12 junio 2010

La sombra del final

Ayer, "Ohhh! TV Podcast" grabó uno de esos programas monográficos marca de la casa, esta vez referido a "Perdidos" y, principalmente, a su final. Estuvo interesante porque, además de los responsables del podcast y de tres invitados vía Skype (Adri, CJ Navas y una servidora), también contaron con opiniones grabadas de varios blogueros, que contaban qué les había parecido el cierre de la serie y cuáles habían sido sus personajes y momentos preferidos. También les habían hecho a algunos una pregunta: Una vez vista hasta el final, ¿recomendarías "Perdidos"? La respuesta de Alberto, de "Diamantes de serie", fue bastante contundente; no. A él, ese último episodio no sólo no le gustó, sino que le decepcionó, le confirmó que todo había sido una tomadura de pelo y cambió por completo cualquier buen recuerdo anterior que tuviera de "Perdidos". Sólo por el final, no se la recomendaría a nadie.

¿Puede un final arrojar tal sombra sobre una serie (no una miniserie de 10 capítulos) como para hacer desistir a quienes nunca la han visto de su visionado? En el otro extremo, CJ Navas reconocía que a él no le había gustado el final de "Los Soprano", pero que recomendaría la serie sin ninguna duda. Dejemos aquí de lado discusiones rayanas en el gafapastismo sobre las virtudes y defectos de una u otra y si "engañan" o no al espectador. En este caso, no es relevante. Imagina que recomiendas una serie de 7 temporadas diciendo: "Y el final es genial, coherente con lo que ha pasado antes y un cierre estupendo". Pueden replicarte perfectamente: "Ya, pero son 7 temporadas. Hasta llegar al final, ¿está bien o no? Me da igual que el final sea muy bueno si para llegar a él me aburro".

La saga de "Canción de hielo y fuego" son siete libros (o eso afirma su autor, George R.R. Martin). La espera para llegar hasta el último va a ser larga, porque Martin ni siquiera ha acabado el quinto. Si su cierre es decepcionante, ¿todo lo anterior no habrá valido para nada? No sé si es sano enfrentarse a algo tan largo sólo con la expectativa del final y supeditándolo todo a que sea satisfactorio. Al menos, ése es mi punto de vista. Cuando le recomiendo a alguien "Expediente X", en las razones para que la vean casi nunca entra mi opinión del final (un bajonazo importante, mucho más abierto que el de "Perdidos", y eso que te explican casi todo). Creo que no está a la altura de todas las temporadas anteriores (especialmente, las cinco primeras), pero eso no quita para que siga siendo una gran serie y que se pase muy bien viéndola.

Pero también es cierto que su cierre no posee el mismo carácter cíclico que el de "Perdidos". Hay quien se enfrentaba a él esperando que cerrara el círculo iniciado en la primera temporada, cuando era más una historia lineal, y no circular. No sé explicarme mejor, ése es mi punto de vista. Tenemos derecho a sentirnos decepcionados si algo no nos gusta, por descontado. El radicalismo de las opiniones al respecto no hace más que probar que "Perdidos" es más que una serie de televisión.

23 comentarios:

LiPooh dijo...

Yo estoy contigo. Por mucho que el final, no me guste, sí he disfrutado a lo largo de todas las temporadas la recomendaría. Expediente X tiene razones de sobre para verla, independientemente de su final.

sin duda, Perdidos es más que una serie.

Saludicos.

Anónimo dijo...

Pero, vamos a ver... ¿en qué se basa Lost y en qué se basa, por ejemplo, Los Soprano?

Lost, desde casi el minuto 1 de la serie, se basa en un gran misterio que nadie entiende, y para ello te dicen "mira el siguiente episodio, que averiguarás un poco más de ese misterio". Lost NO es una serie de personajes y sus historias... eso es lo que acompaña a la verdadera historia, que es entender qué misterio rodea a la isla (¡¿recordáis que el final del capítulo 1 era el "monstruo" tirando árboles dentro de la isla?! Pues eso... nadie entendía nada, y todos queríamos respuestas)

