y para completar las influencias tarantinianas, la banda sonora también recicla temas de otras películas; en este caso, los de "La muerte tenía un precio" y "28 días después".

7 comentarios:

Gobi dijo...

Yo, aunque no era lo que tenía en mente, vi antes la película, y después leí el cómic.
De primeras la película me gustó y me entretuvo mucho, pero después de leer el cómic, sólo puedo pensar que se basaron libremente en él. Porque sí, la primera parte bien, pero a partir de la segunda mitad Vaughn pierde el norte totalmente.
Cambia poco a poco todo, hasta el punto en el que yo creo que convierte la película en lo que el cómic satiriza.

Y por dios, Hollywood, hacer retransmisiones on-line en vuestras películas YA NO ES ALGO NOVEDOSO.

Pero lo dicho, si no lees el cómic ésas cosas no creo ni que te las plantees.

Sobre "Hit-girl"... estaba claro que iba a picar, ¿no? Aunque me gusta más el estilo cínico del personaje en el cómic.


PD: ¿Fui el único que se pasó la película entera pensando "¡¡¡MCLOVIIIIIN!!"?

Alex dijo...

El problema que le veo a Kick-Ass película, es que al hacer uso del recurso del final feliz se carga todo el mensaje previo en pos de hacerlo más "tragable" al público mayoritario. Y esto pasa porque ese final lo confeccionó el señor Matthew Vaughn paralelamente al que Millar estaba confeccionando para cerrar el cómic por lo que:

1) El director demuestra no tener ni idea del material que estaba adaptando, por lo que al no contar con la guía que era el cómic "pare" un final que desvirtua por completo el mensaje...

") o, muy factible también, es obligado por la malvada productora (¿Universal?, no encuentro el dato ahora) a confeccionar un final que no moleste, por decirlo de alguna manera, a ese gran público.

Pero vamos, que independientemente de su valía como adaptación (ninguna en el fondo, notable en la forma) como película se queda en tierra de nadie. Una estupenda Chloe Moretz, un Nicolas Cage con el día bueno, pero en definitiva una película que parodia el cine de superhéroes y al final peca de todos los clichés de una película de superhéroes. Y todo por el final feliz.

MacGuffin dijo...

Cierto, el final pega muy poco con el principio. Sí, mola ver a Hit Girl cargándose a todo el mundo, pero es muy convencional. Yo pasé un buen rato, eso sí. Leeré el cómic.

Y sí, Alex, la productora es Universal.

Alejandro A dijo...

ya tengo ganas de verla, se ve buena aunque no siempre he sido fan de ese tipo de películas pero he oído cosas muy buenas

Crítico en Serie dijo...

La BSO de 28 días después (y 28 semanas después) será como la de Réquiem por un Sueño. Es lo que pasa cuando transmites tanto con una simple melodía.

ruymanfm dijo...

En el argot se dice que este tipo de héroes son "Vigilantes" (igual en inglés, por cierto), porque carecen de superpoderes.

Lo que más me llamó la atención del cómic -que es una gamberrada y poco más, para mí- es que la primera escena es un flashforward arriesgadísimo, porque se muestra una escena que ocurre en el quinto o sexto número de la colección. No he visto la película y no sé si se mantiene, pero me acordé de MI:3, que utiliza el mismo recurso, un tanto confuso en mi opinión.

Antara dijo...

Yo como no leo comics ni me interesa hacerlo, he disfrutado la peli de cabo a rabo. Tanto como disfruté Watchmen.