07 junio 2010

Momentos perdidos

"Perdidos" acabó hace ya dos semanas, y aunque yo me conjuré para no volver a hablar nunca más de ella (o por lo menos, durante una larga temporada), también es cierto que todo el follón generado alrededor de la sexta temporada me impidió despedirla como se merece. Si otras favoritas como "Verónica Mars" o "Galáctica" tuvieron recordatorios a algunos de sus mejores episodios, "Perdidos" no iba a ser menos. Este blog nació prácticamente con una entrada dedicada a la serie, y aunque no he hecho seguimientos capítulo a capítulo, es una de las que he dedicado más entradas, por lo que se merece algo más significativo para marcar su final. La Señorita Meme (desde el respeto y el cariño) propuso hace algún tiempo uno en el que debíamos elegir nuestros momentos favoritos, y creo que ésa es una buena opción para decir adiós a una serie que tantos buenos momentos me ha hecho pasar, y que me hizo adentrarme en este mundo interneteril. Y a lo mejor debería avisar de que podría haber spoilers si no habéis visto absolutamente nada de "Perdidos".

Mejor temporada: Es verdad que la cuarta fue, posiblemente, la más consistente, pero la primera siempre contará a su favor con esa estupenda sensación de que estabas ante un mundo y unos personajes por descubrir. Y era terriblemente adictiva.

Mayor cliffhanger de temporada: La apertura de la escotilla al final de la primera tuvo su aquél porque, después de todo el jaleo que montó Locke con Boone por intentar abrirla, tenía bemoles que nos dejaran sólo con la visión de una escalera a las profundidades y no nos enseñaran más. Pero el final de la tercera temporada y ese "We have to back!" creo que sigue siendo mi favorito.

La muerte más memorable: La de Artz fue grande, más por los comentarios posteriores de Hurley. Sin embargo, la de Charlie sí que fue un verdadero palo. Ese "thank you" que Kate le dice en el último episodio, cuando se reencuentran en la línea alternativa fue un reconocimiento que Charlie necesitaba.

Un capítulo: Difícil está esto, pero creo que me quedo con "Through the looking glass", verdadero punto de inflexión de la serie que cerraba una tercera temporada que fue de menos a más.

Un personaje: Otra difícil porque mis favoritos han ido variando con las temporadas. En la primera, quería que Kate y Sayid fueran los líderes del grupo (mucho más resolutivos y efectivos que Jack, la verdad), cuando llegó la mitad de la tercera, Juliet era la más interesante, y con el correr de la cuarta y la quinta, su puesto lo ocuparon Sawyer y, sobre todo, Hurley.

Esa pareja especial: Desmond y Penny son la respuesta obvia pero, aunque realmente han sido la pareja romántica mejor llevada, me parece que opto por el dúo que formaban Hurley y Charlie. Sólo porque me hacían reír (y por el principio de la cuarta temporada).
Un tema musical: Mis partes favoritas de la banda sonora de Michael Giacchino son aquéllas en las que homenajea al Bernard Herrmann de las películas de Hitchcock. No obstante, qué queréis que os diga, desde que sonó al principio de la segunda temporada, "Make your own kind of music", de Mama Cass, me acompaña por todas partes. Debe ser, además, la canción más asociada a la serie sin haber sido compuesta para ella.

Un momento inolvidable: Sólo es una escena muy, muy breve, y no tiene el gancho emocional de la conversación telefónica de Desmond y Penny en "The constant", por ejemplo, pero aún tengo en mi cabeza un breve momento creo que de la segunda temporada en el que vemos los pies descalzos de los Otros caminando por la selva y, al final, un osito de peluche atado por una cuerda. Es una imagen clásica de película de terror que siempre resulta efectiva. Ah, y también recuerdo el momento de la tercera temporada en el que descubren que las barbas y las pintas de "indígenas" de los Otros son postizas. Dio un giro total a nuestras concepciones sobre la serie.

El caso es que, retrospectivamente, una temporada tan denostada en su momento como la tercera me parece una de las más entretenidas porque, además, contiene uno de mis episodios "placer culpable" favoritos: "Exposé". Todo ese aire y el final de historia a lo "Alfred Hitchcock presenta" (y la aparición especial de Billy Dee Williams) lo hacen muy divertido.
Publicar un comentario en la entrada