Así que desde el minuto 1 Lost te está "prometiendo" ir mostrando, poco a poco, ese misterio. Y eso está genial. Pero en ese "desglose" espero encontrar coherencia y lógica (dentro del "todo vale" que Lost introdujo).
Para mi, la mayoría de preguntas que tenía sobre Lost se han explicado (quizás quedarían 4 ó 5 preguntas gordas por resolver, pero bueno, da igual!).
A mi lo que me ha jodido una barbaridad es comprobar, conforme pasaban las temporadas, que la serie se contradecía sin parar, que allí NO había puzzle inicial alguno, y que todo era una invención que iba surgiendo por el camino y que, desgraciadamente, no supieron hilvanar correctamente. Porque puedes hacer esto y saber encajar todas las piezas... con Lost no supieron.
Justamente, y por no volver a poner los "porqués" de mi exposición, ya lo dejé indicado como comentario justo en el blog de "Diamantes en serie":
http://diamantesenserie.blogspot.com/2010/05/12-razones-para-entender-el-exito-de.html

Así que lo que Lost me vendía al principio, desde el capítulo 1, NO se me ha dado. Lost es venta de humo. A lo bestia. Y puedo entender que alguien me diga "pero yo he disfrutado durante el camino"... ok... pero has disfrutado de un algo que es humo (nunca mejor dicho), de un gran sin-sentido, lo cual es totalmente perfecto (cada uno disfruta con lo que quiere), pero NO me vendas ni me digas que es una genialidad, que es una obra maestra, que es la quinta esencia de la televisión que revolucionó el paradigma establecido, porque NO!!

Todas las demás series, como Los Soprano (o por poner algo más reciente como Nurse Jackie), su disfrute parte del día a día, de una historia, de unos personajes, de sus dimes y diretes, de sus particulares situaciones. En Nurse Jackie en muchos episodios NO pasa nada, pero sigue siendo grande.
Es que NO hay color entre la profundidad de los personajes entre una serie y otra.
Y, claro, en estas series, yo NO estoy esperando el final para ver qué le pasa a Jackie o no, pero ni de lejos!! Es más, yo quiero que no acabe, para seguir observando a ese tan particular personaje. Y de ahí que el final de una serie de este estilo suela defraudar, porque han de cortar en un momento dado, han de zanjar la trama y decir "hasta aquí". Y eso a veces es complejo y frustrante.

Yo no sé explicarme mejor... sé que carezco de las palabras para expresar lo que albergo, pero espero haberme hecho entender medianamente. Ya he aburrido a la blogosfera con mis continuas explicaciones.
Pero, lo dicho, con Lost no es que me defraudara el final en sí... sino que ya la temporada 5 y 6 fue un cachondeo inmensurable para mi, y el final solo hizo más que reafirmar todo eso.
Lost fue muy grande en su primera temporada. Después no la reconoció ni la madre que la parió!

ruymanfm dijo...

He leído en algún sitio que el señor Martin dijo previamente que iban a ser tres libros, así que casi parece el caso de una serie de éxito que se prolonga :)

Yo creo también que "lo importante es el camino". Y aunque no son desarrollos ni siquiera parecidos, me encuentro ahora mismo dudando de si comprarme la sexta temporada de Doctor en Alaska (tengo las cinco anteriores) porque sé que no alcanza el mismo nivel, pero al mismo tiempo, me cuesta despedirme fácilmente de los personajes y las tramas.

Por cierto, el bajón en la quinta temporada de Doctor en Alaska coincide con la llegada de David Chase como productor ejecutivo, precisamente.

JimLovell dijo...

Se puede escuchar el podcast que nombras? Es que he estado buscandolo en la página que enlazas y no lo encuentro.

Gracias!

satrian dijo...

Yo solo digo que me he leido los 17 tomos de La Rueda del Tiempo de Robert Jordan, el autor ha muerto y faltan por salir los dos últimos que tendrá que realizar otro autor, y aun así la recomiendo y la recomendaré, como la de George R.R. Martin, por eso sigo recomendando las cinco primeras temporadas de Lost aunque la última me haya decepcionado en parte.

Alex dijo...

"Lo importante es el camino". Es algo con lo que más o menos estoy de acuerdo, pero que no me parece que sea ningún argumento válido a la hora de recomendar una serie o valorar su final.

