29 junio 2010

La guía 'teen' de la popularidad

Tanto tiempo repitiendo que "Election" es el referente más claro de "Glee", y nos dejamos olvidada la que puede considerarse su precedente más claro, mucho más cercano a ella porque las dos salieron de la mente de la misma persona: "Popular". Ryan Murphy y Gina Matthews crearon esta serie teen para The WB en 1999, justo el mismo año en el que se estrenó "Election", y aunque sólo duró dos temporadas (y creo que acabó en un cliffhanger brutal), le dio tiempo a convertirse en un título de culto, sobre todo, por la acidez y el absurdo del que hacía gala de vez en cuando. Es de esas series de las que en su momento vi cosas sueltas y de las que no guardo ningún recuerdo, por lo que su visionado como mandan los cánones estaba en la lista de tareas estivales.

Es muy curiosa la lista de parecidos con "Glee" que hay ya sólo en los tres primeros episodios. Tenemos voces en off, al quarterback que quiere participar en el musical del instituto, a dos animadoras populares que ocultan un interior mucho más complejo, el mensaje de que no pasa nada por ser diferente... Las dos protagonistas de la serie, Sam y Brooke, pertenecen a polos opuestos de la escala de popularidad del Kennedy High, son los centros de dos grupos de amigos que no se soportan pero, por casualidades de la vida (y de un crucero en el que se enamoran el padre de Brooke y la madre de Sam), tienen que mantener a la fuerza una relación más estrecha. Las dos están cegadas por los prejuicios y no se dan cuenta de que, en realidad, no se diferencian tanto la una de la otra, pero ése es un viaje que les llevará tiempo hacer.

Lo que destaca de "Popular" es cómo trufa unas tramas clásicas de las series de instituto con algunos momentos a lo "Ally McBeal" y ramalazos de un humor un poco cruel y sarcástico. Además, es muy consciente de que los buenos lo son en la medida de que los malos den la talla, y se sacan de la manga al dúo Nicole-Mary Cherry, dos brujas realmente malvadas pero cuyas maquinaciones son sumamente divertidas, especialmente la excéntrica tejana que va a clase con abrigo de pieles y gafas de sol, y empieza todas sus frases con "y'all". Tiene también esos pequeños detalles marca de la casa (como los folletos del despacho de Emma en "Glee") que son chistes de los que hay que cazar al vuelo, tipo los nombres de la lista de nuevas animadoras (Alexandra Czar o Popita Fresh son sólo dos de ellos).

El equilibrio entre las tramas serias y las locuras no es fácil de conseguir, y supongo que por eso no pudo pasar de la segunda temporada (aparte que creo que The WB la programó bastante mal al final), pero también es la clave para que se la recuerde con cierto afecto. Como digo, sólo llevo tres episodios (y ya he visto a Sandra Oh haciendo de las suyas y a otros actores que he visto antes en otros sitios, además de Christopher Gorham iniciando su gafe), pero apunta a ser una buena diversión.

9 comentarios:

Akane dijo...

Yo sí que seguí todos los episodios que, creo, emitió la 2 un verano por las mañanas, y me tengo muy buen recuerdo de esta serie, sus personajes y sus tramas peculiares, con esos toques de humor entre la sátira y lo absurdo. El personaje de Mary Cherry es realmente genial y regala muchos momentazos :)
Ahora me apetece mucho volver a verla! Igual te copio estas vacaciones...

Un saludo

Mina Harker dijo...

Pues precisamente yo tengo medio preparada una entrada sobre ella para subirla un día de estos, porque la estuve revisionando hace poquito. Yo sí que me acordaba perfectamente de ella (bueno, del cliffhanger del final me acordaba más o menos, pero no me acordaba de que era TAN cliffhanger), porque no me perdía ni un capítulo cuando la echaban por la 2, y precisamente la primera que me venía a la cabeza cada dos por tres cuando estaba viendo Glee era Popular.

Y es que yo creo que en Glee no ha desarrollado casi ningún tema (o trama, o personajes) que no presentara ya aquí.

En cuanto a los actores que me hizo gracia encontrarme por ahí, de los que se pasan tres segundos y medio en algún capítulo (aparte de Sandra Oh, que sale en dos o tres), pues están Jane Lynch, Simon Helberg o Tom Lenk.

El Malvado Ming dijo...

El capítulo en el que se retan rubias y morenas es hilarante. Es una serie totalmente infravalorada.

MacGuffin dijo...

Ya me parecía raro que Jane Lynch no saliera también en Popular :)

seriéfilo dijo...

Tienes razón, la WB programó muy mal a Popular durante sus dos años de emisión, pero en ese momento estaba en su época dorada y las audiencias que hacía la serie eran muy raquíticas. También se cargó Grosse Pointe un año más tarde que era otra serie teen que desmitificaba los culebrones tipo 90210 que estaba realmente bien.

LiPooh dijo...

Yo la ví en su día en la 2 y no me perdia ningún capítulo. Además hace poco un amigo le dio por verla y me vinieron a la mente grandes capítulos, como el de rubias-morenas o algunos relacionados con Harrison. El cliffhanger es brutal y ya me dirás que te parece. Yo me quedé ojoplatica y desee que hiciesen un spin off con ese personaje.

Saludicos.

Yorch dijo...

Pues sí que hay coincidencias O_O
Viva Sandra Oh ^^. No sé porqué no os gusta la chiquilla.

Creo que nunca he visto ningún capítulo de esta serie.

Saludos!

Julia dijo...

Si no recuerdo mal, aparecía por allí un Wentworth Miller pre-Prison Break haciendo de malvado chantajista.

Addison dijo...

Popular era una excelente serie, que se permitía muchas más licencias que Glee y por eso precisamente creo que era muy superior. El dúo Nicole-Mery Cherry, impagable. Absurda y muy divertida.