Porque, supongo, que el que llega al final de una serie lo hace porque pese a todos sus defectos, en su mayoría le gusta lo que ve. Llámenme ingenuo, pero no me imagino un escenario posible en el que alguien sea capaz de aguantar "x" temporadas de algo que realmente aborrece o no le hace disfrutar lo más mínimo (porque tal cosa me parecería masoquismo de primer nivel). Así que, por mucha perogrullada que suene, al llegar al final siempre parecerá que el camino ha sido importante y satisfactorio. Pero repito, eso no me parece válido para nada a la hora de analizar la serie en su conjunto.

Y sobre Lost y el debate de recomendarla o no. Yo la recomendaría, pero avisando y dejando bien claro con lo que se van a encontrar.

Moltisanti dijo...

No te quepa duda de que Perdidos es algo más que una serie de televisión... y aquí me voy a quedar sobre el tema. Desde que acabó estoy como de luto y con una desidia que no me sale nada sobre ella.

En cambio sobre Expediente X si que me apetece hablar. Creo que su final más que decepcionante, es indignante porque tuvo 9 temporadas y 2 películas para "darnos" lo que al final pospuso hasta 2012... y ahora parece que nos quedaremos con las ganas de recibir si no se llega a estrenar la tercera película. A pesar de eso, ese "The Truth" me pareció todo un capitulazo y desde luego que recomendaría ver la serie de principio a fin. Un cosa no tiene que ver con la otra, algo que muchos lian por ejemplo, en el caso de Lost.

Este tema da para un largo debate pero no quiero acabar sin remarcar esto. ¿Qué pasa con los casos de Deadwood y Carnivale (entre otros)? Son dos series finalizadas prematuramente. Las dos te dejan con un final totalmente abierto. ¿Por eso no las vas a ver? Sería una lástima que por ello te perdieras dos de las mejores y más arriesgadas series que ha dado la televisión...

MacGuffin dijo...

Thore Kafka, justo a eso me refería cuando dije lo del gafapastismo, y perdona que te lo diga :). Tu opinión y disección de Perdidos me parece perfectamente válida, aunque yo no la comparto. Pero en este caso de recomendar o no una serie por su final, no importa que Perdidos sea vista ahora como un engaño y Los Soprano como el no va más de la televisión. Sólo en ese aspecto de un final que no gustó a la mayoría de su público son comparables. Y si conforme avanzaban las temporadas de Perdidos te diste cuenta de que aquello era un desastre y un timo, ¿por qué seguir? Yo no habría seguido si en la cuarta temporada me siento estafada, la verdad.

JimLovell, subirán el podcast a lo largo de la semana que viene.

Adri dijo...

Como comento en el podcast, yo soy de la opinión de que el final no tiene porqué enturbiar el recuerdo del resto de una serie o cualquier otra historia que se haya seguido por años.

Aún recuerdo cuando acabé La Torre Oscura, después de 10 años leyendo, después de 7 tochacos... una saga con muchos misterios y que se parece muchísimo a Lost en ese sentido.. y el final.. menudo final. Es de esos que indignan a la mayoría de los fans.. resuelve algunos misterios, otros no.. pero desde luego es el mejor final que yo hubiera imaginado.

Pero aunque crea que es o no el optimo para la saga, dejaría por ello de recomendarla? Nunca. Porque te da lo mismo que te da Lost y es esa avidez capítulo a capítulo y un disfrute puro y duro que no tenemos porqué olvidar o no pierde su valor sólo porque el final no haya sido satisfactorio.

Spidermarga dijo...

Los finales se sobrevaloran. No entiendo por qué un sólo capítulo tiene que enturbiar o engrandecer una serie completa.

Si te gustan todas las temporadas en general no tiene sentido que digas que no merece la pena sólo por el final. Otra cosa es que en el camino no te guste.

Anónimo dijo...

SUPONGO QUE A MI EL FIANL NO ME DECEPCIONO PORQUE MIS EXPECTATIVAS ERAN MINIMAS PUES THE END PARA MI ERA SOLO UN CAPI MAS, LO COMPRO POR LA LAGRIMITA QUE SOLTE Y SI ME GUSTO.

LA FRUSTRACION LLEGA DEL HECHO DE QUE MUCHOS MISTERIOS NO FUERAN RESUELTOS SOLO PORQUE A LOS CREADORES NO SE LES DIO LA GANA, QUE SI PUDIERO LOGRAR ALGO MEJOR, SI, QUE SI LOST ES MAS QUE SU SEXTA, DEFINITIVAMENTE.
SALUDOS.

MacGuffin dijo...

Anónimo, escribir en mayúsculas no queda demasiado bien, pero gracias por tu comentario.

Pablo dijo...

Yo creo que el problema no es si recomendar o no a Lost. A mí me da la impresión de que si un gran fan de Los Sopranos (o de Deadwood, o de Life on Mars, o de Cheers) te la recomienda, e incluso te cuenta el final la vas a ver de todos modos, porque sabrá contagiarte su entusiasmo y estarás esperando sus méritos, que no pasan por la resolución del misterio. Si el mayor entusiasta de Lost te la recomienda y te cuenta su final, a lo mejor empezás a verla, pero pasado poco tiempo la abandonarás porque te vas a dar cuenta de que "la lucha de los personajes por encontrarse a sí mismos ..." y todo eso es algo que al fan le fue interesando porque esos personajes estaban ahí presentes mientras uno esperaba saber qué era ese monstruo (y que, además, compartían con uno ese deseo).
Hagamos esa prueba ¿sí? recomendemos Lost contando el final, a ver si así resiste visionado alguno. Yo supongo que si alguien me spoilea Mad Men sufriré, obvio, pero sería un imbécil si dejara de verla, porque sus méritos están en otro lado.
Querida Mc Guffin, si ponerse a pensar acerca de lo que uno está mirando supone la sospecha de gafapastismo (y si eso es malo) me declaro culpable; y desde ese sitio me permito acordar con vos: Lost es un montón de otras cosas además de una serie, y su valor (o su precio, o su rentabilidad, como quieran llamarlo) radica mucho más en ello, porque el que tiene como serie es bastante poco. Y ahora la respuesta a las preguntas "está ahí", no hay que esperar una semana para ver si lo que venían mostrando tiene algo de sentido o no, y no hay más hype ni cruce de teorías ni revelaciones del cuadro-por-cuadro. Es decir, ahora de Lost queda solo lo que de serie tiene, y hay que pensar si está bien o mal filmada, si los personajes están bien armados, si la trama etc .... ahora la conclusión es que ha sido un excelente producto televisivo, que habrá cambiado el medio. Mi gran preocupación de gafapastas (o de tío que se pone a pensar acerca de lo que ve, porque pensar no duele y no es incompatible con el sentimiento) es ¿habrá cambiado porque los telespectadores somos menos ingenuos y ya no nos dejamos vender semejantes engaños? ¿o porque la "impunidad narrativa" habrá conquistado terreno, y las cotas de calidad establecidas por Los Soprano o The Wire están empezando a retroceder, en función (en "fan"ción) del negocio? Los fracasos (o agotamientos) de Flashforward o de Heroes (cuyos finales fueron más dignos que el de Lost, hay que decirlo) me hacen pensar que el "efecto Lost" va más por el primer interrogante por el segundo. Es que yo soy un optimista.

Mina Harker dijo...

Yo soy de las que muchas veces peca de gafapastismo extremo (xD), pero no suelo tener estas cosas en cuenta a la hora de recomendar o no una serie (la gente que me suele pedir recomendaciones es bastante menos gafapasta que todo eso).
Así que como entretenimiento (pos eso, tampoco voy a recomendarla para nada más), recomendaría como mucho hasta la cuarta temporada, que tendrán momentos mejores o peores, pero que en conjunto me parecen bastante decentes, con algunos momentos muy buenos y, sobre todo entretenidas. Lo que no haría sería recomendar la quinta y la sexta, porque me parecieron las dos una ida de olla y un querer poner cosas que molen para que así mole todo más (véanse los viajes en el tiempo) y ocupar un montón de tiempo llenándolo de aire... y ni siquiera me parecen entretenidas. Si encima no aportan absolutamente nada, que es lo que he visto después de ver el final (y soy de las que no le va a poner más pegas al final, porque me esperaba algo por el estilo), pues no creo que merezca demasiado la pena...

Todo eso gafapastismo aparte y basándome solo en el entretenimiento xD.

PD: Resulta curioso, pero de todos los fans de Martin en general (y de ASoIaF en particular) que conozco, que son unos cuantos (bastantes) y entre los que me incluyo, creo que puedo contar con los dedos de una mano los que andan muertos por descubrir el final de la historia, la resolución. Creo que esa es la diferencia con Lost, donde el motor de la serie es precisamente el saber cuál es el misterio de la isla, por mucho que se hayan empeñado en sacarse de la manga que es que era una serie de personajes (personajes que llevan haciendo las veces de papel de pared desde hace varias temporadas con tal de servir al desarrollo del misterio y la acción. Lo cual habría sido totalmente válido y aceptable si hubieran sido coherentes con ello al final, aunque dejaran cosas sin responder xD).

Crítico en Serie dijo...

Yo ahora no sé si recomendaría Lost justamente por el carácter cíclico que nos vendieron (y que no fue). Pero ya sé que no coincidiríamos ni con un Frappuccino de 7 horas ;)

MacGuffin dijo...

Pablo, creo que me has entendido mal con lo del gafapastismo. Lo decía porque, al traer a colación Los Soprano, el tema podía derivar a "es que es HBO y todo lo que hace HBO va a misa, mientras Lost es de una cadena generalista a las que miramos por encima del hombro".

Yo no le recomiendo nada a nadie contándole el final. Pues vaya gracia, estropearle el gusto de ir descubriéndolo todo por su cuenta :)

Anónimo dijo...

MacGuffin, voy a rehacer mi crítica, a ver si ahora me expreso mejor:

El final de una serie puede ser, según el esquema argumental de la susodicha serie, el súmmum final (es decir, la esencia propiamente de la serie), o un simple punto-final sin mayor trascendencia argumental (y hasta aquí hemos llegado).

Series como Lost, o como Flashforward, o Prison Break (1º temporada), o Heroes (1º temporada), etc., tienen un esquema argumental particular. Son como esas pelis (o episodios de series) que en los primeros minutos te muestran la escena del final, y de golpe dicen "2 días antes", y el resto de la peli te cuentan lo que ha ocurrido entre un momento u otro. Y como dicha forma narrativa han de dividirla en episodios, y para que esto no haga que el espectador deje de verla, abusan (y mucho) de los cliffhangers.

Lost es en esencia esto, aunque en vez de mostrar una escena, te muestran una situación/hecho y te plantean su deseo, siendo en Lost "¿cómo saldrán de la isla?" a la vez de "¿y qué pasa en esa isla?". Esas son las dos preguntas que hacen al espectador quedarse viéndolo (NO ninguna relacionada con los personajes y sus idas y venidas!).
Por ejemplo, en Prison Break (repito, temporada 1, las otras temporadas cambian el hilo argumental), desde el primer momento te plantean la idea: "¿cómo conseguirá salir de la carcel?" y "¿Qué tiene metido en los tatuajes?". Y sigues viéndola porque sientes curiosidad por cómo lo conseguirá (no porque quieres apreciar la personalidad de Sucre).
Y por supuesto, con Heroes... pues "Save the cheerleader, save the world"... y todo dios preguntándose quién es Sylar.

¡¿Importan, en estas series, cómo es el final?! Absoluta y completamente SI.
Porque ahí me terminan de hilvanar lo que me plantearon desde el principio!

Pero, claro, en series como Prison Break, Heroes, etc., este esquema argumental empieza y acaba con cada temporada, haciendo una nueva trama para la siguiente. Por eso, en ambas, tras una primera temporada de 10, bajaron estrepitosamente: difícil volver a crear esa sensación de misterio y volver a hacer que los espectadores se pregunten cosas (total!, ya descubrieron los misterios!).

Pero Lost, que es más lista que un ocho, dice "a mi no me pasa lo que a esas"... y para ello, en vez de hacer esa forma narrativa para una temporada, te lo hace para 6 juntas: "total, hasta que no lo termine de explicar todo, NO van a ser críticos con la inter-coherencia final de los hechos".

Pero ahora pensemos en cualquier serie donde NO importe el final sino el camino... y me valen comedias, dramas, dramicomedias. Pensemos en cualquier procedimental, como CSI. O en dramas como "A dos metros bajo tierra". O en comedias, como Friends. O dramicomedias como "Anatomia de Grey" o "Mujeres Desesperadas". Y quitando las que aún no han acabado, todas las demás tienen un final en el cual han de zanjar con la historia. Y ya está!, no hay más problema!

Claro está, se espera un final digno a toda la trayectoria, pero fíjate en la frase: "final digno a toda la trayectoria"... porque lo importante ahí fue la trayectoria.

¿Importa, por ejemplo, en Friends, su final para que decidas recomendar la serie o no? Absolutamente NADA!!
Ahora, que no me pongan un final bochornoso, que te acordarás de las madres de los guionistas hasta el día que mueras.

Y claro... como los guionistas con más listos que los ratones coloraos, para no pillarse los dedos con un esquema narrativo u otro, te mezclan, y te salen cosas como El Mentalista, House, etc. (trama central y trama de episodio). Así elaboras ambos extremos y la cosa queda equilibrada.

(continúa...)

Anónimo dijo...

En éstas, además, el final podría ser más o menos importante (quizás tienda a menos), porque si por ejemplo en El Mentalista el final es una lucha entre Patrick Jane y Red John... me daría igual si al final muere Red John, se escapa, lo encarcelan, o incluso si muere Patrick Jane. Cualquier me valdría... porque yo no veo la serie para saber qué ocurrirá Red John (o NO veo House para saber si al final se desintoxicará totalmente y se casará con Cuddy y serán felices de la muerte!).


Así, y concluyo con este tocho infumable (yo flipo conmigo mismo viendo los ladrillos que me salen!), que según qué libros/series, importan muchísimo el final (para poder recomendarla), o es justamente lo de menos!!!

Y por eso mismo me choca que en tu entrada me pongas al mismo nivel series que, dada su forma argumental, NO tienen nada que ver: Los Soprano no tiene nada que ver con Lost, ni remotamente!!!

PD: ¿Yo recomendaría Lost? Sí, pero avisando un poco de que dejarían todo a medias.

PD2: Respondiendo a tu pregunta, tras mi enfado con Lost desde la temporada 4-5, seguí viéndola porque, además que la vi TODA la serie hace 3 meses (no me tengo que esperar para ver el siguiente episodio), tenía una GRAN curiosidad por saber cómo coño terminaban semejante tinglado sin-sentido. Y te digo una cosa: Los guionistas de Lost son unos genios, porque han vendido como "obra maestra" algo que es (para mi!) una mediocridad guionística.

OsKar108 dijo...

Cuantas puntos de vista diferentes y a la vez todo interesantes.
A mi sí me gustó el final, sí la recomendaría una vez vista entera (aunque sea consciente de que no todos han esperado o esperarán lo mismo que yo del final).

¡Saludos!

Rem dijo...

Acabo de leer el comentario de Kafka y estoy 100% de acuerdo con el.
Lo mejor de los guionistas de Lost es que han hecho un final de serie malísimo (el cual no hubiese gustado a NADIE al final de la 4ª)y en cambio han conseguido camelarse al público para acabar considerando el final como bueno cuando lo que es es una gran tomadura de pelo.Por que yo lo siento pero si Lost es una serie de personajes entonces si que es muy pero que muy mala desde su temporada 1, o alguien realmente considera que los personajes de lost y su evolución son comparables a personajes como los de los soprano, The Wire....
Acaso tiene el más mínimo sentido comparar como personaje profundo a Locke frente a el personaje de John Goodman en Tremé.
Seamos un poco consecuentes, Lost era una serie de entretenimiento sin más pretensiones, como lo puede ser CSI, el problema, para mi gusto viene de unos guionistas que en vez de hacer su trabajo se han dedicado a investigar los foros e ir haciendo lo que la gran masa quería, sin importarles realmente el conjunto, cada temporada es una historia independiente del resto que encima no termina de casar ni dentro de su temporada.
Ah y por cierto antes de que nadie me lo pregunte, yo al igual que Kafka me vi las 4 primeras temporada mientras cuidaba de mi bebe de 2 meses y la 5ª y la 6ª pues las ví por curiosidad mal sana. También a veces he podido ver un programa de GH y eso no quita para que siga pareciéndome una mierda.

Nahum dijo...

¡¡En 40 segundos, tenía que adecuarme al mensaje, McGuffin, sin mucho más matiz!!

En todo caso, mantengo la idea de fondo, claro. Creo que ya lo han argumentado bastante bien THORE KAFKA (le eché de menos en el post sobre el final, la verdad, para que aportara datos frescos) y PABLO.

Aunque ahora parezca que importaban sobre todo los personajes, sigo manteniendo que "Lost" era, básicamente, una serie de misterio. Un misterio que no era una excusa narrativa, puesto que los mismos personajes perdían el culo y la vida intentando resolver esos enigmas.

Esto es como Agatha Christie: si después de 200 páginas usted no me cuenta quién ha matado a Rogelio Ackroyd, pues siento que he perdido el tiempo. Sin embargo, en Chandler o Hammett, es diferente. La carga de la prueba no está tanto en la trama.

"Lost" es Agatha Christie: necesita un final, una clausura que aporte respuestas. Lo demanda el propio relato y su coherencia (inicial) interna.

Yo no era muy fan y, desde que abrí el blog he estado poniendo pegas aquí y allí. Siempre en la misma dirección: habían entrado en el terreno del "todo vale". Por eso, no es que de repente pase de ser un "superconvencido" a sentirme estafado y renegar como un vampiro de un crucifijo. No. Entonces, ¿por qué verla si no me apasionaba?

1. No veo solo cosas que me apasionan. A veces veo cosas que simplemente me gustan o son interesantes de por sí.

2. Tengo un blog de series y cada vez más las incluyo más en mi trabajo. No puedo dejar pasar una serie de esta trascendencia, quizá el fenómeno más importante de la ficción televisiva. Tengo que estar ahí.

3. Había abandonado al inicio de la tercera. Dos años después, la recuperé. Y, hombre, cuando ya llevas cuatro temporadas y media, como que no te importa el esfuerzo por terminar y saber si iban a salir de ésta los guionistas. Y, para mi sorpresa, la resolución fue peor de lo que me esperaba. Por eso (con muchos matices que no me cabían en 40 segundos) no la recomendaría en su conjunto. Porque hay muchísimas mejores series en las que gastar el tiempo.

Sí recomendaría las dos primeras, de hecho es lo que hago cuando me la piden. Y luego advierto: ojo, que esto no lleva a ningún sitio (para mí, claro, que reivindico la esencialidad de los misterios). Me pasa lo mismo con Héroes, Prison Break o Damages, que solo recomiendo sus primeras entregas.

Creo que el caso de Los Soprano es muy diferente. Porque el punto de partida no era resolver misterios insondables en el New Jersey mafioso. ¡Aquello sí era una serie de personajes desde el inicio...! Ni siquiera creo que BSG sea el mismo caso, porque se trata de una serie mucho más sólida.

Antes de terminar el tostón que me ha salido (¡lo siento, Marina!): nunca termino de saber qué es el gafapastismo. La única que vez que me lo llamaron fue, precisamente, por decir que "Regreso al futuro" era una de mis películas favoritas. Yo pensaba que era una cosa más Festival de cine de Gijón y Cahiers y el cine de Jonas Mekas y Kiarostami... pero nunca aplicada a cosas por naturaleza tan masivas como la televisión.

Y, en todo caso, la noción tradicional de gafapastismo estaría más cercana a todos los amantes de "Lost" que se empeñaban en dilucidar una mitología que requería nociones de religiones antiguas, física electromagnética, historia de las civilizaciones, estudios bíblicos avanzados, literatura comparada, teología ecuménica y narratología aplicada.

¿Gafapasta yo? ¿Por querer solo un relato coherente? Sniff, sniff.

MacGuffin dijo...

Ay, habrá que explicar bien qué es el gafapastismo porque nadie me comprende cuando lo menciono :).

Alberto, no sé hasta qué punto el misterio lo era todo en Perdidos. Sin unos personajes con cierto gancho, esto habría sido como FlashForward. Es cierto que BSG es más sólida (a mí me gusta más), pero se le criticó a su final lo mismo que al de Perdidos: que era demasiado espiritual y no solucionaba un par de flecos importantes.

Anónimo dijo...

Desde mi punto vista (que a algunos parece que se les olvida y escriben "ex cathedra"), el comentario más acertado hasta el momento es: Lost es más que una serie.
¡¡¡Sólo hay que ver el número de comentarios del post!!!
Y para terminar (que no me gusta hacer comentarios kilométricos...), para gustos, los colores.

(Y permanezco en el anonimato porque me sale del kinoto)